FELICES VACACIONES A TODOS

A TODOS MIS ALUMNOS DE 1º DE BACHILLERATO… FELICES VACACIONES A TODOS…A DESCANSAR Y NOS VEMOS A LA VUELTA…NO ESCRIBIRÉ NADA HASTA SEPTIEMBRE…ASÍ QUE…AU REVOIR

Anuncios

EL MUNDO TODAY: ÚLTIMA HORA

Un calvo pone sus entradas a la venta…
A Chiquito de la Calzada se le aparece Jesufistro…
Crean la primera rata gay mediante ingeniería genética…
Descongelan a Walt Disney para preguntarle una cosa…
El Gobierno convoca 10.000 plazas de poli bueno…
Muere la ardilla que le ponía la voz a Shakira…
Detenido por arrancar una página de Internet…
Hallan un hombre culto tras un arbusto…
La vaca que ríe anuncia entre lágrimas que Tranchete ha muerto…

Liberan a un gato de peluche pegado al cristal de un coche con ventosas

Una pareja de ancianos ha encontrado esta mañana un gato de peluche estampado contra el cristal de un coche, encerrado en el interior del vehículo y a punto de perder el conocimiento. El coche, un Suzuki de color gris, estaba aparcado en un centro comercial de Alcorcón y su propietario aún no ha sido localizado.

Nada más ver al animal, los ancianos han avisado al encargado de seguridad del centro, que ha llamado a los bomberos. Éstos han forzado la puerta del coche y han tardado más de veinte minutos en despegar al gato del cristal. “Lo estamparon con unas ventosas pegadas a las extremidades de la víctima. Una verdadera salvajada”, explica un agente. El animal está “mejor, pero sigue con la misma expresión desencajada” y las autoridades buscan sin descanso al autor de la sádica agresión.

“Con el calor que hace, el bicho no hubiera aguantado mucho más”, insisten los bomberos que, tras inspeccionar el vehículo, han encontrado la cola de un conejo colgada del retrovisor. “No augura nada bueno”, explica la Policía, que intenta localizar el resto del conejo debajo de los asientos del coche y en las inmediaciones del lugar. “Alguien que estampa un gato contra el cristal de un coche es perfectamente capaz de desmembrar un conejo”, sospechan los agentes.

Una pegatina de “Bebé a bordo” anuncia atrocidades mayores

La parte posterior del Suzuki luce una inquietante pegatina con la inscripción “Bebé a bordo”. Los expertos creen que “estamos ante un asesino en serie que firma sus crímenes de forma macabra. La cola del conejo, la advertencia de que hay un bebé en el coche… Vamos a desmontar el automóvil pieza a pieza hasta dar con el pequeño”.

La protectora de animales PETA, a través de su portavoz en España, Dolores Parmalat, ha mostrado su repulsa ante lo ocurrido y ha pedido a los medios de comunicación “que no difundan las imágenes macabras del animal estampado por respeto a su intimidad y para no provocar el efecto contagio”.

http://www.elmundotoday.com/2012/06/liberan-a-un-gato-de-peluche-pegado-al-cristal-de-un-coche-con-ventosas/

Carta abierta a Tomás Roncero

Estimado señor Roncero:

Hasta ayer, no sabía de su existencia. No, no vi el partido de la selección (mientras tanto, veía la sensacional Treme). No, no me gusta el fútbol: prefiero el cine o la literatura. Sea como sea, en mi casa sí lo ven (el fútbol, digo) y tuve la oportunidad de ver su momento de exaltamiento tras la victoria de España en la semifinal. En un principio, incluso sentí simpatía por usted.
Verá, creo que el mundo sería mejor lugar si la gente se moviera por la pasión. Que alguien sea capaz de llorar por un partido de fútbol me reconcilia con el mundo. Yo mismo he llorado al leer un libro (Matar un ruiseñor, Harper Lee) o ver una buena película (Revolutionary Road, de Sam Mendes, para más señas). Sin embargo, no comparto su oportunismo al convertir una situación de ocio sin mayor importancia que la que tiene, esto es, mero entretenimiento, en discurso patriótico.
Puede usted pensar que a todos los españoles les llena tanto como a usted que la selección nacional de fútbol gane un partido. A muchos les llenará, les hará más felices, y están en todo su derecho, pero no pretenda convertir a los jugadores (ojo: jugadores, de jugar (Del lat. iocāri), hacer algo con alegría y con el solo fin de entretenerse o divertirse), no pretenda convertirlos, digo, en el baremo a partir del cual medir a los ciudadanos de este santo país. Mejor medirnos a partir de ellos que, qué sé yo, de sus políticos. Admiro el excelente gusto musical de Xavi Alonso, pero no tengo ni idea de cómo juega; por ende, no puedo compararme con él. Tampoco puede pretender que Casillas, Arbeloa, Piqué o Llorente compartan el mismo orgullo patriótico que sienten usted, y su hijo y su señora esposa. De hecho, puede que más de uno y de dos se sientan más orgullosos de hacer bien su trabajo que de representar a España, ese país dividido, esa vieja gloria, ésa que dio la espalda a tantos hijos, ésa que todavía hoy se ríe de nuestros sueños. “Soy español sin ganas”, escribió Cernuda en los momentos más duros de su exilio, perdida ya la esperanza.
Tampoco es que tengamos tanto de qué alegrarnos para convertir su discurso deportivo en Biblia de nuestro tiempo. Porque yo, español medio, no quiero ser un Piqué o un Ramos o un Torres. Me basta con ser lo que soy. Hasta ahí, eso. Un juego, un deporte no me puede hacer sentir orgulloso de mi país, de mi bandera, porque hay que exigir la excelencia.
Ahora, la segunda parte: dice, y cito palabras textuales, “no somos científicos, no somos gente que gana premios Nobel, no valemos para eso”. A ver cómo digo esto sin exaltarme, sin insultar, sin sentirme indignado. Vivo rodeado de científicos e investigadores, de gente que trabaja en equipos de investigación de la HOSTIA, de primer nivel, gente que lucha para erradicar el cáncer o acabar con la desigualdad de este mundo, gente que se tiene que ir del país porque no valemos para eso, porque mejor mandamos a nuestros cerebros fuera y que se lleven los premios Nobel y las becas más prestigiosas y todas las publicaciones. Y vivo rodeado de creadores, de gente que escribe, que diseña, que hace cine, música, que hace del mundo un lugar más vivo, tanto como lo hicieron anoche todos los componentes de la selección nacional de fútbol. Somos científicos, Roncero. Somos gente que gana premios Nobel, aunque tenga que ser fuera de España. Valemos para eso y mucho más, Roncero. Pero son las personas como usted las que seguirán haciendo del país un reducto de pandereta y fiesta. Ojalá esa selección estuviera compuesta por científicos y creadores, porque tendría a bien emocionarme y sentirme orgulloso y tal vez decir “no somos deportistas, no somos gente que gana Mundiales, no valemos para eso”. Entonces podría usted comprender mi malestar, mi enfado y mi vergüenza ajena.
Sólo le digo una cosa: no pierda la pasión. Logre emocionarse con los pequeños detalles diarios. Lea muchos libros, vaya al cine, juegue con su hijo, hágale creer que puede ganar el Nobel de Física. Crea en los españoles, si tanto ama a su país, en los cientos de jóvenes capaces de cambiar el mundo y de ser punteros en cada ámbito, crea en nosotros y tal vez logremos que la fiebre por la Roja esté verdaderamente justificada. Crea como cuando era un niño, nunca olvide al hombre en que se quería convertir antes de que le vetaran la entrada a Nunca Jamás.

Atentamente,

Jose A. Arias

http://josealbertoarias.blogspot.com.es/2012/06/carta-abierta-tomas-roncero.html

RECUPERACIÓN SEPTIEMBRE

1º CCSS: hojas (CON CONTRASEÑA) SE TENDRÁN EN CUENTA SI LAS HABÉIS HECHO VOSOTRAS.

4º ESO: Cuaderno Oxford. APRUEBA TUS EXÁMENES o SM.REFUERZO DE MATEMATICAS.
3º ESO: Cuaderno ANAYA. REFUERZO DE MATEMÁTICAS. JOSÉ COLERA.
1º ESO: Hojas en la página web del IES. Departamento de Matemáticas.

Tiene gracia.
Te ponen a hacer tareas que no tienen nada que ver con la docencia, te obligan a rellenar papelitos de todos los colores, informes que nadie lee, asistir a cursillos plagados de memeces…
Te ponen a vigilar a los niños, a cerrar puertas, a perder horas lamentablemente con patochadas como la atención educativa, te multiplican las reuniones inoperantes y necias…
Machacan a los mejores a base de quemarlos, le roban la ilusión a todo el que llega alegre a la docencia, pensándose que va a ser profesor…
¡Y resulta que ello es porque nos va la marcha burocrática!
El pim-pam-pum al docente es ya un deporte nacional. ¡Menos mal que nos quedan los árbitros de fútbol!

Puedo parecer novel profesora,
mas experta profesional soy,
Antes que nada ¡anhelosa del alumno que ama aprender!
En otra época que recuerdo, mas ¿quién la piensa ahora?
viví otra realidad, quizá idílica, hoy un ensueño.

Mi clase A sólo pregunta: ¿Y si en el examen ponen xjuaguruju?
Ante lo cual responder debo innúmeras explicaciones al problema XY.
Añoro el alumno que busque aprender, no aprobar.

¿Dónde se halla?

En mí clase B

No hay mayor alegría profesional que la de los jueves a primera hora
ante una veintena de alumnos que preguntan el porqué de las cosas,
sin nombrar pruebas, sin apelar al resultado, buscando quizá lo mismo….
Mas denotando un interés que muere.

La formación que reciben los futuros maestros es penosa. El drama es que no basta con seleccionar a los estudiantes que entran en las escuelas de Magisterio: habría que echarlas abajo y volverlas a levantar… con otros profesores, claro. Yo estoy en tercero de Magisterio. En primero tuve una profesora de ciencias que decía, entre otras barbaridades, que un cuerpo más masivo en caída libre llega antes al suelo que uno ligero. En segundo tuve a otro que entregó unos apuntes con perlas como “tal vez halla venido” y “le hace ilución”. Tiemblo pensando qué me encontraré este año. Y por supuesto todos repiten los mismos mantras como los clásicos “lo importante no es tanto la formación intelectual sino la formación humana” y “hay que usar las TIC porque estamos en el siglo XXI”. El hecho es que cuando yo entré en la facultad de educación la nota media para obtener una plaza era bastante alta. O sea, que en cierto modo se seleccionó a los mejores. Pero claro, los ‘mejores’ ya venían bastante estropeados de la secundaria. Recuerdo estar delante cuando una compañera revisaba un trabajo con el profesor y casi me caigo de la silla de lo mal redactado que estaba y las faltas de ortografía que tenía. El profesor se limitó a decirle que había que cuidar las faltas. La muchacha aprobó y, como era la única asignatura que le quedaba para terminar, es posible que ahora esté dando clase al hijo de alguno de ustedes. Yo veo muy difícil romper el círculo porque a los estudiantes de Magisterio, no sólo se les exige muy poco, sino que se les mata todo espíritu crítico (el que piensa, pierde). Si a eso le sumas un profesorado inepto, consigues crear unos maestros mediocres (por no decir algo peor). Y es una pena, porque es obvio que nosotros genéticamente no somos peores que nadie y hay chicos muy capaces y con mucha vocación. El final del cuento ya lo sabemos.

¿Qué cadena? La cadena viene rota desde primaria. Llega rota a secundaria. A la facultad llegan los mejores, que son mediocres dada la exigencia por lo bajo que se les ha aplicado en el Instituto. A los profesores de secundaria, a partir del segundo ciclo, se les fuerza a aprobar o si no lo hacen, deben dar explicaciones por escrito y elaborar un montón de informes y de papeles que no sirven nada más que para marear la perdiz. El chaval no es tonto, es un vago de mucho cuidado.

http://deseducativos.com/