El mayor golpe a la lotería: cómo un hombre la reventó y ganó millones durante años

https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2018-10-27/loteria-golpe-hackear-sistema-ganar-millones_1560389/

Foto: Eddie Tipton ante las cámaras, en la entrada del juzgado.

–¿Qué, has metido tus números ahí?

–¿A qué te refieres?

–Ya sabes, como has escrito el software, puedes meter los números que quieras

Era 2005, y los protagonistas de la conversación eran dos trabajadores de la Asociación de Lotería Multi-Estatal (Multi-State Lottery Association). Se trataba del director de seguridad de información, Eddie Tipton, un tipo rollizo y conservador, aficionado a juegos de rol como ‘Dragones y mazmorras’, y uno de sus compañeros, el contable Gene Schaller, un contable de la Asociación. Fue entonces cuando Tipton empezó a plantearse por primera vez la posibilidad de ‘hackear’ la lotería en la que trabajaba sin que nadie se enterase. No era una cuestión de dinero (aunque la cifra de ganancias oscila entre los 24 y los 31 millones), sino un reto, como manifestó una década después, tras haber sido detenido.

‘Flash-forward’ a enero de 2015, cuando Tipton finalmente es arrestado por fraude. El juicio fue ventilado rápidamente: era tan difícil saber qué había hecho que tuvieron que despacharlo como un simple caso de fraude. En julio de ese año, el ingeniero fue sentenciado a 10 años de cárcel. Estaba claro que tenía que ser más que una coincidencia que el director de seguridad de la lotería, el hombre que tenía acceso al código de las máquinas que seleccionaban los ganadores fuese el mismo que había comprado un boleto con la combinación ganadora de uno de los mayores botes de la historia de dicho juego… antes de entregárselo a uno de sus amigos. Lo que no quedaba tan claro es de qué manera había conseguido acertar la combinación ganadora. Podían tener al culpable, del que hablaban todos los medios, pero sus métodos parecían desconocidos.

El esquema en el que participaron amigos, abogados y familiares no tenía como objetivo el enriquecimiento del trabajador: para él, era un reto

La investigación que se puso en marcha durante los meses siguientes, y que acaba de ser recogida en un reportaje de ‘The New York Times‘, desveló poco a poco lo que algunos han considerado como “el mayor timo en la historia de la lotería”. No se trataba tan solo de que Tipton hubiese pegado un gran golpe, sino que creó una trama de amistades y colegas que, poco a poco, fueron montando sin saberlo una red que abarcaba cinco estados diferentes. Un esquema fraudulento en el que participaron amigos, abogados, potenciales novias y familiares, y que sin embargo, no tenía como objetivo el enriquecimiento del corrupto trabajador. Más bien, como él mismo defendió, se trataba de un reto intelectual: apenas se embolsó 350.000 dólares. El resto se lo quedaron sus compinches, que como él mismo explicaba, necesitaban el dinero más que él.

¡Eureka!

Tipton tenía 41 años en 2005, cuando comenzó a barruntar una manera de ‘hackear’ el juego que tenía entre manos día tras día. Tenía antecedentes penales, uno de los factores que salieron a colación durante el juicio para justificar aquello de “una vez ladrón, ladrón para siempre”: había robado en un almacén en 1981, cuando apenas tenía 19 años. Durante el juicio, muchos recordaron que si había sido capaz de ponerse en riesgo para robar 100 dólares, por qué no iba a hacer lo mismo con los 16 millones del bote de la lotería de Iowa, su mayor golpe y el que terminó siendo su perdición, ya que fue la única vez que compró un boleto él mismo. Como lamentaba el fiscal general de dicho estado, Thomas Miller, quizá no había sido muy buena idea poner a alguien con antecedentes por hurto al frente de la seguridad de la lotería, “invitando al zorro a entrar al gallinero”.

El retrato policial de Eddie Tipton.
El retrato policial de Eddie Tipton.

El primer golpe de Tipton tuvo lugar apenas unos meses después de su iluminación, en noviembre de 2005. El beneficiado fue su hermano Tommy, que muy oportunamente iba a viajar a Colorado siguiendo su máxima obsesión: la caza de Bigfoot. Así que Tipton simplemente le sugirió una serie de misteriosos números y le dijo que tenía una gran posibilidad de hacerse rico si los marcaba en un boleto. “Juégalos todos”, fue el consejo que le dio. Este manifestó más tarde que no estaba muy seguro de que fuese legal –al fin y al cabo, su hermano trabajaba en la lotería–, así que consultó a un abogado llamado Luis Vallejo. La respuesta fue que no había nada de ilegal en el asunto, así que jugó… y ganó más de medio millón de dólares, que fueron recogidos por un tal Alexander Hicks.

En un peculiar giro de la historia, Hicks no fue el único en reclamar el premio, sino que también lo hizo alguien llamado Thad Whisenant, que a la larga se descubriría como un amigo del abogado Vallejo. Si hay alguna moraleja en esta historia, es que la corrupción es fácilmente contagiosa, especialmente cuando la responsabilidad se diluye. Porque eso es lo que descubrió el investigador Rob Sand durante sus años de pesquisas, buceando en los contactos de LinkedIn y Facebook de Tipton: que no se trataba solamente de un par de casos aislados, sino que el informático había trabajado activamente a lo largo de una década en cinco Estados distintos, desde el ya citado Colorado hasta Iowa pasando por Oklahoma, Wisconsin y Kansas, e implicando a amigos, familiares y conocidos.

Alguien había marcado el 3, el 12, el 16, el 26, el 33 y como reintegro el 11: se había llevado 16 milllones y medio, pero nadie dio señales de vida

Sand montó un archivo excel con 45.000 resultados diferentes de lotería y los nombres de los ganadores. Entre ellos se encontraban un tal Kyle Conn, que se embolsó casi 700.000 dólares en la lotería de Oklahoma y que era amigo de Facebook de Tipton; otro se llamaba Christopher McCoulskey; había una misteriosa Amy Warrick, que cuando fue interrogada por los investigadores contestó que había tenido una cita con Tipton que no llegó a ningún sitio, y que tiempo después, le dio los números ganadores como regalo por su compromiso matrimonial, a cambio de una pequeña porción del premio; y el tejano Robert Rhodes, que había ganado casi 800.000 dólares en Wisconsin, y al que volveremos más tarde. En definitiva, todo quedaba en familia. Sand entendía la lógica que los llevó a aceptar el trato –miles de dólares a cambio de cobrar un boleto, algo bastante legal–, pero seguía sin resolver la gran pregunta: ¿cómo lo había hecho? Ese se convirtió en su propio reto.

El gran golpe de Iowa

Probablemente, Tipton no habría sido descubierto si no hubiese sido por la Hot Lotto de Iowa, uno de los golpes más ambiciosos llevados a cabo por el ingeniero. El 24 de diciembre de 2010, en plena Navidad, la lotería de dicho Estado confirmó que alguien había marcado el 3, el 12, el 16, el 26, el 33 y como reintegro el 11, por lo que fuera quien fuese, había conseguido –con una probabilidad de una entre casi 11 millones– llevarse un cuantioso bote de 16 milllones y medio. Entonces ocurrió algo que jamás había pasado antes: nadie reclamó el premio. Ni al momento, ni tres meses después, ni seis, ni nueve. La única pista era una grabación en la que se mostraba a un misterioso hombre encapuchado comprando el boleto en un área de servicio en la interestatal de Des Moines.

Tan solo fue un año y medio después cuando un tal Philip Johnston, un abogado de Quebec, llamó a la lotería de Iowa y dio el código correcto. Todo olía fatal, empezando por la reticencia del letrado a dar su identidad y terminando por el supuesto beneficiario del boleto, una organización con sede en Belize. Este terminaría confesando que fue un tal Robert Rhodes quien le había dado el ticket, pero las autoridades sospechaban desde hacía tiempo. Sin embargo, tendrían que pasar otros tres años más, hasta otoño de 2014, para que se decidiesen por fin a publicar el vídeo del misterioso comprador. No pasó mucho tiempo hasta que unos cuantos compañeros se dieron cuenta de que se trataba del bueno de Eddie Tipton, al que conocían desde hacía décadas y del que no había motivos para sospechar… más allá del casoplón de medio millón de dólares que se había comprado.

Era el típico buen vecino, como ocurre en los casos de homicidio: echaba 60 horas a la semana y demostraba mucha pasión por lo suyo, quizá demasiada. Uno de sus compañeros se lamentó de que era como descubrir que tu madre es un asesino en serie, así que se decidió a convertirse en el soplón que llevó a la detención de Tipton. Durante el primer juicio, el defensor expuso la teoría ‘Misión imposible’ (una reducción al absurdo), según la cual de ser cierto lo que proponía el fiscal el informático había instalado un software malicioso (‘rootkit‘) en uno de los ordenadores que seleccionaba los números ante dos compañeros y nadie se había dado cuenta de ello. Así que tan solo pudo ser castigado por intentar comprar lotería siendo uno de los responsables de su seguridad, algo que era ilegal.

Fue, hasta cierto punto, una pequeña venganza: muchos días trabajaba hasta las 11 de la noche, y se sentía esclavizado: “No tenían límite”

Pasaron varios meses hasta que Sand finalmente recibió el email con la respuesta, apenas 21 líneas de pseudocódigo que Tipton había introducido en el software que selecciona al azar los números de la lotería; un programa denominado QVRNG.dll (Quantum Vision Random Number Generator). El sistema de azar de la lotería era peculiar: tomaba una lectura del contador Geiger que traducía a un largo número, la conocida como “semilla”; ahí es donde se encontraba el verdadero factor de azar. Esta, a su vez, se introducía en un algoritmo, que generaba una combinación pseudoaleatoria que proporcionaba el resultado final. Lo que hacía el código de Tipton era utilizar una semilla programada de antemano, lo que limitaba significativamente el rango de números que podían ser seleccionados. En otras palabras, ya no había 10.939.383 posibilidades, sino alrededor de 200. Bastaba con hacer una pequeña inversión en esos números potencialmente ganadores.

“Nunca fue mi intención montar una estafa total”, terminó confesando “el empollón de los juegos”, como lo denominaba ‘The Register‘. Fue, hasta cierto punto, una pequeña venganza: muchos días trabajaba hasta las 11 de la noche, y se sentía esclavizado. “No había ningún límite en lo que me pedían”, desveló en su confesión. En ella, también se lamentaba de que sus superiores siempre hacían caso omiso a sus advertencias, así que decidió aprovechar la coyuntura. Tipton fue condenado a un máximo de 25 años de prisión (probablemente saldrá en siete) y a devolver 2,2 millones, aunque él mismo nunca percibió más de 350.000 dólares. Por si alguien se lo está preguntando, el ‘software’ hackeado ya no se utiliza. Pero como se suele decir, quien hace la ley, hace la trampa: quizá sea cuestión de tiempo que alguien encuentre el punto débil del nuevo sistema.

La Voyager 2 está a punto de dejar atrás el Sistema Solar para adentrarse en el espacio interestelar

https://www.xataka.com/espacio/voyager-2-esta-a-punto-dejar-atras-sistema-solar-para-adentrarse-espacio-interestelar

La Voyager 2 está a punto de dejar atrás el Sistema Solar para adentrarse en el espacio interestelar

Las sondas Voyager son una de las cosas que más debería fascinarnos y enorgullecernos como humanidad. Hemos conseguido enviar una pizca de humanidad a miles de millones de kilómetros de la Tierra, con la esperanza de que en algún momento alguien encuentre esos mensajes en forma de sonda y sepa que hay alguien más en el universo, nosotros. Ahora, la Voyager 2 está a punto de conseguir otro hito en su historia: entrar en el espacio interestelar.

Tanto la Voyager 1 como la Voyager 2 tienen como propósito ir más allá del Sistema Solar que conocemos para llevar con ellas mensajes que nos identifiquen como humanos. Pero si bien ambas fueron lanzadas con tan sólo días de diferencia, la Voyager 2 aún no ha conseguido salirse del Sistema Solar como lo hizo su gemela en septiembre de 2013. Esto se debe a que han seguido trayectorias distintas, la Voyager 2 ha pasado por los cuatro planetas gaseosos del Sistema Solar para coger más impulso y viajar en una dirección distinta a la de su hermana. Esta trayectoria distinta le ha supuesto cinco años extra.

Pero parece ser que finalmente va a conseguir salir del Sistema Solar. Según ha informado la NASAa finales de agosto comenzaron a notarque dos instrumentos diferentes de a bordo indicaban un pequeño aumento de la cantidad de rayos cósmicos. Es algo similar a lo que experimentó la Voyager 1 en 2012, cuando se preparaba para salir a explorar lo que hay más allá del Sistema Solar.

NASARepresentación de la NASA para situar fácilmente la posición de las dos Voyager ahora mismo.

La nave se encuentra actualmente a unos 17,7 mil millones de kilómetros de la Tierra. Como poner estas cifras en perspectiva no es sencillo, es aproximadamente 118 veces la distancia entre la Tierra y el Sol. Pero es difícil predecir cuándo la sonda abandonará el Sistema Solar, o en otras palabras, cuando cruzará la Heliopausa.

Si se ha salido o no lo sabremos cuando nos abandone del todo

Lo curioso de todo esto es que ahora mismo la Voyager 2 está en un punto intermedio entre el Sistema Solar y el espacio exterior. Este punto intermedio es la Heliosfera, todo el área que a pesar de ir más allá de Plutón, aún está bajo la influencia del viento solar y su campo magnético. Le queda poco, pues se empiezan a notar partículas provenientes de fuera, partículas que el viento solar ya no puede repeler tan fácilmente.

En algún momento a medio plazo se espera que la Voyager 2 cruce la Heliopausa, el punto a partir del cual comienzan a aparecer vientos y partículas cósmicas provenientes de otras estrellas. Cuando eso ocurra, los sensores de la sonda detectarán partículas cósmicas totalmente diferentes y sabremos que efectivamente ya ha cruzado más allá de lo que nuestro Sol puede proteger.

Las trayectorias de las dos Voyager son diferentes, las fases que han seguido o seguirán también lo son. Por complicar más las cosas, la Heliosfera tiene un tamaño distinto en cada momento, se contrae y se expande según las erupciones del Sol y sus vientos solares, generalmente en un ciclo solar de de 11 años que varía dependiendo de su actividad. Por lo que tampoco tardará lo mismo que la Voyager 1 en pasar esta etapa.

Así que sólo nos queda esperar para ver cómo responde la Voyager 2 ante los cambios que está experimentando. Una vez logre abandonar el Sistema Solar, será el segundo objeto creado por un humano que se adentre en el espacio interestelar. Se espera que New Horizons también lo haga, así como las Pioneer 10 y 11.

Más información | NASA

Descubren que las mascotas si tienen noción del tiempo

https://www.elimparcial.com/LoCurioso/2018/10/27/1383444-Descubren-que-las-mascotas-si-tienen-nocion-del-tiempo.html

Descubren que las mascotas si tienen noción del tiempo

Cuántas veces nos preguntamos cómo pueden saber nuestras mascotas que es la hora en la que llegamos de trabajar, o que llegó el momento de comer, o de salir a pasear, o de levantarnos.

Investigadores de la Universidad del Noroeste (Estados Unidos) pudieron comprobar que nuestros animales sí tienen idea del paso del tiempo.

En un comunicado, la Institución explicó que nuestros compañeros peludos tienen un conjunto de neuronas que se activan “como si fuesen un reloj” mientras esperan. Según explicaron, este trabajo representa “una de las evidencias más claras de que los animales tienen noción del tiempo”.

¿Cómo lo determinaron? Pues decidieron estudiar la corteza entorrinal, ubicada en el lóbulo temporal medio del cerebro, que está asociada a la memoria y la navegación. Dado que codifica información espacial, el líder del estudio, Daniel Dombeck, aventuró que quizás también estaba relacionada con el tiempo. Y, al parecer, no estaba equivocado.

En el experimento, tomaron una cantidad de ratones que debieron correr en una cinta, en un entorno de realidad virtual: tenían que correr por un pasillo, detenerse a mitad de camino y esperar seis segundos a que una puerta se abriese y, luego, continuar hasta el final para recibir una recompensa. Luego de varias sesiones, llegó el momento de la verdad: hicieron invisible la puerta donde debían parar.

¿Qué pasó? ¡Pararon durante seis segundos de todas formas! Sabían dónde estaba ubicada la puerta gracias a la diferencia de texturas del suelo, así que se detuvieron allí el tiempo correcto y luego corrieron hacia el final.

“Lo importante aquí es que los roedores no sabían si la puerta estaba abierta o cerrada porque era invisible. La única manera de resolver esta tarea en forma eficiente es utilizando el sentido del tiempo del cerebro”, afirmó James Heys, autor principal del artículo publicado en la revista científica Nature Neuroscience.

Este no fue el único hallazgo, los neurocientíficos observaron que las neuronas asociadas al control espacial se encendían; pero cuando se detenían frente a la puerta invisible, se apagaban y aparecía otro conjunto de células diferente, lo que fue “una verdadera sorpresa y un nuevo descubrimiento”. De acuerdo a Dombeck, estás “células del tiempo” no se activaron mientras que corrían sino solo en descanso, pero “codifican cuánto tiempo ha pasado quieto”, consideró.

La investigación no es meramente anecdótica sino que podría tener implicancias para los humanos. Según indicaron, este nuevo grupo de neuronas podría ser útil en la investigación de enfermedades neurodegenerativas. “Los pacientes con Alzheimer olvidan cuándo pasaron las cosas.

Quizás sea porque están perdiendo algunas funciones básicas de la corteza entorrinal, que es una de las primeras regiones del cerebro afectadas por la enfermedad”, consideraron. “Esto podría llevar a una detección temprana: podríamos comenzar preguntando cuánto tiempo ha pasado o pedirles que naveguen en realidad virtual, al igual que a los ratones”, concluyeron según información de Con Bienestar.

El negocio de las residencias de mayores en España

https://www.infolibre.es/noticias/opinion/plaza_publica/2018/10/28/el_negocio_las_residencias_mayores_espana_88013_2003.html

Para los ocho millones de personas con más de 65 años que viven en España las plazas disponibles con cobertura pública en residencias de mayores (bien públicas o bien concertadas en centros privados) cubren apenas a sesenta de cada cien usuarios. Porque del total de 372.000 plazas disponibles (lo que supone un 4,3% de cobertura sobre la población de más de 65 años), solo 208.000 lo son en centros públicos o con plazas subvencionadas en centros privados concertados.

Las restantes 164.000 son plazas en centros privados y sin financiación pública(el 44% del total). Es esta una situación de más de un 40% de oferta de plazas a precio de mercado que, como veremos en este análisis, provocan una masiva e invisible exclusión de potenciales usuarios.

Ya que los pensionistas que perciben una pensión superior a los 1.500 euros mensuales (precio de referencia medio de dichas plazas en el mercado privado) solo son apenas quince de cada cien pensionistas. Una minoría abrumadora.

Análisis de la oferta

Aun así aquél 4,3% de cobertura total supone un ratio por debajo de lo aconsejado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Siendo así que para llegar al porcentaje aconsejado por la OMS (5% de la población de más de 65 años) sería necesario contar en España con 60.000 plazas más en nuestros centros residenciales, cosa que, de no variar el ritmo al que ha evolucionado la oferta estos últimos años, nos llevaría una década.

Gráfico 1

En el Gráfico 1 recogemos las asimetrías territoriales existentes en España en la cobertura de este importante servicio social. Como bien se observa, en algunas Comunidades Autónomas la situación es razonablemente positiva en cuanto a cobertura total (así en las dos Castillas, Extremadura, Asturias o Aragón), mientras en otras (sobre todo Murcia, Valencia, Canarias, Baleares, Andalucía o Galicia) la situación es de una cobertura muy defectiva.

No es menos importante destacar que comunidades con muy baja cobertura anotan, al mismo tiempo, una escasa presencia de la oferta pública –sucede esto en Galicia, Valencia, Canarias o Baleares (ver Gráfico 2)–, lo que sugiere que en estos casos, y por medio de la oferta pública, es donde debiera priorizarse la dotación de aquellas 60.000 plazas.

Gráfico 2

La coincidencia entre baja cobertura pública total y una elevada cuota de la parte de la misma que cubren los centros privados a precios de mercado, podría indicar no tanto una escasa demanda potencial sino todo lo contrario.

Así, una región tan envejecida como Galicia dispone de una cobertura total muy escasa: 21.137 plazas (un 3,2% en el Gráfico 1). De las cuales 6.976 son públicas mientras que 14.161 se ofrecen en centros privados (33% y 67% en el Gráfico 2).

Como se observa en este ejemplo, el hecho de que la oferta estrictamente privada duplique a la pública (ya en centros públicos o concertados) indica que en Galicia existe una gran demanda de estos servicios sociales, pero que la oferta pública es muy defectiva (como bien se observa en el Gráfico 3); que está cediendo terreno a un gran negocio privado realizado sobre una necesidad social preferente, una necesidad que la oferta pública no está cubriendo.

Galicia se situaría así en las antípodas de Castilla-León, que cuenta con una cobertura total doble que la gallega en el Gráfico 1 pero que, además, lo hace con una cuota de plazas públicas (en centros públicos o concertados) del 69% frente al 33% de Galicia (Gráfico 2).

Gráfico 3

Precio medio y pensión media

Además de una oferta defectiva total de servicios de residencia para nuestros mayores y de una excesiva cuota de la oferta en residencias privadas (sobre todo en las regiones donde más demanda existe, en compañía de una menor oferta pública) es importante evaluar la financiación y pago de estos servicios sociales.

Sabemos que sus usuarios son mayoritariamente personas mayores de 80 años y sobre todo mujeres (70%). Conviene tener muy presente, en consecuencia, que la pensión media percibida por las mujeres en España se sitúa en torno a los 700 euros mensuales de acuerdo con los datos oficiales (aquí).

Pues bien, según informa la publicación anual “Las personas mayores en España”, el precio promedio de una plaza en una residencia pública (página 378 de dicha publicación) ronda los 16.000 euros de los que el usuario aporta unos 6.800 (algo menos del 43%).

De acuerdo con estas cifras la aportación del usuario medio en la red pública se situaría en 567 euros al mes, lo que supone el 80% de su pensión. Es obvio que si el usuario tuviese que soportar el coste íntegro de una plaza (unos 1.300 euros) quedarían excluidos de este servicio social la mayor parte de los pensionistas.

En los datos oficiales que estamos manejando llama la atención que dicho precio promedio total oscile entre los 8.800 euros de Extremadura (donde el usuario aporta 3.700 anuales) hasta los 24.000 de Baleares (donde el usuario aporta 12.400 en un año). Una gran diferencia en la aportación del usuario que nada tiene que ver con la diferencia en las pensiones medias en ambas regiones (de menos de mil euros anuales) y que provoca sin duda obvios efectos de exclusión.

Más allá de la tan desigual contribución del beneficiario del servicio público (308 euros mensuales en Extremadura y 1.033 en Baleares) esta oscilación supone un coste público muy desigual que no es fácil de justificar. Así frente a un coste público mensual medio en España de cada plaza de residencia de mayores de unos 766 euros, en Extremadura dicho coste mensual asciende a unos 416 euros y en Baleares a 1.000 euros. Sería muy necesario auditar estas variaciones (por ejemplo por parte de nuestra Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) para evitar eventuales despilfarros de recursos públicos en un servicio que tan necesitado está de ampliar su cobertura pública.

No obstante lo anterior, lo más importante es señalar que las plazas en centros privados, y no concertadas, tienen a día de hoy un coste medio de mercado para el usuario por encima de los 1.400 euros. Una cifra que supone nada menos que el 70% de la pensión máxima actual en España y que, por tanto, excluye a la inmensa mayoría de la población femenina potencialmente demandante de este servicio. Pues de 4.900.000 mujeres pensionistas apenas 300.000 (el 6%) cobran una pensión superior a los mil quinientos euros.

Lo que significa que, más allá de esa minoría, la insuficiente cobertura pública (en centros públicos o concertados) está suponiendo un saqueo económico para aquellas personas que no tienen otra alternativa para llevar una vida digna en su vejez que ingresar en una residencia a precios de mercado privado.

Saqueo y exclusión

Un saqueo de personas mayores sin ingresos suficientes que se convierte en un suculento negocio para las empresas que saben que tal demanda social existe y, también, que la cobertura pública actual es más que insuficiente.

Lo que provoca una exclusión social que no es ajena a que con cierta frecuencia aparezcan, pasados días o meses, mayores solitarios fallecidos en sus domicilios. Pues otras formas de asistencia (tele asistencia, ayuda a domicilio, comedores de día) no debieran servir de excusa para abandonar una buena parte de la cobertura en residencias de mayores en nuestro país a la depredadora mano invisible del mercado.

De todo lo que antecede se concluye que sería necesario:

  1. Auditar y hacer converger en mayor medida el coste de la provisión pública de este servicio en toda España.
  2. No menos importante sería ajustar la aportación media del usuario en la red pública a un mismo porcentaje (nunca más del 70% frente al 80% actual) de la pensión media femenina de cada Comunidad Autónoma.
  3. Reforzar la red al menos en 60.000 plazas públicas en los próximos cinco años, priorizando el hacerlo en centros públicos más que con conciertos en centros privados; y hacerlo sobre todo en las regiones con menor cobertura total y con menor presencia de la oferta pública.
_____________

Albino Prada es doctor en Economía y miembro de ECOBAS

Tú me arruinas

Gran canción de The Veronicas con 4 años ya.

Job well done
Standing ovation
Yeah you got what you wanted
I guess you won
And I don’t want to hear, they don’t know you like I do
Even I could’ve told you
But now we’re done

‘Cause you play me like a symphony
Play me till your fingers bleed
I’m your greatest masterpiece
You ruin me
Later when the curtains drawn
And no one’s there for you back home
Don’t cry to me, you played me wrong
You ruin me

I know you thought
That I wouldn’t notice
You were acting so strange
I’m not that dumb
And in the end I hope she was worth it
I don’t care if you loved me, you make me numb

‘Cause you play me like a symphony
Play me till your fingers bleed
I’m your greatest masterpiece
You ruin me
Later when the curtains drawn
And no one’s there for you back home
Don’t cry to me, you played me wrong
You ruin me

We’re that song you wouldn’t sing
Just a broken melody
You’re killing me

You play me like a symphony
Play me till your fingers bleed
I’m your greatest masterpiece
You ruin me
Later when the curtains drawn
And no one’s there for you back home
Don’t cry to me you played me wrong
You ruin me

Lo que el fin de Roma dice sobre el futuro de la democracia

https://www.elindependiente.com/tendencias/historia/2018/10/07/hacia-tormenta-duncan/

Loba de Roma

Lobo de Roma. G.M.P.

La democracia occidental está en la encrucijada, amenazada por el auge de los nacionalismos, las fake news, el aumento de la pobreza, el rechazo de la inmigración. Líderes como Trump, Salvini u Orban son señalados como una amenaza para los cimientos de la sociedad. A la clase política tradicional le cuesta mostrarse a la altura del desafío. También los procesos electorales, piedra angular de la democracia, se han convertido en peligrosas incógnitas: las urnas no paran de vomitar victorias de candidatos antisistema.

“No se pueden establecer analogías perfectas con el presente pero hay suficientes parecidos

Al historiador y podcaster Mike Duncan, la encrucijada que atraviesa Europa y Estados Unidos, se parece mucho al colapso de la república romana. Su último libro, Hacia la tormenta (Ariel), es una reflexión sobre el pasado mirando al futuro. Es el primer libro de este historiador que en 2007 se hizo famoso al crear uno de los primeros podcast sobre la Roma antigua. Para Duncan los cinco siglos de república (509 a.C. -27 a.C.) que precedieron a la llegada del Imperio (27 a.C. – 476 d.C.) son una mina de enseñanzas para la clase política de hoy.

Codicia de las élites

“La forma de gobierno de la república romana contenía una mezcla de elementos democráticos – dice Duncan -existía el Senado, una élite aristocrática y privilegiada; el poder ejecutivo de los cónsules y finalmente las asambleas legislativas populares. Un componente democrático que permitía la participación de los ciudadanos de Roma. Sus poderes eran amplios: podían orientar la política de la ciudad y tenían la última palabra en la elección de los altos cargos”.

En Atenas el sistema participativo duró apenas cien años, en Roma 500

De hecho Duncan pone el modelo romano por encima de Atenas, considerada la cuna de la democracia. “En Atenas el sistema participativo duró apenas cien años y con muchas limitaciones. El sistema político romano duró cinco siglos. Una longevidad extraordinaria si pensamos que el mismo concepto de democracia liberal es un concepto relativamente reciente”.

El autor no busca una engañosa correspondencia del mundo romano con la actualidad: en Roma existía la esclavitud y las mujeres estaban segregadas de la vida pública. Duncan propone una reflexión sobre cómo un sistema político participativo acabó convirtiéndose en una autocracia dictatorial: el imperio.

Más riqueza, menos participación

“Si miramos al estado en que se encuentra Europa o Estados Unidos, encontramos unas élites que no prestan atención a una distribución equitativa del poder y de la riqueza. Se resisten al cambio para proteger sus intereses egoístas sin darse cuenta de que por el afán de conservar a toda costa sus privilegios corren el riesgo de destruirlo todo”, dice Duncan.

Podemos impedir que se repitan los errores del pasado

Es precisamente lo que pasó en la última fase de la república romana, cuando las tentativas de reforma agraria para mejorar las condiciones de las clases más humildes o la extensión de la ciudadanía romana, fracasaron por las resistencias del Senado. No fue una derrota incruenta. En los tumultos perecieron los impulsores de la reforma, los hermanos Graco, abriendo una temporada de inestabilidad y revueltas que se convirtieron en guerra civil cuando llegaron a enfrentarse dos facciones del ejército: Mario contra Sila.

“Las élites senatoriales querían tener más poder y riqueza y empezaron a reducir las formas de participación”, explica Duncan. Esta miopía de la  república tardía creó las condiciones para que el sistema cayera en manos de personas realmente poderosas, generales como Julio César o Marco Antonio, el fundador del Imperio.

“No se pueden establecer analogías perfectas”, dice Duncan, “pero hay suficientes parecidos: el aumento de la desigualdad económica, la corrupción y el prevalecer del bienestar privado sobre el bien público. Deberíamos tratar de evitar los errores de la república romana para no caer en una dictadura”.

Entonces los dominios de Roma se limitaban al grueso de Italia, la franja costera de Túnez y Libia, el Peloponeso en Grecia y la costa del levante de la península Ibérica. La expansión militar y la acumulación de grandes riquezas coincidió con el desmoronamiento de las instituciones republicanas.

Colapso de las instituciones

“El Imperio es la expresión más gloriosa del mundo antiguo. La civilización romana floreció a pesar del colapso de las instituciones republicanas y participativas”, dice Duncan. Formalmente no desaparecieron del todo: tanto el consulado como el Senado seguían existiendo pero vaciadas de competencias. Todo el poder estaba en manos del emperador y de su familia.

¿Se podía evitar el colapso de la república romana? Duncan ha intentado dar una respuesta con una simulación replicando las condiciones del principio de la república: la misma extensión, población, recaudación de impuestos y riqueza, etc. La conclusión ha sido que sí, se podía salvar pero a quienes estaban en el Senado, su mentalidad, les impedía ver cualquier otra opción. “Quizá sea demasiado injusto pedirles ser diferentes de lo que eran pero hoy tenemos la experiencia del pasado y no es demasiado tarde para impedir que se repitan los errores del pasado”.