El camino de la soledad

https://psicopedia.org/5011/el-camino-de-la-soledad/

soledad

La fragmentación actual de los lazos sociales fomenta un sentimiento de soledad que limita nuestras vidas, no estamos solos, sino que nos sentimos solos. La diferencia es la intensidad y la satisfacción que recibimos en la relación con los otros. 

La soledad esta asociada al vacío y la tristeza, causa temor y desesperación sobre todo cuando ha sido postergada durante un largo periodo de tiempo.

La dificultad para estar solo, tanto como las dificultades para relacionarse con otras personas, forma parte de los aspectos centrales de la soledad.

En la vida todos caminamos en soledad

Todos en algún momento de la vida hemos transitado por el camino de la soledad, una experiencia de desarrollo personal que nos abre las puertas al despertar interior desconocido. Algunas personas están convencidas de que la soledad es mucho mejor que el hecho de sentirse mal acompañado.

Cuando nos rodeamos de gente nos limitamos a seguir las creencias de los demás para no romper con la dinámica de grupo. La soledad, en cambio, significa abrirse al pensamiento propio y original.

La soledad es la fuente de las inspiraciones

Las personas somos seres sociales, pero tras pasarnos el día rodeados de gente, atentos a las redes sociales y conectados al móvil, la soledad ofrece un espacio sanador de reposo.

Algunas personas que han experimentado la soledad han creado obras de arte y han llegado a un grado de concepción de descubrirse a si mismos.

Tenemos la creencia de que toda creatividad y productividad proviene de un lugar extrañamente sociable. Sin embargo, la riqueza creativa que surge de la soledad es el ingrediente crucial de la creatividad. La soledad para algunas personas es tan importante, como el aire que respiran.

La conquista de tu libertad

Cuanto menos solo estás, más te cuesta estarlo, pero solo cuando estas a solas contigo mismo es cuando eres completamente libre.

La vida se organiza y se construye en las relaciones interpersonales. Nuestra conducta está configurada, en gran parte, por la vida con los otros; así como nuestras creencias.

Las relaciones permanentes, generan expectativas, crean lazos y vínculos que consolidan certidumbres y permiten construir un sentimiento de continuidad, de protección y seguridad.

El termino “soledad” esta ligado a la situación de una persona que esta sola momentánea y asociada al aislamiento, al estado de abandono y a la separación.

Si toleramos el aburrimiento y el vacío seremos capaces de desarrollar algo nuevo y de desintoxicarnos de un mundo lleno de estímulos y de sobrecarga informativa.

La soledad no presenta de modo sistemático una connotación negativa

“Estar solo” es algo que se aprende, uno aprende a estar solo, a soportar el sentimiento de soledad y también a aprovecharlo de buena manera.

En el camino de la soledad dejamos ese espacio en blanco para escuchar sin interferencias lo que sentimos y necesitamos.

Es importante no confundir la soledad con el aislamiento, de hecho, aislarse es un modo de evitar la soledad. La soledad no excluye necesariamente al otro, como ocurre cuando uno se aísla de los demás.

Podemos aislarnos de muchas maneras, sin que haya la mínima realización de soledad.

Por lo tanto, no es lo mismo “estar solo” que “sentirse solo”, como tampoco tener muchos amigos significa no estar solo. Lo que cuenta en todo esto es la intensidad y satisfacción en la relación con los demás.

Nota del Editor

Se ofrece para su descarga el interesante estudio “Bienestar Eudaemónico y soledad emocional y social”, publicado por la Universidad de Valencia (2013), en el que sus autores (O. Fernández, M. Muratori y E. Zubieta) exploran los niveles de bienestar psicosocial y de soledad emocional y social, e indagan en la relación entre ellos, así como en posibles diferencias en función de variables como el género, la realización de actividades de ocio o la práctica religiosa.

El caos de la macrodemanda contra bet365 que acabó archivada: errores, mentiras y problemas para recuperar el dinero

https://www.eldiario.es/economia/macrodemanda-archivada-mentiras-problemas-recuperar_0_951555214.html

José Coronado anunciando la casa de apuestas online bet365.es

José Coronado anunciando la casa de apuestas online bet365.es

Era “un frente común en defensa de los derechos de los apostantes”, una vía para “poner en conocimiento de los tribunales las prácticas fraudulentas”. Era primavera de 2016 y acababa de nacer mueBETe, un proyecto para aunar jugadores que querían demandar a bet365 por bloquear sus cuentas. Pero en todo este tiempo ha pasado de todo: la denuncia no prosperó por errores del abogado, los clientes le acusan de ocultar información y, claro, piden la devolución de su dinero, que llega con cuentagotas. Hay más de 200 afectados.

La plataforma comenzó como un punto de encuentro de clientes de bet365 a los que se les bloqueaba la cuenta tras haber conseguido beneficios importantes. Así, les impedían seguir jugando y, de paso, extraer los beneficios acumulados. Son los denominados ‘típsters’, que estudian modelos estadísticos de distintos deportes para apostar con mayor probabilidad de acierto.

Después, contrataron los servicios de un abogado, Ricardo Fábrega, para presentar la demanda judicial. Cada jugador que quisiera formar parte de la causa tenía que aportar 60 euros. La coyuntura animaba sumarse a la iniciativa: las sentencias condenatorias contra esta casa de apuestas por “cláusulas abusivas” se han sucedido en los últimos años. Pero el tiempo pasaba y apenas había novedades sobre el proceso judicial. Cada vez que los integrantes de mueBETe leían la noticia de una sentencia condenatoria a bet365 por casos similares pero denunciados por particulares, se extrañaban de que siguieran sin noticias de su caso.

Fábrega informaba de las novedades a través de un canal privado de Telegram donde, entre otras cosas, les contó que la demanda había sido admitida a trámite, que estaban a la espera de juicio y, de paso, criticaba el “lento funcionamiento de la Justicia”. Así durante tres años, aunque el enfado se iba generalizando y uno de los afectados decidió llamar al juzgado. El resultado fue la confirmación de sus peores presagios. Lo que fallaba no era el funcionamiento de la Administración, sino que la demanda había estado paralizada por errores de forma y el abogado no les había dicho nada, pese a que aquello había ocurrido meses antes.

Los errores en la demanda

El problema fue que una cuarta parte de los clientes no firmaron el apud acta, que es el documento por el que se otorgan poderes de representación al procurador. Sin él, el procedimiento no podía seguir. Las demandas de este tipo -con centenares de clientes- se suelen hacer a través de poderes notariales, más ágiles pero con un coste que ronda los 50 euros por persona. El abogado optó por el otro método, que es gratuito pero tedioso, pues deben acudir todos los demandantes al juzgado en las fechas establecidas. Es decir, en unas pocas semanas había que coordinar a dos centenares de personas repartidas por toda España que, en algunos casos, eran difíciles de localizar porque el único contacto que dejaron fue un correo electrónico.

No consiguieron cumplir el procedimiento en el tiempo establecido, pero el tribunal les dio una prórroga. Tampoco lograron completar todas las firmas. Aún era octubre de 2016.

El abogado dijo a los clientes que el proceso seguía adelante, adelantándoles que la vista sería en marzo o abril, según sus cálculos. Pasaron esos meses y no había convocatoria, pero Fábrega defendía que estaba “tranquilo porque el trabajo jurídico está bien planteado”. Es más, aseguraba que “otros tres bufetes a nivel nacional han querido que les dé consejos sobre la forma de plantear la complicada demanda, y lo importante es cómo salga el juicio”. Poco después, informó de que había solicitado el “impulso procesal del procedimiento”. Todo ello está recogido en el historial del canal mencionado de Telegram, al que ha tenido acceso este periódico.

Entre medias de todo esto, en octubre de 2017, Fábrega presentó una segunda demanda con nuevos interesados. De hecho, buscaba juntar ambas en un mismo caso, garantizando que no ralentizaría el proceso y optó, de nuevo, por los apud actapara la representación de sus clientes.

Pasó un año sin apenas novedades hasta que comunicó que bet365 “no tratará de llegar a acuerdo en la audiencia previa y tendremos que seguir hasta sentencia”. Unos meses después, ya a principios de 2019, el procedimiento caducó por haber estado inactivo durante dos años, tal y como establece la Ley de Enjuiciamiento Civil. Para que hubiera seguido adelante, tenían que haber firmado todos o, en su defecto, que desistieran quienes no habían firmado. El abogado recurrió, pero fue desestimado. Lo mismo ocurrió, algunos meses después, con la segunda demanda.

Los demandantes no supieron nada hasta julio, cuando llamaron por su propia cuenta al juzgado. Ahí descubrieron el problema de las apud acta y la opacidad del abogado durante el proceso, que se negó incluso a darles una copia de la demanda. Según dijo, por si se había infiltrado “alguien de bet365” como cliente.

“Hablé con él y le dije que se lo dijera a todos porque si no, lo iba a hacer yo”, explica a eldiario.es el jugador que descubrió el desaguisado. “Aparte de sentirnos engañados, pesa el tiempo perdido. Ahora vemos otras sentencias y nosotros tenemos que empezar de nuevo. Hemos perdido tres años”, lamenta este jugador, que prefiere que no se publique su nombre. Al igual que muchos integrantes de mueBETe, él va a demandar ahora a bet365 de forma individual, aunque otros afectados lo volverán a intentar en grupo (de forma más reducida, eso sí).

El caso ha llegado incluso al Colegio de Abogados de Toledo, al que pertenece este letrado. Uno de los clientes de la segunda demanda les ha escrito para alertar de lo que considera una “mala práctica profesional” y pedir su mediación para lograr una “solución definitiva”. Esta persona, que también pide mantenerse en el anonimato, alega tres motivos en su escrito: que se optara por los Apud Acta cuando ya habían dado problemas, “la falta de información debida a sus representados” y la demora en la devolución del dinero.

El dinero que no llega

“Este mensaje no es para dar buenas noticias, sino todo lo contrario”, comenzaba el texto con el que Fábrega comunicaba a los clientes que el caso había sido sobreseído. “El Juzgado debió seguir el procedimiento con los [apud acta] que había hechos y recibidos pero no lo hizo, no llegó a dar el traslado a Bet365 y han archivado. Deberían haber continuado el procedimiento con la gente que seguía, pero no lo han hecho así”, explicaba. En concreto, aludía a que la ley recoge como excepción que la causa de la caducidad del procedimiento no sea “imputable a la voluntad de las partes”, algo que el tribunal no consideró que ocurriera en este caso. “El enfado y disgusto que tengo es tremendo, pero como abogado del tema debo asumir mi responsabilidad en lo ocurrido”, continuaba Fábrega.

En la misma comunicación, por cierto, añadía una frase que ha levantado las sospechas de algunos afectados sobre la relación del letrado con la casa de apuestas: “He de informar que he tenido varias conversaciones con el bufete jurídico de Bet365. La última vez ha sido una llamada que he recibido de ellos el viernes 5 de julio, por la que me indican que están estudiando nuestra reclamación y que responderán en estos próximos días”. Aunque el abogado se ponía también a “disposición para explicar lo ocurrido”, en el mensaje no hacía referencia alguna a la opacidad que había matenido con sus clientes.

Eso sí, el abogado les animó a iniciar una nueva demanda, dando también la opción de devolverles su dinero, que ha sido la escogida por muchos. Este ha sido el penúltimo problema que han tenido, puesto que los importes llegan poco a poco e impacientan a quienes siguen en lista de espera. “Le he enviado cuatro e-mails y no he tenido respuesta”, apunta un afectado. “Él dijo que devolvía el dinero al que no quisiera seguir hacia delante. Le mandé un correo electrónico esa misma semana, me pidió el número de cuenta. Llevo así desde julio y ni un euro”, lamenta otro, que recibió el dinero poco después de hablar con este periódico.

Los afectados no se explican muchas cosas. Por ejemplo, no entienden por qué el letrado siguió durante años con una causa que no podía prosperar, ni la opacidad al respecto, ya que podían haber empezado de cero apenas unas semanas después de los primeros problemas con los apud acta. eldiario.es ha intentado contactar en varias ocasiones con Fábrega, sin haber obtenido respuesta al cierre de esta edición.

Canciones que tuvieron éxito: Mary Go Round

Aunque un éxito bastante relativo y lejos de otras canciones. Esta canción la puse por primera vez en Septiembre del 2016 y después la he puesto varias veces ya que la canción me encanta. Me gustan mucho este tipo de baladas guitarreras con resentimiento.

Aunque la canción puede tener un doble sentido la verdad es que para mí el significado siempre ha sido el de la propia canción: el final de una relación y el dolor por perder a alguien a quien quieres.

I took our pictures off the wall today
Cause I can’t stand it when you look at me that way
I won’t sleep in that bed any more
I’d rather be lying here on this hardwood floor

I found your jacket with your front door key
You took the shoes I bought to walk away from me
I can’t even pour myself a little wine
Cause every glass is stained in your lipstick shine

How long before my little pill starts kicking in?
How long before your broken heart starts giving in?
Here we go up
Here we go down
Mary go round and round and round
Mary go up
Mary go down
Mary go round

I tell myself that you can be replaced
I try with someone else but it’s you that I taste

We go in circles on this rusty old ride
Maybe it’s our time to say goodbye
Maybe it’s our time
Yeah

How long before my little pill starts kicking in?
How long before your broken heart starts giving in?
Here we go up
Here we go down
Mary go round and round and round
Mary go up
Mary go down
Mary go round

How long before my little pill starts kicking in?
How long before your broken heart starts giving in?
Here we go up
Here we go down
Mary go round and round and round
Mary go up
Mary go down
Mary go round

How long before my little pill starts kicking in?
How long before your broken heart starts giving in?

How long?
Tell me, tell me, tell me right now
How long?

La cesta de la compra en Spotify: 1.000 escuchas para un café, 370.000 para el alquiler mensual

https://magnet.xataka.com/preguntas-no-tan-frecuentes/cesta-compra-spotify-1-000-escuchas-para-cafe-370-000-para-alquiler-mensual

La cesta de la compra en Spotify: 1.000 escuchas para un café, 370.000 para el alquiler mensual

La industria musical ha cambiado mucho en los últimos 15 años fruto de la digitalización y  la aparición de las plataformas de streaming. El CD ha muerto y los vinilos se mantienen a flote gracias a los más puristas y nostálgicos. A pesar de que gracias a la tecnología hoy cualquiera puede compartir su música a través de internet, ganarse la vida con las reproducciones es algo muy complicado. Por ejemplo, para pagar un alquiler de 1.100 euros (precio medio en muchas capitales europeas) un músico necesita que su público reproduzca sus canciones al menos 370.175 veces.

Ganancias por escucha. Hace unas semanas desde VisualCapitalist ilustraban en varios gráficos los beneficios derivados de las escuchas digitales en las distintas plataformas musicales. A pesar de ser la más popular de todas, Spotify es la que menor rédito otorga a los artistas. Para que un intérprete gane un dólar, su perfil tiene que recibir 229 escuchas. Otras plataformas como Napster son más generosas, mientras que YouTube se encuentra a la cola en lo que a precarización se refiere.

Traducción a euros. Para haceros una idea y según datos consultados por The Trichordist, un artista indie recibe por cada reproducción en Spotify 0.00331 dólares o, lo que es lo mismo, 0.00296 euros. Es decir, para cobrar mensualmente un sueldo fijo de 1.593 euros (lo que corresponde al salario mínimo en Alemania) sus seguidores tendrían que escucharle 539.021 veces en Spotify. Para alcanzar el salario mínimo español situado en los 900 euros, el número de escuchas necesarias desciende a las 304.531.

Vida cotidiana. El artista alemán Alex Leonard subió a su blog personal una comparativa que refleja cuántas escuchas necesita un músico para poder costearse los gastos del día a día. Tras calcular el número de reproducciones necesarias para llegar al salario mínimo anterior, Leonard calculó cuánto costaría un café, un litro de leche o un pack de cervezas en términos de reproducciones. De esta forma, para un artista independiente que no tiene que repartir sus beneficios con ninguna discográfica los resultados quedarían de la siguiente forma:

– 1 litro de leche (0,92€) cuesta 311 reproducciones.

– 1 café con leche (3€ en Berlín) o, lo que es lo mismo, 1.015 streams.

– 1 pack de 12 cervezas (9,96€) equivale a 3.370 reproducciones.

– 1 par de zapatos (80€) representa 27.069 streams.

– 1 mes de alquiler (1.094 € en Berlín) se traduciría en 370.175 escuchas.

Por el contrario, todos aquellos músicos que trabajen con un sello discográfico y, según relata Alex Leonard en su post, deberán multiplicar por dos cada uno de los costes anteriores ya que todos los beneficios se reparten al 50% entre artista y discográfica.

Diferencias entre plataformas. En el terreno de las plataformas digitales sucede lo mismo que en cualquier empresa privada: no todas pagan igual ni ofrecen los mismos servicios. Dentro de este nicho, la plataforma que mejor responde en términos económicos con los artistas es Napster. Por ejemplo, para alcanzar los 1.593 euros anteriores, son necesarias 160.735 reproducciones en Napster, 192.466 en Tidal, 314.667 en Deezer, 360.436 en Apple Music, 539.021 en Spotify y, por último, la friolera de 6.372.000 en YouTube.

A la hora de priorizar los beneficios del músico respecto a otros intermediarios, por detrás de Napster destaca Tidal, una plataforma digital creada por Jay-Z, Beyonce y un grupo reducido de artistas americanos como Alicia Keys, Chris Martin de Coldplay o Madonna, entre otros.

Consecuencias. Como Spotify paga por stream y no por tiempo de reproducción, se está observando un decrecimiento en la duración de las canciones. Según este estudio de la Universidad de Ohio, la extensión de las canciones se ha reducido un 78% entre 1986 y 2015, y todo apunta a que la razón está relacionada con maximizar los ingresos en estas plataformas. Otra tendencia al alza motivada por la misma situación es la proliferación de diferentes versiones de una misma canción.

Por ejemplo, los más de 2.000 millones de reproducciones de ‘Shape of you’ de Ed Sheeran motivaron al británico a crear otras versiones de la canción: una acústica, varios remixes enfocados al público de la música electrónica, una versión latina para los amantes del reguetón logrando así que los 2.000 millones iniciales pasasen a ser cientos de millones más.

Imagen: Eran Menashri/Unsplash

Resentimiento

Lo nuevo de A Day to Remember, una banda rockera con buenas guitarras y un par de buenas canciones.

[Intro]
Resentment!

[Verse 1]
I need a short term fix for a long term problem
Can I learn to love these chains?
I know I had a point but now I forgot it
While I’m circlin the drain

[Pre-Chorus]
No, I can’t stop feeling like every day is exactly the same
With a one track mind I don’t think I can change
Trapped in memories stuck on replay, replay, replay

[Chorus]
Starts with as spark, then it’s a wildfire
Burning me up
Burning me up
I dance with demons on a high wire
Lift me up
Lifting me up

Resentment!

[Verse 2]
You know I lost my voice when I let the rot in
Hard truth cuts both ways
Pourin out my heart
All that’s unforgiven
Washing over me like rain

[Pre-Chorus]
No, I can’t stop feeling like every day is exactly the same
With a one track mind I don’t think I can change
Trapped in memories stuck on replay, replay, replay

[Chorus]
Starts with a spark, then it’s a wildfire
Burning me up
Burning me up
I dance with demons on a highwire
Lift me up
Lifting me up

Resentment!

[Bridge]
I’ve got this chip on my shoulder
So I press the issues on sight
For all who need introduction
Welcome to the eye of the tiger!
Go!

[Chorus]
Starts with a spark, then it’s a wildfire
Burning me up
Burning me up
I dance with demons on a high wire
Lift me up
Lifting me up

[Chorus]
Starts with a spark, then it’s a wildfire
Burning me up
Burning me up
I dance with demons on a high wire
Lift me up
Lifting me up

[Outro]
It’s a wildfire
It’s a wildfire
(Resentment!)
It’s a wildfire
It’s a wildfire
(Resentment!)

Contra mí

Otra de esas bandas que sonaba en mimplaylist hace 10 años. Esta es su única canción decente.

[Verse 1]
If she wants to dance and drink all night
Well, there’s no one that can stop her
She’s going ‘til the house lights come up
Or her stomach spills onto the floor

This night is gonna end
When we’re damn well ready for it to be over

Worked all week long
Now the music is playing on our time
Yeah, we do what we do to get by
And then we need a release

[Verse 2]
You get mixed up with the wrong guys
You get messed up on the wrong drugs
Sometimes the party takes you places
That you didn’t really plan on going
When people see the track marks on her arms
She knows what they’re thinking
She keeps on working for that minimum
As if a high school education
Gave you any other options
, you know
They don’t know nothing about redemption
They don’t know nothing about recovery

Some people just aren’t the type for marriage and family

[Chorus]
No mother ever dreams
That her daughter’s gonna grow up to be a junkie
No mother ever dreams
That her daughter’s gonna grow up to sleep alone
No mother ever dreams
That her daughter’s gonna grow up to be a junkie
No mother ever dreams
That her daughter’s gonna grow up to sleep alone

[Verse 3]
She’s out of step with the style
She don’t know where the action’s happening
You know the downtown club scene
Ain’t nothing like it used to be

You reach a point where there’s not a lie in the world
That you could use to make the boys believe
You’re still in your twenties
But they keep getting younger, don’t they, baby?
She’s not waiting for someone to come over
And ask for the privilege
She can still hear that Rebel Yell
Just as loud as it was in 1983, you know

There ain’t no Johnny coming home to share a bed with her
And she doesn’t care

[Chorus]
No mother ever dreams
That her daughter’s gonna grow up to be a junkie
No mother ever dreams
That her daughter’s gonna grow up to sleep alone
No mother ever dreams
That her daughter’s gonna grow up to be a junkie
No mother ever dreams
That her daughter’s gonna grow up to sleep alone

[Outro]
No mother ever dreams
That her daughter’s gonna grow up to be a junkie
And if she had to live it all over again
You know she wouldn’t change
Anything for the world

El retrete japonés es un inventazo: estas son las razones por las que apenas ha calado en el mundo occidental

El retrete japonés es un inventazo: estas son las razones por las que apenas ha calado en el mundo occidental

 

https://www.xataka.com/accesorios/retrete-japones-inventazo-estas-razones-que-apenas-ha-calado-mundo-occidental
Uno podría confundirlos con instrumentos de tortura, pero los retretes japoneses son un pequeño prodigio de la tecnología más escatológica posible. Fabricantes como Toto se han convertido en la Dyson o la Apple del sector, pero esos avances no cuajan en el mundo occidental. Y eso que hasta Bill Gates ha tratado de impulsar la innovación en este segmento recientemente.

Seguro que habréis oído hablar de ellos y los habréis visto en acción. Puede que hayáis probado en vuestras carnes esos váteres que ahorran agua, permiten evitar el uso del papel higiénico que es insustituible en Occidente y además cuentan con otras muchas ventajas, como estar siempre calentitos para cuando hagamos una visita al inodoro. Con tantas virtudes, ¿por qué el retrete japonés no ha conquistado el resto del mundo?

Tecnología punta allí donde creíamos que nunca llegaría la tecnología

Los váteres o retretes japoneses son muy conocidos desde hace años. Los que viajan a Japón tienen la oportunidad de usarlos repetidamente porque allí están por todas partes, y de hecho un artículo de Priceonomics revelaba cómo en 2012 el 72% de los hogares japoneses contaban con uno de estos inodorosQuartz tiene una estadística aún más reciente: era del 76% en 2014.

Japanese Toilet ButtonsCuidado donde tocas.

Los modelos que aparecieron a finales de los años 90 se han bautizado washlets desde entonces, y lo hicieron como una mezcla de nuestro tradicionales bidés y retretes. Sin embargo en Japón quisieron ir más allá, y además de aunar ambas funciones quisieron implementar otras nuevas que hicieron de la experiencia de ir al baño algo totalmente distinto a lo que conocemos en el resto del mundo.

Para empezar está esa función de bidé integrado que ciertamente puede asustar al utilizarla: un tubo con aspecto amenazador aparece de la parte trasera de la taza y unos chorros de agua salen para limpiar el ano e incluso la vulva en caso de su uso por las mujeres.

El amenazante chorro acaba convenciendo a quienes lo prueban, sobre todo por que permite completar una limpieza más efectiva y que además evita el uso de papel higiénico aunque se puede complementar con este último elemento. Se pueden ajustar la presión e incluso la temperatura del chorro, además de la posición de un chorro que es sorprendentemente certero si lo habéis probado (yo lo hice hace años).

Si no quieres usar papel, los washlets también incorporan sistemas de secado con temperatura ajustable, que se suman a los calentadores de asiento, sistemas de iluminación (muy útil en visitas nocturnas al excusado) o incluso detectores de proximidad que se abren o se cierran conforme a la posición del usuario.

Las innovaciones técnicas de estos inodoros no se han detenido ahí: Toto mostraba hace años como su sistema “Tornado Flush” es un eficaz sustituto de pulsar el botón de la cisterna que mejora la limpieza del inodoro y además lo hace ahorrando cantidades ingentes de agua. La empresa de hecho colabora con el ámbito académico para evaluar nuevas tecnologías para la cisterna en los que incluso hacen uso de supercomputadoras para modelar la física del agua.

A esas mejoras se le suman incluso las que afectan a nuestra salud: los fabricantes afirman que los chorros ayudan en casos de hemorroides y estreñimiento, pero es que además de ello en las últimas generaciones de producto se incluyen sensores que permiten medir el azúcar en sangre basándose en la orina o incluso el pulso, presión sanguínea o contenido de grasa en el cuerpo.

Y si te preocupan los malos olores, también hay solución para eso, porque la llamada desodorización por ozono aplicada en algunos modelos ayuda a eliminar ese problema de forma eficiente y rápida según los fabricantes.

Y sin embargo, no triunfan fuera de Japón

Con todas esas ventajas —y seguro que nos olvidamos de algunas— lo que extraña es que estos inodoros no hayan sido un éxito fuera de Japón. Las razones son varias, y el idioma es probablemente una de ellas. Los símbolos y textos en japonés para estas tazas —si viajas allí puedes comprar una y traértela sin demasiados problemas— dificultaban su uso fuera del país asiático, pero hace dos años los fabricantes japoneses llegaron a un acuerdo para estandarizar esos símbolos y textos.

Como se explicaba en 2016 en el blog UnGatoNipón, hay algunas razones importantes para el reducido éxito de estos washlets fuera de Japón:

  • Voltaje: en Japón se utiliza un voltaje de 100-110 V, mientras que en España y otros muchos países se hace uso de voltajes de 220 V.
  • Enchufes en el baño: aunque es habitual encontrar enchufes para conectar el secador u otros accesorios en el baño, no es habitual encontrar estos enchufes al lado del retrete.
  • Tazas no compatibles: la forma de anclar la taza al “cuerpo” principal del inodoro no encaja si usamos una taza comprada en Japón. Para hacerlo hay que comprar un adaptador que solucione el problema, algo no trivial.

Hay otros inconvenientes que no son prácticos, sino sociales. Como apuntaban algunos fabricantes como las firmas Kohler o Brondell en Estados Unidos, este tipo de inodoros no acaban de convencer a los usuarios porque “convencer a alguien de cambiar sus hábitos en el uso del papel higiénico, que están arraigados en ellos desde la infancia, es como poco difícil”. El resumen de Engadget era clarotodo el mundo hace caca, pero nadie quiere hablar de ello.

En el Financial Times hablaban de otra barrera adicional: el coste. La mayoría de hogares occidentales no invierten tanto en un inodoro y el precio incluso de la versión básica de estas soluciones es elevado.

A pesar de todo ello no es imposible acceder a uno de estos productos, y de hecho en España la empresa Roca cuenta con los “inodoros ingeligentes” que por ejemplo aprovechan la tecnología In-Wash que lava con agua y disponen del resto de funciones que ya son comunes en inodoros japoneses. El precio, eso sí, es mucho más elevado, y el Roca In-Wash tiene un precio oficial de 1.921 euros.

Hay alternativas, y aquí es inevitable no mencionar a Xiaomi. Hace pocos meses la empresa que todos conocemos sobre todo por sus smartphones y dispositivos electrónicos presentó recientemente una taza de váter que precisamente permitía contar con algunas de las opciones de los váteres japoneses de forma más económica. Su Smartmi Small Smart Toilet Seat se puede encontrar en tiendas como eBay por 209 euros, por ejemplo.

Las opciones están ahí -algunas comienzan a integrar hasta asistentes de voz-, pero no parece que fuera de Japón estemos demasiado dispuestos a hacer el cambio a un sistema que parece convencer a quien lo prueba.

Alguien nuevo

Lo nuevo de The Struts.

[Verse 1]
Believe me, I’m speechless
I wish that I could say those words
You whispered so sweetly
And maybe I’ll regret this but I’ve gotta be honest
‘Cause we made a promise, I won’t break it now
I wish I could hold you
But how could I be so unfair to lead us to nowhere?
We’ve both been down that road before
And if this should end us please know that I’m helpless
I’ve made up my mind

[Chorus]
It’s not that I don’t care the way that you do
It’s just my heart’s not ready yet
For somebody new
It’s not that I don’t feel the feelings you do
It’s just my heart’s not ready yet
For somebody new

[Verse 2]
If only this started when love was something new to me
I’d never have questioned, rejected what we could have been
But when you’ve been broken, some wounds remain open
That no one can heal (Cannot heal)

[Chorus]
It’s not that I don’t care the way that you do
It’s just my heart’s not ready yet
For somebody new
It’s not that I don’t feel the feelings you do
It’s just my heart’s not ready yet
For somebody new

[Chorus Variation]
It’s not that I don’t feel, the feelings you do
It’s just my heart’s not ready yet
For somebody new
It’s not that I don’t care
(It’s not that I don’t care)
The way that you do
(The way that you do, babe)
Cause when the heart’s not ready yet
For something so soon, yeah
It’s just my heart’s not ready yet
(It ain’t ready)
For somebody new

Me afecta más perder un reloj que la vida de cien personas: Barcelona e identidades

https://www.meneame.net/story/afecta-mas-perder-reloj-vida-cien-personas-barcelona-identidades/c08#c-8

Sucedió hace unos años: mi Lotus, un reloj no demasiado caro, se me deslizó de la muñeca, supongo, mientras andaba por la mañana de camino al trabajo. Tal vez fuese cosa de la correa de cuero, que ya estaba ajada y desgastada por los años y llevaba tiempo queriendo repararla.

Perdí el reloj y eso me jodió el día. Miraba mi muñeca desnuda: me entristecía su pérdida y me enfadaba conmigo por no haber tenido más cuidado.

Solía comer en la cantina de la universidad, que quedaba cerca del despacho donde trabajaba. Siempre ponían las noticias a mucho volumen para que se oyesen por encima de las voces de universitarios y trabajadores de la zona. Ese día informaban de un atentado en alguno de esos sitios terminados en -istán, donde decenas de personas habían muerto por el enésimo ataque terrorista. Mi reacción fue un resoplido y seguir atacando las albóndigas con arroz pensando en si escuchar música al llegar al trabajo (a veces redacto mejores escritos procesales con música de fondo).

Fue al volver cuando me percaté de que mi malhumor se debía a un reloj de doscientos euros y no a la vida de cien personas, hombres, mujeres y niños, muy lejos de aquí.

Me pregunté si era un monstruo. La verdad es que no: si alguien me dijese, por ejemplo, “Tira ese reloj o mataré a cien personas”, lo tiraría de mil amores. Aunque sólo fuese una persona la amenazada. Sé que una vida humana, cualquiera, vale más que mi Lotus. ¿Por qué me afectaba menos, en cambio?

Pensé también en que, si hubiese muerto alguien cercano, ni me preocuparía por el reloj. Un daño menor, como sufrir por el picor que provoca el viento en una extremidad amputada. No tendría sentido.

Así que me pregunté qué pasaría si hubiesen muerto esas personas, siendo desconocidas, en mi comunidad. Es más, en mi ciudad. Y me di cuenta de que a medida que iba acercando ese hecho, más me iba importando. No obstante, las personas son personas en cualquier lugar. Cien muertos aquí o cien muertos allá, desconocidos para mí, desde una perspectiva lógica deberían afectarme lo mismo, así que la clave estaba en la cercanía, ¿no?

Más cercano = más grave. Ah, eso ya es más lógico. Tiene más sentido. Al estar cercano, siento que me puede afectar a mí o a los que me importan, es lógico que aumente la preocupación. Y di carpetazo.

Eso pensé durante bastante tiempo, hasta que sucedieron los atentados en Barcelona. Seguí con mucha atención y preocupación esos hechos, pero me di cuenta: Barcelona queda a tomar por culo de Galicia. De hecho, me queda más cerca Oporto. Y me pregunté si seguiría con la misma intensidad la evolución de los acontecimientos si se produjesen en nuestro vecino ibérico.

Y no.

Entonces el criterio geográfico de proximidad ya no valía. Oporto está más cerca que Madrid, pero me preocupan las cosas que les pasen a los madrileños más que a los portuenses. Así que cambié la perspectiva: era cuestión de identidad.

Al identificarme, entre otras cosas, como español, lo que afecte a miembros que comparten mi identidad me afecta más que a otros que no comparten dicha identidad cerrada. A identidad más reducida, más me importa algo. De menor a mayor, soy santiagués, y gallego, y español, y europeo, y terráqueo, y cuanto más grande es el grupo menor identificación con lo que les suceda.

Así pues, con el accidente del Alvia me quedé pegado a la pantalla horas y leyendo sobre ello días; si hubiese sucedido en Ourense, me habría visto varios informativos; si hubiese pasado en Valencia, habría leído sobre el tema; en Münich, le habría dado un repaso por encima y si un tren descarrilase en la India se llevaría un meneo de cabeza y a seguir con otra cosa.

Esa mentalidad de tribu, creo, es evidente y lógica: no estamos preparados para preocuparnos de todo y todos. Las grandes estructuras sociales son una construcción muy reciente en nuestra historia como especie, que ha pasado la mayor parte de su existencia en preocuparse de su pareja, de sus hijos, de sus ancestros y su pequeña tribu o poblacho. Lo de fuera no interesa y no preocupa porque son simples decorados y pasajeros. Y si alguien se moría a cien kilómetros, ni te enterabas; y si te enterabas, qué. Eran Ellos, Tú estabas bien con los Tuyos.

Seguí autorrepasándome y me di cuenta de que seguía con un poco más de atención las cosas sucedidas en los países en los que había vivido (Irlanda e Italia) que en los de otros. Cosa curiosa, no me identifico en absoluto como irlandés ni italiano. Pero sí me identifico con una persona que conoce más que la media extranjera Irlanda e Italia; en cierto sentido, lo vivido y aprendido allí forma parte de quien soy.

Sea como sea, si puedo elegir entre la muerte de cualquier persona desconocida en cualquier punto del planeta y mi reloj, elijo siempre, de forma lógica, sacrificar mi reloj. Pero, ante la muerte de cualquier persona desconocida y la pérdida de mi reloj, lo primero apenas me afecta y lo segundo puede joderme durante uno o varios días.

Menuda paradoja.

Escribo esto con relación a los disturbios barceloneses. Veo que mucha gente de mi círculo ha perdido el agarre. Son frecuentes los comentarios “Bueno, mientras pase allí y no aquí…”. Y veo los peligros del desligamiento y la dicotomía España-Catalunya: la segunda ya es “allí”. Se pierde la identificación de tribu. Ya no están, siguiendo mi ejemplo de los círculos concéntricos que aumentan, en el círculo “españoles” sino en el círculo “europeos”. La preocupación es menor y, por ello, la empatía disminuye. Cada vez más, a muchos, una hostia a un catalán es como una hostia a un francés. Ha subido (o bajado, según se mire) un nivel.

Esta perspectiva probablemente sea celebrada por los separatistas, ya sean catalanistas o españolistas (sí, hay españoles no catalanes que quieren secesión, por uno u otro motivo). Se pierde identificación común. El círculo identitario más próximo que compartían un asturiano y un catalán era el círculo de la españolidad, y ahora pasa a ser el del europeísmo. Y las cosas se alejan, y se rechazan, y nos preocupa menos lo que les pase. Ellos (sean catalanes o españoles) son Ellos, no Nosotros, y lo que les pase Nos afecta menos, así que por qué no darLes un par de hostias.

No es una crítica. No es una solución. No es un reproche. Es una reflexión externa a algo que, si somos sinceros, va a provocar tiempos interesantes. Y ya se sabe qué costumbre tienen esa clase de tiempos.

¿Es mejor freír con aceite de coco que con aceite de oliva?

https://www.eldiario.es/consumoclaro/cuidarse/mejor-freir-aceite-coco-oliva_0_957855156.html

fritos

Juan, socio y lector de eldiario.es nos plantea la siguiente cuestión: “El viernes pasado vi un documental en La 2 donde se trataba entre otros temas el aceite de coco. Parece ser que en Reino Unido también está muy de moda este aceite, cosa que me sorprendió enormemente, ya que desde pequeño mi madre, que era médica, me instruyó sobre lo malísimo que era tomar aceite de coco.

Lo que me interesó de este capítulo es que comentaban que para freír debíamos elegir siempre aceites refinados y ricos en grasas polinsaturadas, ya que soportan mejor las altas temperaturas, llegando a afirmar que el aceite de oliva virgen es mejor para tomar en crudo pero no para cocinar. Y dentro de los aceites refinados que se comparaban finalmente llegaban a la conclusión de que el mejor para cocinar era el de coco, seguido del de colza, y por último el de girasol.

Este orden lo justificaban por la menor generación de aldehídos. Me llamó mucho la atención porque en España parece que solo existen el aceite de oliva y el de girasol. ¿Es esto debido a un proteccionismo del producto nacional? ¿Deberíamos empezar a utilizar otros aceites para cocinar? Adjunto el link al programa de La 2 sobre el aceite de coco“.

Tras haber visionado el programa nos hemos quedado un tanto estupefactos porque en efecto, se dicen las cosas que nos cuenta Juan. En especial nos ha sorprendido la recomendación de ácidos grasos poliinsaturados frente a los monoinsaturados, porque creemos que es absurda e incongruente incluso con los propios resultados que se hacen en el programa respecto a la generación de aldehídos.

El motivo es que el aceite de colza tiene menos ácidos grasos poliinsaturados –y más monoinsaturados– que el aceite de girasol, por lo que, según las tesis del “experto” que aparece en el documental, debería generar más aldehídos. Pero resulta que genera menos en sus propios experimentos… Como veremos más adelante, el resultado empírico se basa en que en realidad son más estables a la temperatura y la oxidación los ácidos grasos monoinsaturados, en los que el aceite de oliva es el campeón.

Aceite de coco y ácido láurico

En cuanto al aceite de coco, podríamos decir que tiene la virtud de tener el ácido láurico como mayoritario (46%). Dicho ácido es una cadena de enlaces entre doce moléculas de carbono, todos ellos saturados, por lo que entraría en el grupo de las grasas saturadas. No obstante, por su relativamente corta longitud, por su estabilidad ante el calor y porque un estudio de hace un año demostró que no interviene tanto en los problemas cardiovasculares como pueden hacerlo otros ácidos saturados como el palmítico, los propios de las grasas animales y vegetales densas, el ácido láurico puede ser tildado de apropiado para freír.

Ahora bien, tal como expresó en este artículo del New York Times Qi Sun, profesor adjunto de Medicina en la Facultad de Medicina de Harvard, “si bien es cierto que el aceite de coco extravirgen, al igual que el aceite de oliva extravirgen, contienen fitoquímicos, gran parte del aceite de coco que se comercializa está refinado y posee pocos antioxidantes; pero incluso si el aceite de coco que utilizas es extravirgen, los efectos de la grasa saturada superan cualquier efecto benéfico de los antioxidantes”.

Es decir, es cierto que las grasas saturadas son más estables a las oxidaciones al no tener dobles enlaces, pero por su conformación espacial tienden a ser sólidas a temperatura relativamente baja, con lo que en situación de abuso suben las cifras del colesterol de baja densidad (LDL), también llamado colesterol malo, incrementando el riesgo de ateromas o tapones en venas y arterias. Así que podemos decir en términos generales que freír con aceite de coco puede ser beneficioso desde el punto de vista evitar la formación de aldehídos (inflamatorios, carcinógenos y tóxicos para el metabolismo) pero no lo es de cara a la salud cardiovascular en general.

Por qué el mejor es el aceite de oliva

¿De dónde saca entonces el reportaje la conclusión de que el aceite de oliva debe ser excluido en las freidoras del mundo civilizado? Quizás del uso de la triquiñuela de medir solo la capacidad de formar aldehídos en base a la cantidad de dobles enlaces por volumen de producto. Es decir, aunque el ácido oleico presente solo un doble enlace, su preponderancia en el aceite de oliva es tan abrumadora que si lo contamos como porcentaje de dobles enlaces sobre el total, tal vez sí pueda parecer poco recomendable.

Pero esto es solo una trampa, puesto que lo que cuenta es la cantidad de dobles enlaces de cada molécula, ya que las mismas reaccionan una a una; el orden de los factores sí altera el producto en este caso. También porque se conoce sobradamente que los ácidos grasos monoinsaturados tienen propiedades antioxidantes, que protegen a otros compuestos de la oxidación, mientras que el mismo poder no es tan alto en los ácidos grasos poliinsaturados, algunos de los cuales, como el linoleico, tienen propiedades inflamatorias y producen con el calor un compuesto cancerígeno llamado 4-hydroxynonenal.

De hecho la OCU recomienda usar “aceites con alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados, como los aceites de oliva, orujo de oliva y girasol alto oleico”. Así pues, los ácidos grasos poliinsaturados como moléculas independientes son menos estables a la temperatura, por mucho que el cómputo total de dobles enlaces (insaturaciones) de un aceite sea más alto.

Por otro lado, otro de los peligros de los aceites al freír es la fusión de varias cadenas en longitud, o en polímeros en red, merced la inestabilidad de los dobles enlaces. También la hidrogenación de dichos dobles enlaces, dando lugar a grasas trans, es decir artificialmente saturadas. En este aspecto, precisamente el aceite de oliva ha demostrado ser el más estable.

Pero es que además, si de lo que se trata –aparte de evitar los aldehídos– es de disminuir en la dieta la absorción de este tipo de grasas, no parece tener mucho sentido recomendar un aceite que es mayoritariamente sólido a temperatura ambiente como es el de coco, y más teniendo en cuenta que si es virgen, sus virtudes antioxidantes se perderán merced a la alta temperatura. Así que como conclusión, el aceite de coco es interesante frente a otras mantecas en países donde se usan este tipo de grasas densas (palma, mantequilla y similares).

Sin embargo, no puede competir ante las virtudes antioxidantes de los aceites vegetales líquidos, y mucho menos frente al aceite de oliva. Para apuntalar su valor frente al aceite de coco, señalar que los aldehídos se pueden evitar friendo a no más de 170ºC y, principalmente, no reutilizando el aceite de fritura o limitando las veces que lo usamos a dos o tres, tal como te explicamos en ¿Cuántas veces puedo freír con el mismo aceite?. Pero, en cambio, el problema de las grasas saturadas es inherente al aceite de coco y no hay manera de sortearlo.

El pecado en la piel

De vez en cuando Spotify acierta en las recomendaciones. Esta canción es una de ellas, y el álbum la verdad es que suena bastante bien.

I feel it, I feel it
I feel it, it’s written all over my skin
But I want it, I want it
I want it I know as it starts to begin
I’ve waited, I’ve waited… to feel this good
I know there’s no turning back now

Break me down
Echoes of the past scream loud
Mind is trapped in here and now
The moment has arrived
And takes over…

I feel it, I feel it
I feel it, your sin is all over my skin
But I want it, I want it
I want it I know as I watch you give in
I’ve waited, I’ve waited, to feel this good

So chain me down
Before it falls apart
Cause I don’t wanna break your heart
So hang on

I feel it, I feel it
I feel it, your sin is all over my skin
But I want it, I want it
I want it I know as I watch you give in
I’ve waited, I’ve waited, to feel this good

Hide the truth and watch you fall apart
It’s the lie that eats away your soul my friend
As it rots away and plagues your mind
The remains of who you are gets left behind

I can’t breathe no more as I touch your skin
Now your mark remains forever like all our sin

Seek and find
Cross the line
Sins combined
Only a matter of time
I feel it, I feel it

7 claves para ser simpático y parecerlo

https://psicopedia.org/3901/7-claves-para-ser-simpatico-y-parecerlo/

simpatia

Hay quien, con gran escepticismo, piensa que la simpatía no se aprende, que se tiene o no se tiene, y que proponerse adquirirla es un tanto artificial. Pues nada más lejos de la realidad, tenemos buenas noticias, la simpatía puede desarrollarse como cualquier otra habilidad social; eso sí, con motivación y entrenamiento.

Y esto es un gran hallazgo porque, seamos sinceros, ¿a quién no le interesa saber cómo ganar en simpatía? Caer bien es la llave que puede abrirnos muchas puertas, es el primer paso para establecer amistades, relaciones de pareja y hasta un puesto de trabajo. Nos movemos por simpatías y antipatías, y negar su importancia es desaprovechar un recurso que puede sernos de gran utilidad en nuestra vida.

Todos conocemos gente que resulta siempre simpática, sin apenas esfuerzo y que es percibida así por los demás de manera constante a lo largo de su vida. Sí, efectivamente, como en muchos otros rasgos de personalidad, podría existir cierta predisposición genética a caer en gracia a los demás.

Pero es importante puntualizar que la simpatía no es un don con el que nacen únicamente los elegidos, puesto que todos podemos ejercitarnos en ella siguiendo una serie de recomendaciones en nuestras interacciones sociales.

Quede claro que las pautas que vamos a dar a continuación no son para parecer simpáticos, sino para serlo. Si impostamos una sonrisa, o nos forzamos a agradar, no sólo no disfrutaremos de la relación social, sino que el otro, de alguna manera, notará que “estamos sin estar” (esas personas que nos parecen sobreactuadas o que nos miran sin mirar).

Así que si quieres caer bien, ten esto presente:

1. Cuida tu lenguaje no verbal

– Regala una sonrisa cálida y relajada, sin que llegue a ser forzada (la que muestra los dientes en exceso tensando los labios). Si consigues concentrarte en lo que te está aportando esa persona en particular, te saldrá sola.

– Ten contacto ocular a intervalos. Dirige la mirada a los ojos o al entrecejo, y retírala a ratos para no intimidar.

– Acopla tu distancia física a la que te demanda el interlocutor. En los primeros minutos de la conversación puedes valorar el espacio con el que os sentís cómodos ambos y adaptarte a ello de forma fluida.

– Asevera con movimientos afirmativos de la cabeza algunos comentarios del otro para hacerle ver que le entiendes y escuchas.

2. Da feedback verbal

Interesándote por las opiniones y sentimientos del otro. Puedes hacer el juego del eco, en el que repites (no textualmente) el mensaje que te ha llegado de la otra persona (“Sí, lo que tú quieres decir es que…; claro, lo que comentas es que…”). También puedes hacer preguntas que le permitan al interlocutor explayarse en algún tema de su interés.

3. Dirígete a la otra persona por su nombre

Y tenlo en cuenta a lo largo de la charla. Busca un equilibrio entre hablar y oír, sin volcar demasiado el foco en ti mismo, ni someter a un interrogatorio al que está en frente.

4. Busca rápido un contenido o información común

Detecta en los primeros momentos del diálogo qué es lo que puede unirte al otro, y reconduce la conversación hacia esos valores, aficiones, pensamientos, contextos, etc. afines, creando pronto una sensación de complicidad e identificación de ideas, minimizando las diferencias o discrepancias, sin confundir esto último con el famoso “dar la razón como a los tontos”.

5. Utiliza el sentido del humor

Esta es la pauta estrella que también puede potenciarse. No se trata de contar chistes o hacerse el gracioso, basta con estar abierto a ver el lado cómico o absurdo de las cosas y señalarlo. Cualquier imprevisto o situación del contexto puede ser una buena oportunidad para mostrarse positivo, relajado y por qué no reírse de los propios fallos de uno. Quien lleva humor y alegría a un encuentro, suele ser bien recibido y valorado de entrada.

6. Sé honesto y sé tú mismo

Esto no es una frase hecha, es lo que más valoramos en los demás: la autenticidad, esa capacidad de mostrarse uno tal cual es, con educación, sensibilidad y tacto, pero sin una exacerbada necesidad de aprobación social. Por tanto, no finjas, ¿qué sentido tiene mostrarte simpático con alguien que a ti no te lo parece?.

7. Ten en mente dos aspectos a evitar

– Negatividad. Prescinde de comentarios hirientes, descalificativos o sarcásticos sobre terceros, sólo generan incomodidad y tensión en quien los oye.

– Paternalismo. Procura alejarte del tono dogmático, sentando cátedra en cada afirmación y dando consejos no solicitados.

Es importante señalar que, aun disponiendo de la habilidad, no tenemos porqué sentirnos obligados a utilizarla siempre y con todo el mundo. La simpatía es como la expresión del pensamiento, un derecho que se puede ejercer o no, somos libres de hacerlo.

¿Un gen de la simpatía?

Según estudios realizados por las Universidades de Buffalo y California (EEUU), existen dos hormonas cuyos receptores predisponen a la simpatía y a la generosidad. Se trata de dos viejas conocidas: la oxitocina y la vasopresina.

Según Michel Poulin, director del estudio, la investigación realizada con los receptores de estas hormonas, confirma la hipótesis de que en efecto, “existen genes cuya presencia predispone a la generosidad humana y a percibir el mundo como un lugar menos hostil”.

NOTA: A mí me la suda caer simpático.

Mujeres oficinistas se quejan por tener que trasladar la misma cantidad de cajas que los hombres

https://www.meneame.net/m/Fakeame/mujeres-oficinistas-quejan-tener-trasladar-misma-cantidad-cajas

Las mujeres de una empresa que por cuestiones logísticas cada cierto período de tiempo cambia de oficinas se quejaron por tener que “acarrear la misma cantidad de cajas que los hombres”. La gerencia tiene una política de igualdad entre todas las personas. Cada mujer y hombre tiene que llevar la misma cantidad de cajas. “La empresa está confundiendo igualdad con equidad“, se quejaron las mujeres y añadieron “es obvio que no somos idénticas a los varones”.

El revuelo no termina acá. Cuando la dirección quiso permitir que por cuestiones físicas las mujeres podían llevar una caja menos, comenzó una interna entre las personas trans que nacieron varones y las que nacieron mujeres. Las que nacieron varones y que ahora se identificaban como mujeres quedaron satisfechas, no así las que nacieron mujeres pero que ahora se identificaban como hombres. El tema no quedó resuelto del todo. Decidieron pesar a cada persona y determinar cuántas cajas lleva cada kilogramo. Algo que molestó a les gordibuenes. Al parecer fue difícil determinar en qué cantidad de peso se debía llevar cada vez menos cajas por las complicaciones.

Han tenido que contratar expertos matemáticos, físicos, antropólogos y biólogos para resolver la situación. Aún hoy siguen en ello. Todos los géneros se unieron para no permitir que robots hicieran el trabajo.

Escucha tu corazón

Un buen rockero jamás reconocerá que le gusta esta canción, pero yo siempre he dejado muy claro que Roxette fueron una de las bandas de mi adolescencia y que esta canción junto con Dressed for success fueron las que me engancharon a ellos. Una canción con la que pretendían emular a la banda Heart y sus letras melosas.

Through Fire es una banda algo radiada en USA pero sin un éxito claro. Esta versión de Listen to your heart me gusta. A ellos les falta tener algún gran éxito pero en su último álbum no hay grandes canciones pero sí canciones remarcables (All animal o If you love me leave me).

[Verse 1]
I know there’s something in the wake of your smile
I get a notion from the look in your eyes, yeah
You’ve built a love but that love falls apart
Your little piece of Heaven turns too dark

[Chorus]
Listen to your heart when he’s calling for you
Listen to your heart there’s nothing else you can do
I don’t know where you’re going and I don’t know why
But listen to your heart before you tell him goodbye

[Verse 2]
Sometimes you wonder if this fight is worthwhile
The precious moments are all lost in the tide, yeah
They’re swept away and nothing is what is seems
The feeling of belonging to your dreams

[Chorus]
Listen to your heart when he’s calling for you
Listen to your heart there’s nothing else you can do
I don’t know where you’re going and I don’t know why
But listen to your heart before you tell him goodbye

[Guitar Solo]

[Bridge]
And there are voices that want to be heard
So much to mention but you can’t find the words
The scent of magic, the beauty that’s been
When love was wilder than the wind

[Chorus]
Listen to your heart when he’s calling for you
Listen to your heart there’s nothing else you can do
I don’t know where you’re going and I don’t know why
But listen to your heart before

Listen to your heart when he’s calling for you
Listen to your heart there’s nothing else you can do
I don’t know where you’re going and I don’t know why
But listen to your heart before you tell him goodbye

[Outro]
Listen to your heart
Listen to your heart
Listen to your heart