La formidable respuesta de Egard Watches al anuncio de Gillette contra los hombres

http://www.outono.net/elentir/2019/01/17/la-formidable-respuesta-de-egard-watches-al-anuncio-de-gillette-contra-los-hombres/

 

La marca estadounidense de accesorios para el afeitado ha provocado una gran polémica esta semana con un anuncio en el que denigra a los hombres desde una óptica feminista.

Magnífico anuncio ambientado en la Tregua de Navidad de 1914
El aeropuerto de Heathrow regresa con sus tiernos osos de peluche por Navidad

El sermón feminista de Gillette

En su anuncio, Gillette muestra a los hombres como acosadores en la escuela y acosadores sexuales (incluso muestra pantallazos de supuestas noticias relacionadas con las acusaciones de acoso sexual lanzadas por el movimiento feminista Me Too). También los presenta como fanfarrones y prepotentes, y les anima a cambiar. El anuncio ha enfadado a muchos clientes de esa marca, generando el doble de votos negativos que de positivos en Youtube (829.000 negativos frente a 418.000 positivos en el momento de redactar estas líneas). Podéis ver el anuncio aquí:

Los hombres podemos tener muchos defectos (igual que las mujeres), pero es una mala idea que una marca pretenda sermonear a la gente por su sexo. ¿Os imagináis lo que pasaría si una marca de maquillaje presentase tópicos negativos sobre las mujeres, tachándolas de histéricas o de cotillas, conminándolas a enmendarse? Muchas clientas se enfadarían, y con razón. En el caso de Gillette, el enfado de sus clientes se ha traducido en llamamientos al boicot en las redes sociales. Es, sin duda, una de las campañas publicitarias más torpes que recuerdo en años, y demuestra el creciente hartazgo frente al radicalismo de gran parte del movimiento feminista.

La respuesta de una marca de relojes a Gillette

Vía @alonso_dm me he enterado de que una marca de relojes, Egard Watches, contestó anteayer al denigrante anuncio de Gillette lanzando un vídeo que muestra aquellas facetas de los hombres que casi nunca aborda el feminismo radical:

El anuncio de Egard se titula “What is a man? A response to Gillette” (¿Qué es un hombre? Una respuesta a Gillette), y muestra a bomberos apagando un incendio, señalando que los hombres suman el 93% de las muertes laborales, según datos oficiales de EEUU. También muestra a militares, afirmando: “un hombre, un héroe”, señalando que los hombres son el 97% de las bajas en guerras, según el Departamento de Defensa de EEUU. También muestra a padres cuidando de sus hijos, señalando que los hombres son el 79% de las víctimas de homicidios, según datos de la ONU. También se atreve con datos políticamente incorrectos (pues muestran la cara más intolerante del feminismo), señalando que casi la mitad de los padres sin ningún derecho de visita siguen apoyando económicamente a sus hijos. A continuación, muestra a hombres trabajando en una mina y en una prospección petrolífera, mientras señala que el sexo masculino suma el 80% de los suicidios según la OMS. A continuación llegan imágenes de indigentes, con un nuevo dato: el 75% de las personas solteras sin hogar son hombres. El anuncio termina con este lema: “We see the good in men” (nosotros vemos lo bueno en los hombres). En estos momentos, el vídeo de Egard lleva 9.800 votos positivos y sólo 146 negativos en Youtube.

Mi agradecimiento a Egard por este formidable anuncio, que dignifica a los hombres y ve lo bueno del sexo masculino, eso que el feminismo radical y sus voceros políticos y mediáticos se empeñan en ocultar.

Anuncios

Un comentario sobre el ahorro..

…extraído de un foro:

Hasta ahora siempre había pensado que el dinero es principalmente para ahorrarlo, había visto el ahorro como un fin en sí, en cierta forma como un “juego de construcción”, en el que progresivamente a lo largo de la vida vas teniendo más, y construyendo poco a poco.

Sin embargo, empiezo a pensar que tal vez ahorrar no sea la opción correcta, o al menos, no tan importante como pensaba…

Veamos:

La mayoría de gente NO hemos nacido para brokers y Lobos de Wall Street… ¿Qué hacer con el dinero que tienes? Supongamos que hoy tienes 50.000 €, a un 3%, que ya me parece muy generoso descontada inflación, tardas casi 25 años en doblar ese dinero, y tener disponibles los 50.000 €.

¡25 años más tarde! Si tenías 25 ahora tienes 50, si tenías 35 ahora tienes 60, a punto de jubilarte y ya achacado por la edad.

Creo que el dinero está fundamentalmente limitado por el hecho de que (hasta hoy), no puede comprar la juventud, ni la vida eterna. No es lo mismo una experiencia vivida con 16 años que con 30 que con 55: cuánto más lejano es un recuerdo más tiempo ha tenido para afectarte, tanto para lo bueno como para lo malo…

Si el dinero pudiese comprar la juventud y revertir el tiempo, entonces sí: ganarías dinero y sabrías que cuando lo tuviesen aún estarías siempre en tu plenitud física para disfrutarlo…

Ahora, será por hacerme más consciente de la edad, será por enfermedades y desgracias en mi entorno, me doy simplemente cuenta que la vejez es una putada, con dinero o con ella. Pensar que nunca volveré a ser más joven de lo que soy ahora, que nunca volveré a ser más rápido ni tener más potencial físico que el que tuve ahora…, me da que pensar sobre cuánto tiempo dedicar al dinero realmente…

Como ya dije en otro hilo, trabajo de funcionario, sueldo muy escasito eso sí, pero supongo que eso influye. 

Doblar la cantidad de dinero que gano, a corto plazo, me es prácticamente imposible, y me planteo para qué necesito ese dinero. Muchos decís que las mujeres lo que buscan es el dinero, os voy a contar un secreto: salvo que seas Bill Gates, el físico les interesa mucho más, no falla, y más en los tiempos de Tinder donde lo único que importa es una foto. Y el que está pensando en ahorrar, esforzándose para ganar más dinero, etc., no tiene el mismo tiempo para hacer ejercicio físico con calma, poder hacer dieta sana, comprarse mucha ropa, hacer viajes para hacerse fotos “buenas”…

Supongo que el hecho de tener el sueldo fijo, aunque sea poco, afecta, porque no hay necesidad de ahorrar para un “y si” (podrían ponerse a echar funcionarios de carrera, pero honestamente veo el % de eso tan bajo que considerarlo me parece un error estadístico).

Me jode dar la razón a las tías en este aspecto, pero, probablemente, sin haber echado tantos números como yo, han llegado a la conclusión correcta.

Como mucho ahorras cuando tienes alguna meta concreta: ahorrar para un coche, ahorrar para la entrada de un piso, etc. Pero ahorrar “por ahorrar”, como si fuera un fin en sí mismo, no tengo ya claro que sea bueno, ni siquiera sano.

Si es cuestión de porcentajes, y queréis hacer números, subid, descontando inflación como digo:

A un 5% anual -> se siguen necesitando más de 15 años para recuperar el dinero que podríais usar hoy.
Al 7% -> 10 años, y honestamente, si fuéseis capaces de ganarle un 7%, inflación descontada, al dinero durante 10 años, deberíais estar en Wall Street y no en este foro.

Cantidades más altas ni las voy a considerar.

Encima, como están hoy en día las cosas con el feminismo, la probabilidad de que todo ese dinero ahorrado os lo acabe quitando una tía es altísima… Y conozco muchos casos de hombres ricos, que a la vejez, caen en las trampas de sudamericanas, rusas etc., ni siquiera modelos, esas salen con los mega ricos de verdad, si no tías perfectamente normales que en su juventud se hubieran ligado si hubieran salido más, hecho más deporte, comprado más ropa…

El dinero gastado en el pasado gastado está, ninguna tía te lo va a quitar…

¿Y bien?

TL;DR, resumen: ¿Para qué sirve ahorrar?, Nunca seremos tan jóvenes como somos ahora, el dinero no puede comprar la juventud, feminismo y alta probabilidad de que se queden tu dinero.

Adiós igualdad: la UE pretende cobrar más impuestos a los hombres que a las mujeres

http://www.outono.net/elentir/2019/01/18/adios-igualdad-la-ue-pretende-cobrar-mas-impuestos-a-los-hombres-que-a-las-mujeres/

Después de imponer la desigualdad penal en materia penal, la izquierda se lanza ahora a reclamar también la desigualdad fiscal: que los hombres paguen más impuestos que las mujeres.

Si quieres igualdad, rechaza el socialismo: lo que no te cuentan las feministas de izquierda
Lo que ciertos medios no dicen de la teórica igualdad obligatoria de salarios en Islandia

Un informe presentado por dos eurodiputados de la extrema izquierda

El martes 15 de enero se votó en el Parlamento Europeo un informe titulado “Igualdad de género y políticas fiscales en la Unión” (se puede ver aquí)El informe lo presentaron dos eurodiputados de la ultraizquierda: el español Ernest Urtasun, que se presentó en las listas de la coalición comunista Izquierda Unida, y la portuguesa Marisa Matias, del Bloco de Esquerda, una formación política fundada en 1999 por comunistas de distintas tendencias. El texto, que no es vinculante, fue aprobado finalmente con 313 votos a favor, 276 en contra y 88 abstenciones.

El informe está basado en una trampa estadística

El texto menciona ocho veces el término “brecha de género”, un mito creado por la izquierda según el cual las mujeres cobran menos por hacer los mismos trabajos que los hombres. Ese mito se basa en una trampa estadística, que consiste en sumar lo que ganan todas las mujeres, lo que ganan todos los hombres y dividir ambas cantidades por el número de habitantes de cada sexo. El caso es que, como incluso pasa en países tan obsesionados con el igualitarismo como Islandialas mujeres eligen más empleos a tiempo parcial, hacen menos horas extras, optan menos por carreras técnicas (que están mejor pagadas) y optan menos a puestos ejecutivos, pues suponen unos sacrificios personales que están dispuestos a asumir más hombres que mujeres. Así pues, el mito de la “brecha de género” o “brecha salarial” se basa en la mentira de decir que se trata de los mismos trabajos: no lo son. Por sus preferencias y por sus decisiones tomadas con total libertad, la mayoría de las mujeres eligen profesiones distintas y condiciones laborales distintas que las de la mayoría de los hombres. De ahí que los ingresos sean distintos.

¿Cobrar lo mismo a ambos sexos es “una discriminación”?

Sobre ese mito, el informe pide “eliminar los sesgos de género relacionados con los impuestos”. ¿Y a qué se refiere con esto? El propio texto lo explica así: “las políticas fiscales podrían tener sesgos de género explícitos o implícitos; que un sesgo explícito significa que una disposición fiscal se dirige directamente a hombres o a mujeres de una manera distinta, mientras que un sesgo implícito supone que la disposición se aplica teóricamente por igual a ambos pero, en realidad, existe una discriminación, ya que esa política interactúa con patrones de comportamiento o ingresos cuyo impacto sobre cada género es diferente”. Es decir, que el texto, que es muy contradictorio, considera que cobrar los mismos impuestos a hombres y mujeres es “una discriminación”: ¡el mundo al revés!El texto alega que en la UE “todavía se mantienen sesgos fiscales implícitos en la Unión, ya que las reglamentaciones fiscales interactúan con realidades socioeconómicas”, y se queja de que “la falta de una perspectiva de género en la Unión y en las políticas fiscales nacionales consolida las disparidades existentes entre mujeres y hombres”. Es decir, partiendo de una falsedad, se llega a la conclusión de que establecer los mismos impuestos a ambos sexos está generando desigualdad.

Piden políticas fiscales que eliminen esa curiosa “discriminación”

Para solucionar esa supuesta disparidad -insisto, que se deriva de las propias preferencias laborales de ellas-, el texto pide una “perspectiva de género en las políticas fiscales”. ¿Y qué significa esto?La respuesta la tenemos en el punto 27 del documento, que pide vigilar “el sesgo implícito para garantizar que no exista ningún rasgo discriminatorio directo o indirecto en ninguna política fiscal de la Unión”. Como acabamos de ver, ese “sesgo implícito” significa que impuestos iguales para hombres y mujeres son “una discriminación”, así que lo que pretende el texto es establecer impuestos distintos en función del sexo de los contribuyentes, favoreciendo a las mujeres bajo la premisa de que están discriminadas simplemente porque eligen trabajos o condiciones laborales distintas que las de los hombres. Esto es un paso más para liquidar la igualdad ante la ley en la UE.

Las pioneras del feminismo pedían igualdad, no privilegios

Ese ataque a la igualdad ante la ley es paradójico, si tenemos en cuenta que ese derecho era lo que reclamaban las pioneras del feminismo: pedían igualdad, no privilegios. Pero el nuevo feminismo izquierdista no quiere igualdad de oportunidades: quiere igualdad de resultados, lo cual es absurdo, ya que son nuestras decisiones -y no nuestro sexo- las que determinan nuestros ingresos. Pretender que todos tengamos los mismos resultados con independencia de nuestras decisiones es una tremenda injusticia, y lo es también para muchas mujeres, que han elegido opciones más difíciles sin esperar a que nadie les diese privilegios por el mero hecho de ser mujeres. De hecho, lo que subyace a este texto es una mentalidad paternalista que toma a las mujeres como personas incapaces de determinar sus propias vidas, y que necesitan a un Estado protector que las salve de las consecuencias de sus propias decisiones. Es un insulto que se pidan privilegios para una parte de la sociedad por razón de su sexo invocando la palabra “igualdad”.

El informe se lanza a la caza de las mujeres que eligen ser amas de casa

Lo más curioso del informe es que pretende penalizar a aquellas mujeres que eligen libremente ser amas de casa. Lo hace sobre esta premisa: en algunos Estados miembros las familias aún disponen de deducciones fiscales al tener un cónyuge a cargo, subsidios para parejas casadas o créditos fiscales para parejas con una sola fuente de ingresos, que perpetúan las asimetrías con las familias monoparentales, formadas en su mayoría por mujeres, y no reconocen la diversidad de situaciones familiares que existen en la Unión”. Obvia decir que esas “asimetrías” se dan porque son realidades muy distintas, también en términos fiscales. Pero obviando este hecho, el informe se lanza directamente a decidir por las mujeres (otra vez el dichoso paternalismo izquierdista): “dichas ventajas fiscales suelen desincentivar el acceso de las mujeres casadas al mercado laboral y provocan directa o indirectamente que el tiempo de las mujeres para el trabajo remunerado se reasigne a otro no remunerado”. En base a esto, el punto 10 del informe reclama que “el impuesto sobre la renta de las personas físicas (estructura de los tipos, exenciones, deducciones, desgravaciones, créditos, etc.) se conciba para fomentar activamente un reparto equitativo del trabajo remunerado y no remunerado”. Es decir, que pretenden usar el IRPF para dictarle a una familia cómo tiene que repartir su tiempo y penalizar a aquellas que no cumplan las exigencias de la izquierda: ¿esta gente confunde Europa con Cuba? ¿Con qué derecho se meten así en la vida de los ciudadanos?

Piden formación gratis para los activistas que no quisieron estudiar

Hay una parte del informe que ya resulta, cuanto menos, cómica. El punto 30 afirma lo siguiente: muchos grupos de presión y de la sociedad civil se sienten marginados del debate sobre política fiscal debido a la falta de conocimientos. Es decir, que hay activistas de izquierdas que no se han tomado la molestia de estudiar Economía o de adquirir los conocimientos necesarios para entender las cuestiones fiscales, y se sienten “marginados” por la ignorancia que libremente han elegido. De risa. Pero como suele ser habitual, no hay problema real o imaginario que la izquierda no aspire a solucionar echando mano de nuestro dinero, incluso éste. Así, el documento pide a los Estados miembros que aborden esta cuestión proporcionando formación sobre los procesos presupuestarios, además de oportunidades reales de consulta a la sociedad civil. Es decir, que si no te dio la gana de estudiar, si no te da la gana de tomarle el tiempo necesario para adquirir conocimientos o incluso para revisar unos presupuestos -pues son documentos públicos-, el Estado te tiene que salvar de tu ignorancia y de tu vagancia voluntaria usando el dinero de nuestros impuestos. Y esto lo ponen en un informe presentado ante el Parlamento Europeo, y una mayoría de los eurodiputados va y lo aprueba. Dan ganas de pedir a Les Luthiers que hagan una comedia con esto.

(Foto: La sede principal del Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia), donde tuvo lugar la votación del informe)

Sin ti

Otra de esas bandas que lleva bastantes años en mi playlist. Desde el 2011 concretamente, donde tuve un accidente con el coche en verano y recuerdo como ese verano conocí a esta banda. Black lab, una banda usana con cierto éxito en USA en la segunda mitad de los 90 (poco) y cuyo segundo disco salió 7 años después por problemas con la discográfica. Desde 2010 son una banda casi acústica y con canciones bastante oscuras.Este Without you es del 2005 y Ghost in your mind es de 2-3 años después.

Keep the pictures we took
Keep the records and the books
But tell me what it was that went wrong
I think about California
I think about getting out of here
I think I’ll change my name
I know I’ll never be the same without you

Without you
No matter where I go
Or what I do
I’ll always be in love with you
Without you

I know you’re sick of me now
I know you’re sick of my advice
I never learned to keep it to myself
I think about California
I think about burning down this town
I think I’ll change my name
Maybe you should do the same

Without you
Without you
No matter where I go
Or what I do
I’ll always be in love with you
Without you

Tell me what did I do?
What did I say?
How could I end up this way?
Without you

And just this once pretend
Forget that I was drunk that night when I said
That I would jump a mile to my death if you should ever leave
You promised that you’d always be with me
Are your black eyes turning blue?
‘Cause I just can’t live without you

 

On a bus in a dream I saw you
You were beautiful
A girl in a dress I could see through
And the colors that surround you
Like neon on the avenue
The people all around you were dust in my eyes
And I wanted to believe you
The lies that I could see through
But I never got between you and the ghost in your mind
Yeah, the ghost in your mind.

It’s there in your eyes
There in your voice
But you’re far away
You’re far away
It’s there in your eyes
There on your face
But you’re far away
Far away

On a day like today I remember
How beautiful you could be to me
And the colors that surround you
Like a prince had come and found you
Picked you up and crowned you in the land of the blind
And I wanted to believe you
The lies that I could see through
But I never got between you and the ghost in your mind
Yeah, the ghost in your mind

 

¿Tengo depresión o solo estoy triste?

http://psicopedia.org/8040/depresion-o-tristeza/

tristeza o depresión

Miriam Martín Canales

Compartido por

La tristeza no es otra cosa que una emoción que el organismo desencadena cuando nos enfrentamos a una pérdida o a una situación en la que percibimos una falta de la competencia. Es una emoción básica o universal, lo que significa que todos tenemos la capacidad de sentirla.

Como todas las emociones que tenemos la suerte de poder sentir, la tristeza cumple un papel adaptativo. Sin embargo tratamos de superar una depresión es porque esta tristeza en un principio adaptativa ha perdido su camino.

¿Te imaginas como sería la vida sin la capacidad de sentir emociones? ¡Qué aburrido! ¿Verdad?

Cuando digo que la tristeza tiene un papel adaptativo me refiero a que ha favorecido la supervivencia de la especie. Es decir ha ayudado a que los seres humanos sigamos vivitos y coleando hoy en día.

La tristeza favorece la reflexión y la introspección. Te invita a tomarte un tiempo contigo mismo y a elaborar/digerir ese suceso que la ha provocado.

Por ejemplo cuando sufres una ruptura sentimental y te tomas un tiempo para reflexionar qué es lo que falló en la relación para poder mejorar la parte que te corresponde de cara al futuro o cuando pierdes a un familiar y sientes que necesitas despedirte mediantes algunos rituales o pensar a cerca del sentido de la vida y nuestra caduca estancia en este mundo.

Además otra de las funciones que cumple la tristeza es provocar la empatía de los demás. Actúa como una especie de alarma para que tus allegados se vuelquen más en ti y te ayuden a superar el mal trago.

Sentirse triste no es malo, es algo natural pero cómo ya decía Buda “El dolor es necesario, pero el sufrimiento es opcional”.

Entonces… ¿Por qué nos empeñamos en sufrir cuando no es necesario?

Parece que los seres humanos tenemos una especie de adicción al sufrimiento pero en realidad lo que tenemos es una tolerancia muy baja a la incertidumbre.

Intentamos buscar respuestas a todas nuestras preguntas y necesitamos señalar con el dedo a algún culpable cuando sentimos que no somos capaces de controlar determinadas situaciones.

A veces nuestras preguntas no tienen respuesta (o al menos no podemos conocer cuál es) y otras veces no existen culpables. Además ¿Qué más da quién tenga la culpa? ¿Acaso eso va a cambiar la situación?.

Sufrimos porque nos aferramos a otras situaciones, personas, y sentimos que tenemos que luchar con uñas y dientes por ellas cuando quizás sea el momento de dejarlas ir. Sufrimos porque no nos valoramos, no sabemos querernos.

También porque tenemos miedo, miedo al futuro, a nuestras emociones, a no ser capaces, a no ser suficientes.

Cuando la tristeza se vuelve patológica

La tristeza se vuelve patológica cuando en vez de dejarle cumplir su función e irse, tratamos de luchar contra ella con las estrategias inapropiadas.

Es entonces cuando sin quererlo, sin saberlo, empezamos a alimentarla y ésta empieza a irrumpir cada vez con más fuerza en nuestra vida cotidiana.

Cuando nos pasa algo que categorizamos como “malo” es normal reaccionar con tristeza, miedo o con cualquier otra emoción desagradable, cuanto más “grave” y “doloroso” consideramos que es lo que nos ocurre, el impacto emocional inicial ante la experiencia es más fuerte.

Sin embargo una vez digerida esta emoción inicial son las cosas que hagamos a partir de ese momento, las estrategias que usemos para enfrentarnos a esa situación, los cambios que introduzcamos  lo que va a determinar que la tristeza se vuelva patológica y pueda convertirse en un episodio depresivo.

La depresión nunca nunca nunca surge automáticamente de la experiencia aversiva sino que constituye un proceso activo, de aprendizaje, que se pone en marcha cuando intentamos superar una situación difícil.

En definitiva aunque sentirse triste es natural, el proceso de deprimirse no es un proceso lógico sino que surge de nuestros intentos por enfrentar de la mejor manera posible las experiencias difíciles y doloras de la vida.

Ejemplo

Imagina la situación de un actor cuya mujer tras 20 años de matrimonio ha tomado la decisión de que ya no quiere continuar a su lado.

Nuestro actor se encuentra terriblemente dolido y triste tras la desaparición de su mujer y decide cancelar todas las obras de teatro que tenía planeadas para el siguiente año, se encierra en casa a vivir con su dolor, se repite una y otra vez que su mujer es irreemplazable, que la perdió por su culpa y que nunca podrá superar su pérdida.

También elude todas las situaciones sociales, deja de quedar con sus amigos de siempre y apenas acude a reuniones familiares. Este tipo de actividades le exigen un esfuerzo y un estado de ánimo que desde luego ahora no posee y por lo tanto rechaza todo tipo de invitaciones.

¿No crees que en pocos meses esta persona habrá convertido su dolor y su tristeza natural en un episodio depresivo?

Contraejemplo

Imagina la situación de un actor cuya mujer tras 20 años de matrimonio ha tomado la decisión de que ya no quiere continuar a su lado.

Nuestro actor se encuentra terriblemente dolido y triste tras la desaparición de su mujer y decide cancelar las actuaciones más próximas y sus compromisos inmediatos, se rodea de un grupo de amigos y familiares que lo apoyan y lo ayudan a reincorporarse progresivamente a la vida pública y a su profesión, poco a poco vuelve a aceptar compromisos y obras, eligiendo en un principio aquellos menos costosos y más apetecibles, busca y encuentra nuevas actividades satisfactorias que sustituyan a aquellas que realizaba con su mujer y aunque a veces se siente terriblemente triste no convierte esa tristeza en el eje de su vida.

Entiende que su mujer es irreemplazable pero acepta la pérdida y acaba encontrando satisfacción en el recuerdo de la vida pasada con ella. Incluso a medida que pasa el tiempo comienza a pasárle por la cabeza la idea de que quizás pueda volver a enamorarse y rehacer su vida con otra mujer.

Conclusión

En épocas de tristeza el cerebro está sumamente activo (recordamos, pensamos, sufrimos, razonamos buscando soluciones, etc) por lo tanto tiene un incremento significativo de su metabolismo consumiendo más oxígeno y glucosa y provocando sensación de agotamiento.

También se reducen los niveles de serotonina, un neurotransmisor cuyos niveles muestran una estrecha relación con la depresión.

Además cuando sentimos tristeza tendemos a tener más pensamientos negativos y a pasar más tiempo solos, siendo más probable que dejemos de lado aquellas actividades sociales o de ocio que son un componente casi imprescindible en la estabilidad emocional.

De esta forma es probable que entremos en un bucle de pensamientos negativos – emociones negativas y apatía que si no cortamos a tiempo puede desencadenar en un episodio depresivo.

“Está situación es terrible, me siento fatal” –> “Emociones negativas” –> “No tengo ganas de hacer nada” –> “No hago nada” –> “Me siento peor porque no hago nada” –> ¡Vuelta a empezar! “Está situación es terrible, me siento fatal”

La tristeza se alimenta mediante:

  • La evitación (de situaciones, de responsabilidades, de emociones, etc…)
  • Pensamientos irracionales acerca de nosotros mismos, los demás y el mundo (soy una mierda, nunca voy a salir de esto, no merezco, no soy suficiente, nada me sale bien, voy a estar solo toda la vida, nunca nadie me ha querido ni va a querer, etc…)

Y es de esta manera como una emoción en un principio natural y adaptativa se transforma, sin quererlo, sin saberlo en una tristeza infinita, apatía, pensamientos distorsionados, falta de apetito, dificultades para concentrarse o conciliar el sueño, desánimo y en esa sensación de que jamás podremos superar esa situación.