¿En qué se diferencian los arroces de Valencia, Murcia y Cataluña?

https://www.directoalpaladar.com/ingredientes-y-alimentos/vayamos-al-grano-que-se-diferencian-arroces-valencia-murcia-cataluna

Vayamos al grano: ¿en qué se diferencian los arroces de Valencia, Murcia y Cataluña?

La pregunta que encabeza este artículo es más difícil de responder de lo que parece, porque las fronteras gastronómicas son mucho más difusas que en la geopolíticas. Es fácil intuir el vínculo entre el arroz con conejo y caracoles murciano y la clásica paella valenciana. O entre el arroz parellada catalán y el arròs del senyoret que se consume en tierras levantinas. Y es que en estas tres regiones de la franja mediterránea podemos encontrar versiones bastante similares de arroces caldosos y secos; de arroces marineros y de montaña.

A todas les une la devoción por este versátil cereal, cuyo cultivo introdujeron los árabes en el siglo VIII. Debemos a los musulmanes la transformaciones de muchos paisajes anegados y pantanosos de marismas y lagunas -considerados hasta entonces estériles para la agricultura- en vergeles dedicados al cultivo de un producto que revolucionó para siempre la gastronomía de la España mediterránea. Una valiosa herencia que ha dado lugar a arroces con denominación de origen como el bomba de Calasparra (Murcia); el Arroz de Valencia que tiene la Albufera de Valencia como buque insignia (variedades bomba, albufera, J.Sendra o marisma); o también el del Delta del Ebro (bomba, bahía, montsianell, senia, tebre).

La clave está en el sofrito

Sofrito

Sabemos cuál es el vértice común de la cultura arrocera en Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña, pero ¿cuáles son los principales puntos de divergencia? En opinión de Paco Solé, actual propietario e hijo de los fundadores de la emblemática arrocería de Barcelona 7 Portes (Passeig d’Isabel II, 14), la diferencia principal se encuentra en el sofrito. “Las distintas combinaciones de sofrito y de caldo o fumet son las que explican la gran variedad de arroces que tenemos. Es una cuestión clave -apunta Solé, en declaraciones a Directo al Paladar-. En Cataluña, por ejemplo, el sofrito lleva cebolla, algo que en Valencia se considerarroa una herejía (ríe)”.

Casa CarmelaCasa Carmela

Murciana de nacimiento, valenciana de adopción, y con varios años de experiencia en una arrocería de Barcelona, la cocinera María José Martínez, propietaria del restaurante Lienzo de Valencia, es una voz autorizada para hablar del asunto que nos ocupa. “Efectivamente, el sofrito es esencial. En Cataluña, además de ponerle cebolla, se le echa al arroz muchísimo más tomate que en Valencia y además la paella se mete en el horno. Controlas el tiempo, abres al final la puerta para que salga vapor, y el arroz se seca. Eso sí, socarrat no vas a encontrar. El cliente catalán no lo aprecia como el de Valencia”.

Y ¿cómo se resuelve al sofrito en Murcia? “Allí lo hacemos como en Alicante: una salmorreta con tomate, **ñora, aceite y ajo**. Y también utilizamos el pimiento muy a menudo, sobre todo cuando son arroces con marisco”. Otra diferencia que lo diferencia del arroz valenciano y le hermana con los que se preparan en Alicante es que en Murcia no se suele preparar caldo, “se echa agua directamente después de nacarar el arroz previamente [es decir, rehogar el grano con el sofrito hasta que adquiere un aspecto perlado o nacarado]”, nos explica la chef.

Los arroces más típicos de Valencia

Paella Valenciana

Es el arroz más universal… y también el que mayores polémicas suscitaLa paella valenciana es un plato de origen rural y humilde. Los campesinos echaban al arroz lo que tenían a mano: pollos, conejo, anguila, rata de albufera (de las que se alimentaban de arroz), y productos de la huerta como la judía verde (bajoqueta) o habas gruesas y planas (garrofó). Otro rasgo de autenticidad es la incorporación de caracoles de vaqueta, una especie que crece en montes secos y en lugares donde crece el romero, la lavanda y el tomillo (lo que los convierte en un complemento perfecto para este plato). Con el objetivo de despejar cualquier tipo de dudas, la asociación Wikipaella ha establecido cuáles son los 19 ingredientes que sí puede llevar un arroz digno de portar el nombre de paella.

Paella Valenciana

A pesar de la humildad de sus ingredientes, este plato es de lo más protocolario. Los puristas defienden que ha de comerse directamente del recipiente, a ser posible con ayuda de una cuchara de madera bien pulida. (Y sin limón, por favor). Es importante rascar bien el socarrat, esa deliciosa película de arroz tostado (que no quemado) que se adhiere al fondo de la paella.

Arroz al horno

View this post on Instagram

Buenos días!! Empezamos la semana con este delicioso arroz de Arantxa con la variedad 🍚 (bomba #moliderafelet), tomamos buena nota 📝 de la receta👩🏻‍🍳 vía Repost @arantxabrujilla ・・・ Muero por este arroz!!! Hoy día festivo en Valencia y con más hambre. ARRÒS AL FORN. Este Arroz al horno, la verdad es que lo preparo mucho muchísimo, porque es mi receta preferida entre todas las recetas de Arroz. Más que la paella Valenciana…que ya es decir!!!! En esta ocasión he utilizado el arroz de @moliderafelet Y también el pimentón de la Vera @pimenton_elcaballodeoros … Lleva además de los ingredientes tradicionales de Arroz, costillas de cerdo, panceta, tomate, garbanzos, cabeza de ajos, patata, pimentón, y caldo de puchero, el blanco ( embutido típico de la terreta). Tenéis receta en mi galería…. #arroz #arros #arrosalforn #arrozalhorno #valencia #valenciagram #paellalover #paellalovers #ricelover #morcilla #papas #ribs #cocina #cocinafacil #easyrecipes #comidareal #almuerzo #cuina #receptes #cocinar #gastronomia #cheff #foodgood #instafoods #instafood .📸 Foto de @arantxabrujilla. Muchas por este manjar 🤤🤤 #arantxabrujilla . ¡¡Feliz lunes y semana!! #fanmoliderafelet Teresa y Rafael Moli de Rafelet #hermanosmargalef #fansmoliderafelet

A post shared by Arròs Molí de Rafelet (@moliderafelet) on

Un arroz de aprovechamiento que permite “reciclar” los restos del cocido del día anterior. Lleva garbanzos, tocino, morcilla, chorizos o costilla de cerdo, se le añaden patatas, tomate y una cabeza de ajos en el centro. La receta, que en una primera versión aparece ya recogida bajo el nombre de arròs en cassola al forn en el Libre del coch de 1520, apenas sufre variaciones en ninguna de las comarcas de la Comunidad Valenciana. Es el del municipio interior de Xàtiva, en la provincia de Valencia, el que atesora más fama.

Arroz con habichuelas y nabo

View this post on Instagram

Valencianor en forma de #fessolsinaps

A post shared by Pilar Argudo (@pilarargudo) on

Un plato de cuchara que suele comerse en familia y se transmite de generación en generación. Es quizás el buque insignia de los melosos-caldosos valencianos. Contundente y lleno de sabor, gracias a las distintas partes del cerdo con la que se elabora (oreja, morro, tocino, manitas), esta receta es perfecta para los meses fríos.

Arroz a banda

A banda

Un plato marinero que vale por dos. Es típico de las zonas costeras de Alicante y su invención se atribuye al gremio de pescadores, que utilizaban la morralla o los pescados de descarte que no podían vender en la lonja y los utilizaban para preparar un suculento caldo o fondo de pescado donde se cocina un arroz separado (a banda). Al día siguiente se cocina un guiso con ese caldo, añadiendo patata y pescado desmenuzado.

¿Dónde comer buenos arroces en la Comunidad Valenciana? En la propia Valencia sobresalen locales de tradición como Casa CarmelaCasa Roberto y L’Alter, en Picassent, que presume de haber aparecido en The New York Times. Cabe destacar los arroces cocinados con leña de sarmiento de Casa Elías (Xinorlet, Alicante) y Paco Gandía, en El Pinós (Alicante), así como o Casa Jaime (Peñíscola), donde se puede probar el atípico pero espectacular arroz Calabuig, con espardenyes y ortiguillas.

Los arroces más típicos de Cataluña

Arroz parellada

Paella Parellada MixtaArroz parellada de 7 Portes

Un arroz con leyenda. Cuentan que la receta surgió a principios de siglo XX en el Suís de Plaça Reial. Este restaurante tenía como cliente habitual un abogado rico llamado Juli Maria Parellada. Un buen día decidió pedir un plato de arroz sin huesos y sin espinas para no mancharse los dedos. Y así dicen que nació este plato “primo hermano” del arroz del senyoret valenciano.

Arroz a la catalana con embutido

Un arroz de montaña que hace honor a la maestría de los catalanes en la elaboración de chacinas. Se puede preparar con diferentes tipos de embutido(especialmente butifarra negra y blanca), además de pimientos morrones y el imprescindible sofrito de tomate.

Arroz a la cazuela

Arroz CazuelaImagen de Catalunya.com

Un plato tradicional que antiguamente se servía en las bodas y fiestas mayores y después se estableció como una comida típica de los jueves. Se cocina en un recipiente de barro y admite muchas variantes, dependiendo de los ingredientes de la temporada. Por ejemplo, en primavera es común utilizar judía tierna y en otoño setas. Admite tanto pollo -en ocasiones incorporando su sangre frita- y carne de caza como pescado o marisco.

Dónde comer buenos arroces en Cataluña: 7 PortesLa Mar Salada y Can Solé en Barcelona; El Llagut (Tarragona); Els Pescadors (Llançà); Llagostera (Gero 16. na); Sol Blanc (Pals)

Los arroces más típicos de Murcia

Caldero murciano (del mar Menor)

View this post on Instagram

#calderomurciano

A post shared by Cafeteria La Regadera (@la_regadera_coffe) on

Receta marinera muy típica de Murcia. Debe su nombre a la olla en la que se elabora, usada tradicionalmente por los pescadores. Se elabora con pescados del mar Menor, sobre todo con dorada y mújol. El más célebre es el que sirven en el restaurante Venezuela de Lo Pagán, elaborado con tripas e hígados de pescado con tomate, cabezas y gañiles fritos, caldo de pescado, tajadas del pescado y, por supuesto, arroz.

Arroz con conejo y caracoles serranos

Cocinado a leña de sarmiento con arroz bomba de Calasparra y caracoles serranos (o serranas), que son puro sabor a monte. Esta especialidad murciana tiene su réplica también en El Pinòs, un pequeño pueblo del interior de Alicante y muy cercano a su vez de Murcia y Albacete.

Arroz de caza

Perdiz Y FoieArroz de perdiz y foie de Los Cazadores de Corvera

Uno de los más célebres es el de perdiz y foie que preparan a la lumbre en Los Cazadores de Corvera. Un arroz meloso y aromático que es puro monte gracias a la presencia de hierbas del monte como el romero y el tomillo.

Dónde comer buenos arroces en Murcia: es famoso el caldero del restaurante Venezuela (Lo Pagán) donde también destacan sus mariscos y pescado fresco; también con solera son los calderos y otros arroces de Ramón (Los Alcácares); en Los arroces de los 9 Pisos (Murcia) está claro qué se va a comer, donde se cocinan al sarmiento en pleno centro urbano; Taúlla de Julio Velandrino (Murcia) destaca por su cocina estacional basada en la gastronomía murciana tradicional pero reinterpretada con toques de autor y técnicas más modernas; Los Cazadores de CorveraLos Limoneros (Archena); y para arroces más de caza, La Perdiz (Sierra Espuña) es otro clásico situado en un enclave de lujo, en pleno parque natural.

Imagen de portada | iStock.com

Un vínculo muy especial: por qué perder a un perro es tan duro como perder a un familiar

https://magnet.xataka.com/que-pasa-cuando/vinculo-muy-especial-que-perder-a-perro-duro-como-perder-a-familiar

Un vínculo muy especial: por qué perder a un perro es tan duro como perder a un familiar

Hace poco, mi mujer y yo pasamos por el peor momento de nuestras vidas: la eutanasia de nuestra querida perra, Murphy. Recuerdo que mantenía el contacto visual con Murphy, momentos antes de que dejase de respirar. Me miró con una adorable mezcla de confusión y confirmación de que todos estábamos bien porque estábamos allí con ella.

Cuando la gente que no ha tenido perro ve a sus amigos que tienen mascota llorar por su pérdida, normalmente piensan que están exagerando un poco, ya que “solo es un perro”. Sin embargo, los que aman a los perros saben la verdad: una mascota no es “solo un perro”.

Muchas veces, mis amigos me han confesado, sintiéndose culpables, que habían llorado más la pérdida de un perro que la de sus familiares o amigos. Un estudio ha confirmado que, para la mayoría de las personas, la pérdida de su perro es, en casi todos los casos, comparable a la pérdida de un ser querido. Lamentablemente, en nuestra cultura no hacemos ceremonias, no ponemos esquelas en los periódicos y no existe servicio religioso para la pérdida de nuestra mascota; evitando todo lo anterior nos sentiremos un poco menos avergonzados por demostrar en público que lamentamos su muerte.

Quizá, si fuéramos conscientes de lo fuerte e intenso que es el vínculo entre un amo y su mascota, aceptaríamos mucho mejor ese dolor. Eso ayudaría a los dueños de los perros a aceptar su muerte y a superarla.

Una unión única entre especies

¿Qué tienen los perros para que su vínculo con los humanos sea tan especial?

Para que los humanos lo sepan, han tenido que adaptarse a vivir con ellos durante los pasados 10.000 años, y lo han hecho bastante bien. Son los únicos animales que han evolucionado y se han convertido en compañeros y amigos. El antropólogo Brian Hare ha escrito Hipótesis de la domesticacióndonde explica que los perros pasaron de ser lobos grises a animales con habilidades sociales con los que interactuamos igual que lo hacemos con otras personas.

Perros1(Matt Nelson/Unsplash)

Puede que uno de los motivos por los que nuestra relación con los perros es más satisfactoria que con los humanos es que los perros nos dan un amor incondicional, sin críticas y positivo. Ya lo dice el dicho: “Voy a convertirme en el tipo de persona que mi perro cree que soy”.

No es casualidad. Han sido criados de manera selectiva para que estén pendientes de las personas. Una resonancia magnética muestra cómo el cerebro del perro reacciona con el mismo entusiasmo antes sus dueños que con la comida. Los perros reconocen a las personas y aprenden a interpretar las emociones de los humanos y sus expresiones faciales. Estudios científicos han indicado también que los perros advierten las intenciones de los humanos, intentan ayudar a sus amos e incluso evitan a las personas que no colaboran con sus dueños o que no los tratan bien.

No es de extrañar que los humanos respondan positivamente a este afecto, a esta ayuda y a esta lealtad. Mirar a un perro puede hacer que las personas sonrían. Los dueños de los perros tienen mayor bienestar y son más felices, de media, que las personas que tienen gatos o que no tienen ninguna mascota.

Como un miembro de la familia

Nuestro gran cariño hacia los perros se menciona en un estudio recientesobre “equivocarse de nombre”, es decir, cuando llamamos a alguien por otro nombre. Como cuando los padres se equivocan llamando a uno de sus hijos por el nombre de otro. Pasa lo mismo cuando confundimos el nombre de la mascota con uno de los nombres de los miembros de la familia, lo que indica que el nombre del perro se ha asociado con el mismo grupo cognitivo que contiene al resto de miembros de la familia. Curiosamente, con los gatos rara vez pasa esto.

No hay ni que decir lo mucho que echan de menos los dueños a sus perros cuando no están con ellos.

Perro2(Marcus Cramer/Unsplash)

La psicóloga Julie Axelrod afirmó que la pérdida de un perro es tan dolorosa porque los propietarios no están perdiendo solo a una mascota. Puede significar la pérdida de un amor incondicional, de un compañero que les brinda seguridad y comodidad, y puede que haya protegido a ese ser como a un hijo.

La pérdida de un perro puede alterar también gravemente la rutina del propietario, mucho más que si hubiera perdido a un pariente o a un amigo. Para los dueños, sus horarios diarios, incluso en vacaciones, pueden girar en torno a las necesidades su mascota. Los cambios en el estilo de vida y en la rutina diaria son unos de los principales causantes del estrés.

Según una encuesta reciente, muchos de los que han perdido a sus mascotas han creído ver o escuchar el movimiento, la respiración o el llanto de su mascota fallecida. Esto suele pasar poco después del fallecimiento, sobre todo a los dueños que estaban muy unidos a su mascota. Es cierto que la muerte de un perro es terrible. Pero los dueños están tan acostumbrados a la presencia reconfortante y sin críticas de sus compañeros caninos que, muy frecuentemente, acaban adquiriendo uno nuevo.

Sí, echo de menos a mi perra, pero estoy seguro de que volveré a pasar por esto otra vez dentro de unos años.

Una versión anterior de este artículo fue publicada en julio de 2018.

The Conversation

Imagen: Patrick Hendry/Unsplash

Autor: Frank T. McAndrew, profesor de psicología en el Knox College.

Este artículo ha sido publicado originalmente en The Conversation. Puedes leer el artículo original aquí

No creas lo que te digan (mienten)

Hacía tiempo que no me gustaba una canción de este dúo.

[Verse 1]
The things I’ve almost told you
All the things I’ve thought about you
It takes all my strength to face you
To hold still
And when you give me your attention
Things get lost in translation, again
Tell you I don’t love you at all
But I do love you

[Pre-Chorus]
I don’t want to be a liar
But I do it every day
I don’t want to be so tired
But I can’t sleep any way

[Chorus]
Don’t believe the things they tell you, they lie
Don’t believe the things they tell you, no

[Verse 2]
The thing my mother told me
Was that everyone would love me
But in the dark I feel so lonely
I’m numb
She said it with so much conviction
But I feel like something’s missing, again
Ooh, I don’t love me at all
I don’t love me

[Pre-Chorus]
I don’t want to be a liar
But I do it every day
I don’t want to be so tired
But I can’t sleep any way

[Chorus]
Don’t believe the things they tell you, they lie
Don’t believe the things they tell you, no

[Bridge]
I’m a liar
No one believe me
I’m a liar
No one believe me

[Chorus]
Don’t believe the things they tell you
Don’t believe the things they tell you
Don’t believe the things I tell you, I lie
Don’t believe the things I tell you, no

Recuerda olvidarme

Me está encantando el nuevo disco de Blink182, como esta balada:

[Verse 1: Mark Hoppus]
Threw my wishes in a fountain
Deep down under where I found them
Don’t let go, I’ll probably drown in them
Three, two, one, but who’s counting ‘em?

[Pre-Chorus: Mark Hoppus]
Hey, mom, I’m on my own
Scared to death and far from home
Can you imagine that, imagine that, imagine that?
You know I’m bad at that, bad at that, bad at that

[Chorus: Mark Hoppus & Matt Skiba]
You left pieces of me along the side of the road
Right after you said you’d never leave me alone
Found myself on the wrong side of the door
I’ll come in if you let me
I got a song in my head you played me over the phone
Left the light on upstairs, but there ain’t nobody home
All the nights that you end up all alone
Remember to forget me

[Verse 2: Matt Skiba]
This is hard, I’m one step off
I called but you’re gone, I’m here but you’re not
We both made a left, it don’t make it right
I’m trying to forget, but remember the times

[Pre-Chorus: Mark Hoppus]
Hey, mom, I’m on my own
Scared to death and far from home
Can you imagine that, imagine that, imagine that?
You know I’m bad at that, bad at that, bad at that

[Chorus: Mark Hoppus & Matt Skiba]
You left pieces of me along the side of the road
Right after you said you’d never leave me alone
Found myself on the wrong side of the door
I’ll come in if you let me
I got a song in my head you played me over the phone
Left the light on upstairs, but there ain’t nobody home
All the nights that you end up all alone
Remember to forget me

[Outro: Matt Skiba]
Got a song in my head you played me over the phone
Left the light on upstairs, but there ain’t nobody home
All the nights that you end up all alone
Remember to forget me

https://genius.com/Blink-182-remember-to-forget-me-lyrics