LO QUE NO SE PUEDE COMPRAR

https://nicholasavedon.com/lo-que-no-se-puede-comprar/

Vivimos una distopía, siempre la hemos vivido. Algunas personas empiezan a darse cuenta en estos días extraños de encierro. No escribo desde hace tiempo, porque ¿quién necesita un escritor de distopías en estos momentos? Leo en periódicos nacionales editoriales con planteamientos distópicos mucho mejor que cualquiera de los míos. Cada semana aparece en una revista de prestigio un guión de pesadilla que estoy tentado de copiar para crear un universo oscuro de los míos, pero… ¿para qué?

Así que he decidido, al menos por un tiempo, ser un escritor diferente, uno que hable de cosas hermosas, de esperanza y de la parte brillante del ser humano. Al fin y al cabo, esa fue siempre mi vocación, mostrar la belleza del girasol muerto del desguace. Llevo días escribiendo un cuento infantil para mis hijos, para dejarles algo que perdure en sus recuerdos y para que conserven de mayores un legado real, algo tantigle después de los años. Hay naves espaciales y aventura, en un universo donde todo es posible y no hay sombras ocultas.

En mi rutina de astronauta, los días pasan de corrido, en secuencia perfecta. Hacer la comida, ejercicio, ensuciar, trabajar, lavarse los dientes, limpiar, matar arañas y sacudir mantas. Todo medido para no quedarse parado mirando por la ventana y ver que todo sigue igual, que estamos viviendo en suspenso. Lo que se sea para no pensar que en el fondo, siempre ha sido así. Pero no caeré en la trampa, no. Miro hacia mis portales mágicos, que siguen apareciendo allí donde menos te lo esperas.

Hoy en Twitter, alguien ha mencionado que ya es tarde, y subraya machaconamente que vivimos en un mundo donde todo se puede comprar y vender. Lo hace de manera tan cínica, usando esa combinación de expresiones que todos hemos escuchado alguna vez, y que ha resonado en mis oídos como una campana rota de iglesia. Ha hecho vibrar mi alma, porque he visto en alguna ocasión, como efectivamente, se vendía algo que no se debería poder vender, pero no. No todo está perdido.

Todos lo hemos visto alguna vez. Un proceso rápido e irreversible, apresurado, patético y erróneo. No creo que se pueda hablar de vender algo o comprarlo, en este caso el que lo vende lo destruye para siempre, y el que lo compra, lo roba para poseer un fragmento minúsculo de su valor. La inocencia no se trafica, sólo se consume, como un chute de la droga más espantosa jamás creada. Los adictos a ella han pasado una línea sin retorno. Jamás podrán comprar la inocencia que perdieron, ni compensar la que destruyeron.

He hecho una pequeña lista de cosas que no se pueden vender, y por tanto no se pueden comprar, me dejo muchas, seguro. Os reto a discutirlo conmigo en los comentarios. Podéis elegir: espada, pistola, puños o palabras. Me defiendo con elegancia y maestría en todas las disciplinas.

EL AMOR

Quizás sea el amor lo que más literatura acumula de toda la historia de la humanidad. El amor es tan grande que puede ser infinito, como Dios mismo, o tan pequeño como la sonrisa de un bebé. Hay que ser muy necio, el necio más patético del universo para creer que el verdadero amor se puede comprar o se puede vender. Quizás de toda la lista que sigue a continuación es el más obvio. Si de verdad crees que el amor se puede comprar es que jamás has conocido el amor, lo siento, pero alguien tenía que decírtelo.

LA JUVENTUD

Cuando pasas de los cuarenta eres demasiado consciente de que el tiempo únicamente fluye en una dirección. Sólo tienes que ver a Madonna para darte cuenta de que no es cuestión de dinero, poder, belleza, o inteligencia. La juventud no se puede comprar. Lo único que puedes hacer es rodearte de gente joven y rezar para que tus ojos no se topen con un espejo. Si crees que por medio de drogas, médicos y deporte puedes engañar al destino es que has leído poco. Este es otro clásico de la literatura.

LA AMISTAD

Dicen que Stalin murió con terribles dolores porque ningún médico se atrevía a meterle mano en la mesa de operaciones. Stalin debió ser una de esas personas tan terribles que no tenía amigos. Un verdadero amigo habría preferido que muriera a verle sufrir durante dos días, abierto en canal sobre una mesa de quirófano, sin anestesia ni calmantes.

Podrás comprar palmeros, amiguetes con los que pasarlo bien, pero todos sabemos lo que pasa con los amigos de pega cuando hay problemas serios de verdad. Un buen amigo no se compra, ni a plazos ni a tocateja, de hecho los buenos amigos se hacen cuando todavía todavía no tienes con qué comprar voluntades.

Si piensas que los amigos se pueden comprar, morirás solo.

LA CONFIANZA

Vale, ir en un cochazo acompañado de alguien muy guapo que te dice cochinadas al oído aumenta tu confianza, si, tienes razón, pero eso es siempre algo muy pasajero. Dura lo que cualquier pasión (ver más abajo al respecto). La verdadera confianza no se compra, se trabaja. La confianza, como casi todo lo de esta lista, nace de un sitio profundo en el centro de tu ser. La confianza que no se viene abajo con cualquier contratiempo, la verdadera confianza, como el amor verdadero, es algo sólido que te sostiene en los momentos difíciles. Con el dinero puedes trabajarla mejor, pero la confianza es el cimiento de tu personalidad, y unos cimientos no se compran de un día para otro. No existen atajos. Puedes engañar a otros, pero nunca a tí mismo. No lo olvides jamás.

LA GENIALIDAD

Puedes pagar a los mejores maestros del mundo, echarle horas, llorar y sangrar, pero hay límites que no podremos superar jamás. Olvídate de esa chorrada de «el que quiere puede». Los límites existen, afortunadamente. Esta resulta fácil y evidente, pero tenía que nombrarla, porque inconprensiblemente hay estúpidos que siguen negando la existencia de diferencias arbitrarias en el mundo.

LA BELLEZA

Olvídate de instagram. Te hablo de algo mucho más cercano a la felicidad pura. A esos momentos que se te quedan grabados en la cabeza y ruegas a dios para que no se pierdan nunca. Esos momentos nunca se planifican, quizás esperas que ocurran, pero no te da tiempo a sacarle una foto y menos con filtros de instagram. Si no puedes planificarlos, no puedes comprarlos. Otra cosa es que te creas que lo que has comprado es lo más hermoso que has visto nunca. Si crees que la belleza verdadera se puede comprar es que has visto poco mundo.

El español tiene algunos adjetivos para mostrar el matiz, no demasiados para mi gusto, pero aún así sirven para demostrar de lo que estoy hablando: lindo, hermoso, bello, bonito, radiante, atractivo, guapo, precioso, mono, adorable…

Hazte una pregunta (pero no me digas la respuesta), ¿cual de esos adjetivos crees que están a tu alcance?, ¿crees que esa belleza que compras/tienes/posees perdurará de alguna manera?, ¿qué crees que pasa después de un tiempo?

La belleza no se puede comprar, es una mariposa, la combinación de cientos de espigas de trigo bailar al compás del viento, una mirada única en unos ojos que ya no existen y que jamás se repetirá. Un susurro, una sensación, un instante. Una vida en unos segundos. Una sensación que sólo se da una vez y que cada vez que la intentas repetir se degenera. Sobre esa necesidad de volver a la belleza primigenia se ha escrito de diferentes maneras en diferentes siglos y siempre termina igual, en el mejor de los casos tiene una palabra: melancolía. Una palabra hermosísima, por cierto.

Toda la belleza está hecha para ser efímera, si no, nos destruiría, porque existiríamos solo para contemplarla hasta morir de hambre o de locura.

LA VIRTUD

La virtud solo se paga con virtud, no con billetes. Los que creían que se podía se vieron tarde o temprano traicionados, no lo digo yo, lo dice la historia. Sólo los grandes líderes, llenos de virtud, podían mantener a su lado a personas virtuosas. Igual que no se puede comprar la genialidad, no puedes esperar alimentar al virtuoso a base de billetes. Puedes, como mucho, esperar que un genio se inspire bajo tu protección, aunque le acabe escribiendo una canción o pintando un cuadro a la persona equivocada. Dicho de otro modo, si crees que la virtud se puede comprar sólo con dinero, es que te basta sólo con la punta del iceberg, es decir, no tienes ni idea de en qué consiste la virtud.

EL FUTURO

Es cierto que la mayoría de inversores juegan a apostar a todas las jugadas posibles, y así muchas veces aciertan. Pero esa estrategia no funciona para todo. Si fuera así, los hipódromos, el black jack y la ruleta se habrían extinguido hace tiempo. Huye de aquellos que creen tenerlo todo controlado, porque en el fondo, tienen miedo del futuro.

LA PASIÓN

Mi favorita.

Si me has estado leyendo hasta aquí y coincides que ni la genialidad, ni el amor, ni la belleza se pueden comprar, estaremos de acuerdo en que la pasión es algo similar a un rayo. Puedes pagar el billete a un país donde hay tormentas, te puedes mojar y puede que veas caer un rayo, pero nada te garantiza que te caiga encima y si te cae, probablemente no es lo que esperabas que fuera, quizás ni te mate.

Y sin embargo, un buen día, vas andando por la calle, te pilla un chaparrón y zas. Mueres en el acto (o no). La pasión no se puede controlar, ni por supuesto, se puede comprar. ¿Mantener la pasión?, amigo, que poco has leído si crees que la pasión es algo que puedas de alguna manera controlar. La pasión, en el mejor de los casos, te controlará a tí. Si la pasión y la belleza fueran eternas, sería una maldición.

EPÍLOGO

Piensa ahora en ese cínico que arremete contra esos hombres entrados en años que se muestran felices en las redes sociales, acompañados por jovencitas lozanas en bikini. Piensa en lo que dice ese cínico sobre el amor y la belleza. Imagínate como desarrolla en su cabeza el concepto de pasión con esos actores. Quizás crea que la juventud es una moneda, y que la genialidad es un color de pelo. Para él la amistad será un trueque entre virtud y confianza. Con gente así, ten claro que no existe futuro alguno. Huye, huye bien lejos. Huye de los que creen que el dinero puede comprar algo realmente valioso. Ese viejales sabrá que no ha comprado amor ni pasión, pero le vale con el sucedáneo, al menos es más consciente que el que lo critica.

Puede que esos hombres de gris de los que te hablo hayan malvendido su inocencia, su esperanza, su salud, incluso su cordura.  No vendas lo que es irremplazable para comprar lo que no se puede comprar o acabarás como ellos.

Sigue buscando la belleza. Siempre existirá, pase lo que pase.

Aqui os dejo algo de belleza, juventud, pasión, confianza y genialidad.

Casa de ruido

EL PROFESOR DECEPCIONADO. DIVAGACIONES Y MIERDAS VARIAS. EL OCASO DE UNA ÉPOCA.

Nuevamente con las novedades de los Viernes. Hoy me han gustado varias canciones:

Esta canción me ha encantado y he descubierto a una nueva banda con canciones muy buenas.

Una gran banda intentando volver a ser quien eran:

Otra banda que suena bastante bien:

Una banda que nunca me han atraído nada pero cuyo último single suena bastante bien:

Y una banda que estaba en mi playlist hace más de 10 años pero que desapareció de la noche a la mañana y a quienes recupero:

Ver la entrada original

(Tú podrías) Ser mi final

Viernes de novedades.

Creeper es una banda a la que he conocido los últimos meses especialmente con Annabelle y que ahora han sacado este Be my end que me parece una muy buena canción.

https://genius.com/Creeper-be-my-end-1-lyrics

[Verse 1]
Would you be-be-be my armageddon
As we fall-fall-fall out of heaven
Unkept, unswept, and unforgiven
I’ll be choking and drinking and dying
And dreaming of you

[Pre-Chorus]
When the sun comes we vanish like vampires
We’re gonna die in the summer

[Chorus]
Baby, you could be my end
So kiss me in the dying light
Our last night on earth could be so cute
You could be my end
But I don’t wanna die tonight
At the hand of anybody else but you

[Verse 2]
And the cops came down in anticipation
Of a sky on fire like Revelation
Can we burn and burn into temptation?
Scorch my song, let my bones, my body decay

[Pre-Chorus]
When the sun comes we vanish like vampires
We’re gonna die in the summer

[Chorus]
Baby, you could be my end
So kiss me in the dying light
Our last night on earth could be so cute
Yeah You could be my end
But I don’t wanna die tonight
At the hand of anybody else but you

[Bridge]
Descend on me like an angel
Descend on me like the devil you are

[Chorus]
Baby, you could be my end
So kiss me in the dying light
Our last night on earth could be so cute
Yeah this could be the end
But I don’t wanna die tonight
At the hand of anybody else but you

Qué lenguaje o herramientas de programación deberían enseñarse a los niños según su edad

https://www.xataka.com/especiales/que-lenguaje-herramientas-programacion-deberian-ensenarse-a-ninos-su-edad

Qué lenguaje o herramientas de programación deberían enseñarse a los niños según su edad

 

Programación, robótica, pensamiento computacional … este vocabulario que hasta hace pocos años no entraba en las conversaciones asociadas a la educación o el ocio de los niños, ha ganado un peso enorme. Ya no es extraño ni poco habitual que en diferentes materias del colegio, juguetes STEM, extraescolares o el tiempo con los padres, enseñar programación sea un objetivo claro y definido.

La gran duda entonces es: ¿qué lenguaje, juego o herramienta de programación es recomendable enseñar o practicar con los niños según su edad?

Enseñar programación a los más pequeños sin programar (3-6 años)

Cuando hablamos de enseñar programación a un niño o niña de menos de 5-6 años, en realidad nos estamos refiriendo a que conozcan y empiecen a familiarizarse con el mundo de la programación y su lenguaje general sin que se den cuenta. Que tengan un primer contacto con esta disciplina de una manera lúdica y a la vez formativa.

Con apenas 4-5 años, los juegos de lógica y movimientos físicos son un comienzo perfecto para dar esos primeros pasos en la programación y el pensamiento computacional

Por medio de juegos, retos, puzzles y recurriendo a su creatividad, en estas primeras edades podemos arrancar el desarrollo del pensamiento computacional. Lo común a todas ellas es que debemos intentar que las herramientas que usemos no estén vinculadas a elementos visuales, pues sus capacidades lectoescritoras todavía están formándose.

MapasEn este ejemplo, los niños solo tienen que colorear aquellas instrucciones que permiten alcanzar el objetivo por parte del nuestro simpático personaje

En Code.org y CSUnplugged hay numerosos ejemplos muy bien documentados (con fichas para imprimir, enlaces a los recursos y organizados por etapas y edades) y en los que podemos seguir varios itinerarios. Los juegos en los que los más peques buscan soluciones a problemas de manera creativa y haciendo uso de algoritmos sin darse cuenta pueden ser muy variados.

Kidbots Little Red Riding HoodCon más edad podemos ir incluyendo retos cada vez más complejos o colaborativos

Desde una misión de rescate jugando en un espacio físico a modo de tablero de ajedrez a la planificación de los pasos de baile de una fiesta donde podrán descubrir sin darse cuenta conceptos como señales o bucles.

También el proceso para plantar semillas y otras actividades habituales de los niños/as (que podemos tener previamente organizadas en fichas visuales) pueden servir para que aprendar a descomponer un problema en múltiples partes o a ordenar eventos en un orden lógico.

Kidbots StepEl patio o cualquier lugar al aire libre puede servir para organizar un juego de robots que siguen las órdenes que les damos para llegar a su destino

En estas primeras edades (a partir de 4-5 años) también podemos empezar a trabajar con un ordenador o tablet, incluso aunque los niños/as no sepan todavía leer. Con nuestra ayuda a la hora de trasladarle las explicaciones de las instrucciones, hay juegos en que se completan retos usando programación por bloques pero en los que los más pequeños no tienen que leer nada. Bastará trasladar esas nociones básicas de los juegos sin PC de por medio a un entorno ya digital pero que les resultará completamente reconocible. Por ejemplo con Angry Birds.

AngrySi les leemos nosotros las instrucciones y objetivo final del reto, ellos ya pueden colocar las instrucciones con un sencillo arrastrar y soltar

El flujo de trabajo asociado a este tipo de actividades, donde lo más complicado para ellos puede ser el gesto de arrastrar y soltar, lo practican antes con puzzles, ganando destreza con el ratón o los gestos.

Puzles ParaAntes de empezar a programar por bloques, los gestos y movimientos de ratón los pueden practicar con divertidos puzzles que simulan el modo de unión de los bloques de código que descubrirán más adelante

Aunque existen en la red recursos muy completos y gratuitos, listos para imprimir o copiar, también podemos recurrir a kits de iniciación a la robótica con los que conseguir el mismo objetivo: usar juegos de lógica y movimientos físicos con los que representar y comprender diferentes conceptos relacionados con la programación.

Tenemos varias opciones, pero tanto Code & Go (70 euros) como Let’s Go Code (ambos de Learning Resources) son las que recomendaríamos a esta edad.

Tablero físico para movimientos de robots

Scratch Jr

A partir de 5 años y si el niño/a ya tiene algo de soltura con el uso de un tablet, es recomendable que comience a dar sus primeros pasos con Scratch Jr. Esta herramienta se basa en la programación pot bloques y aunque tiene limitaciones, es una excelente opción para que puedan crear sus primeras historias animadas con las que iniciarse en este lenguaje de programación.

Scratch Jr es gratuito, solo está disponible para dispositivos iOS y Android, y podemos empezar a trabajar con la ayuda de la guía de iniciación de Código21.

Scratch

Empezando con la programación por bloques (7-10 años)

Una vez que tenemos la lectoescritura en un nivel más avanzado, las posibilidades para aprender a programar se amplían de manera exponencial. Hay multitud de plataformas, apps y recursos que recurren en todos los casos a una programación por bloques plenamente visual.

Code.org

A esta edad ya podemos recurrir de manera completa a la excelente plataforma que es Code.org y no solo a sus recursos unplugged o desconectados. Allí encontramos tutoriales de diferentes niveles asociados a diferentes maneras de programar, pero lo más interesante de todo es que esos retos están basados en temáticas y universos que a los niños y niñas atraen especialmente. Star Wars, Minecraft, Frozen o personajes de sus series de dibujos animados preferidas se usan en cientos de recursos para los primeros pasos programando.

Los tutoriales de Code.org son un completo y variado punto de partida para empezar a relacionarse con la programación por bloques

Los tutoriales están organizados por edad, temáticas y tipo de recurso. Es recomendable empezar con alguno de los propuestos para la iniciativa La Hora del Código. Solo requieren una hora de dedicación y son una gran motivación para los primeros pasos. Luego ya podemos iniciar alguno de los programas asociados a cada rango de edad y que vienen guiados y con un esquema muy claro y que podemos continuar en varios momentos.

Codeorg Organizacion

Scratch

Ya sea con un nivel más avanzado de la versión Junior o directamente con el software completo, Scratch es el mejor y más lógico paso adelante que los niños y niñas pueden empezar a dar a partir de 7-8 años.

Se trata de una de las plataformas más importantes de programación educativa. Es gratuita, podemos usarla vía navegador web o en versión offline, y su curva de progresión es fantástica en tanto que permite desde trabajos muy sencillos para niños de 7-8 años hasta proyectos complejos y enlazados con robots, placas y sensores de terceros por medio de las extensiones.

Extensiones De Scratch

Tynker, CodeSpark y Code Monkey

Otra de las plataformas más conocidas y grandes para aprender programación usando bloques es Tynker. Hay aplicación muy completa para tablets pero también hay recursos que podemos usar vía navegador web.

Su uso es muy intuitivo y como en Code.org, hay planes de trabajo guiados donde los juegos, animaciones y retos son la base. En total tienen más de 40 cursos guiados y casi 4000 módulos de aprendizaje organizados por edad y asociados a diferentes lenguajes de programación. Son de pago por suscripción. El mismo funcionamiento tiene CodeSpark y varias plataformas similares como CodeMonkey.

Tynker

Robots con sus propios entornos de programación

Para aprender a programar por bloques recurriendo a robots, además de Scratch, mBlock o BitBloq, los diferentes fabricantes se basan en propuestas propias y muy bien apoyadas en lecciones o guías de uso de dificultad progresiva. Los más destacados son Lego con sus Spike y Wedo 2.0, así como Robo Wunderkind o Zum Kit Junior de BQ.

Dsc 1589 2048x1367

Primeras líneas de código (10-15 años)

Entrando ya prácticamente en educación secundaria, los niños y niñas están listos para empezar a escribir sus primeras líneas de código en diversos lenguajes, siempre con el punto de partida de una programación basada en bloques y visual.

Swift Playgrounds

De la mano de Apple tenemos su aplicación Swift Playgrounds, disponible solo para dispositivos iOS y Mac. Incluye lecciones para aprender a programar con el lenguaje Swift con varios niveles progresivos.

A esta edad es recomendable empezar con las primeras lecciones que explican mediante puzzles a resolver de manera muy gráfica los conceptos básicos de la programación así como las instrucciones más sencillas con las que superar los retos que propone la app. Más adelante se pueden empezar a programar robots o drones compatibles con la aplicación.

Swift Apple programacion

MakeCode para empezar con JavaScript

Microsoft ofrece también una plataforma gratuita de código abierto como punto de partida para aprender programación real. MakeCode se basa en diferentes experiencias de aprendizaje bastante atractivas para los niños/as y basadas en placas como la MicroBit o la Adafruit, el juego Minecraft o los famosos LEGO Mindstorms.

La plataforma incluye un simulador que permite no depender de elementos hardware para ver los resultados de la programación. Dependiendo de la edad podemos optar por programación basada en bloques que usan la técnica de arrastrar y soltar, o, si ya hay una base, optar por el editor de JavaScript o Python.

Makecode JavascriptEn cualquier momento el niño/a puede pasar de programación por bloques a editar directamente código Javascript o Phyton

Phyton con Minecraft o CodeCombat

Aunque en MakeCode ya tenemos una buena base para empezar a programar en Phyton vía Minecraft, un entorno ideal para hacerlo en Minecraft Pi, la versión para Rpi del juego de Microsoft, o directamente con la edición educativa de Minectaft, donde disponemos de tutoriales y cursos guiados para niños/as a partir de 14 años.

Otra plataforma muy atractiva para estas edades y con la que se puede empezar a programar de manera textual tanto en Python como en Javascript, es CodeCombat. Y por supuesto que en Tynker también disponemos de juegos y actividades completas para estos dos lenguajes de uso profesional.

Codecombat

Más nivel con Scratch

La posibilidad de empezar a escribir código ya no resta un ápice de valor a lo los niños y niñas pueden seguir consiguiendo con Scratch. Ya no se trata tanto de contar historias, aprender instrucciones o replicar instrucciones sino ir un paso más allá y, por ejemplo, realizar variaciones personales de videojuegos arcade, algo muy motivador a esta edad.

Las primeras aplicaciones para móviles con AppInventor

Recurriendo a un método de trabajo basado en gran parte en la unión de bloques, App Inventor es una solución sencilla pero potente para enseñar a programar aplicaciones para teléfonos Android. Es gratuita e incluye un simulador, aunque lo mejor de ella es que, tras programar la app o juego, podemos generar un apk y probarla directamente en un teléfono.

Paintpotallblocks

Creando contenido con código (+15 años)

Con una base ya sólida de lo que es la programación por bloques, conceptos clave e incluso con nociones de JavaScript, Swift o Phyton, llega el momento de que la creación de aplicaciones, juegos y demás contenido sea una realidad.

Desarrollando aplicaciones con Swift

Tras los puzzles y retos de PlayGrounds, Apple dispone de un itinerario formativo basado en guías visuales y denominado App Development with Swift en el que los estudiantes de segundo ciclo de educación secundaria pueden empezar a programar en Swift sus propias aplicaciones para dispositivos Apple.

Diseño app con swift

Videojuegos con Unity y C

Programación y videojuegos van de la mano en cuanto hablamos de estudiantes. Unity es uno de los motores de creación de juegos más usados en la actualidad y ellos mismos disponen de una plataforma de aprendizaje donde incluso obtener una certificación tras aprender a crear contenidos mediante programación en C#.

Unity Learn

Robótica con Arduino

Aunque en los primeros cursos de educación secundaria se puede empezar a programar placas Arduino y similares recurriendo solo a programación por bloques, es a partir de 14-15 años cuando el aprendizaje conjunto de electrónica y programación en Arduino alcanza un potencial enorme.

Estamos ante un lenguaje muy versátil, con una gran comunidad y el atractivo de que incluya hardware con múltiples posibilidades.

Soy el padre del único alumno de la clase de 14 años que no tiene móvil

https://www.xataka.com/otros/soy-padre-unico-alumno-clase-14-anos-que-no-tiene-movil

Soy el padre del único alumno de la clase de 14 años que no tiene móvil

“Mi hijo. 14 añazos. Llorando como una madalena porque no le compramos un móvil. Ya nos cuesta que haga los deberes, que estudie, que se acueste y que no se distraiga sin tener móvil, como para comprarle uno. Y el problema no es él. El problema son los padres de los demás”, se quejaba el padre de un adolescente en una publicación de Twitter que se viralizó el pasado enero. “TODOS, absolutamente TODOS los alumnos de 3ero de ESO tienen teléfono”, lamentaba.

Su publicación, que incluso tuvo repercusión en los medios de comunicación, generó un fuerte debate en torno a si los padres debieran ceder frente a esta demanda cada vez más temprana de los adolescentes. ¿Qué conviene hacer si tu hijo es el único de su clase que no tiene móvil? ¿Se puede alcanzar un equilibrio, sin caer en los extremos de excluirlo de sus amigos ni tampoco exponerlo a peligros para los que no está preparado?

Un adolescente utilizando un teléfono móvil

El desafío de conectarse con los hijos

“Yo creo que prohibir no sirve, se trata de educar. Nuestros hijos forman parte de una generación digital, no podemos prohibirles algo que puede afectar sus relaciones sociales, o dejarlos al margen de todo”, afirma Sonia López, madre de dos adolescentes de 14 y 12 años, además de maestra, psicopedagoga, formadora de familias y colaboradora del blog Malas madres. A su vez, agrega: “A veces prohibimos por no hacer el esfuerzo de informarnos. Es más fácil decir que no, pero tenemos la obligación de adaptarnos y conocer, para saber qué puede ayudarles o no”.

“Prohibir es lo peor que se puede hacer”, confirma la psicóloga experta en adicciones tecnológicas Gabriela Paoli. “Los padres tienen la tarea de acompañar a sus hijos en el proceso de iniciación en el mundo virtual. Hoy educar significa educar en tecnología”, y agrega que “Dejarle tenerlo, aunque siempre bajo supervisión, es mucho más pedagógico y sano para los vínculos afectivos. No tiene que ser una batalla, hay que ponerse a su lado y navegar con él, ver cuáles son sus intereses. Conectarse, en vez de alejarse. Hay mucho miedo en los padres, y ese miedo hay que cambiarlo por cautela y precaución”.

Pablo Lorenzo es padre de siete hijos de entre 5 y 22 años, dos de 11 y 15 años. Además, es orientador familiar y youtuber bajo la cuenta Family Man. Él coincide en que la mejor opción es adaptarse a las nuevas tendencias. “Somos la primera generación de padres en tener que educar en tecnologías, no tenemos referentes ni pautas claras”, explica. A su vez, asegura que “No hay que demonizar el móvil. No se trata de que sea un dispositivo peligroso o adictivo, sino de un tema de educación. Un cuchillo puede ser peligroso, pero le enseñamos a nuestros hijos a usarlo. Del mismo modo, un móvil es una herramienta que van a tener que utilizar para todo. Si aprenden a usarla de forma responsable, puede ser maravillosa”.

Los tiempos: en manos de los padres, no de la presión social

Evitar la prohibición no significa tener que ceder ante la presión social de darle un móvil a un hijo solamente por el hecho de que sus compañeros lo tengan. “Nuestro hijo más pequeño es de los pocos en su clase que aún no tiene móvil, pero creemos que eso no es una excusa”, relata Sonia López, y explica: “Cuando empiece la ESO, evaluaremos si es suficientemente maduro para su uso. No es un ‘no’ porque sí, le explicamos que es porque queremos dárselo cuando tenga capacidad de gestionarlo correctamente”.

Mientras tanto, le brindan a su hijo otras alternativas para relacionarse con sus compañeros: puede hacerlo en la propia escuela, a través del móvil de sus padres o mediante videojuegos online, donde tienen controlado que juegue únicamente con amigos.

Japanexperterna.seJapanexperterna.se

En el caso de Pablo Lorenzo, decidieron poner un plazo común para todos sus hijos: “Acordamos que se los daremos al cumplir los quince años. Antes, les encargamos distintas tareas y quehaceres domésticos, para comprobar que son lo suficientemente responsables”.

Sobre este punto, la psicóloga Gabriela Paoli explica que “En general, los expertos recomendamos regalar un móvil a partir de los 16 años, pero las estadísticas tiran por debajo”. En efecto, según la última ‘Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los hogares’ del Instituto Nacional de Estadística (INE), el porcentaje de niños de entre 11 y 15 años que disponían de teléfono móvil el año pasado era del 66%.

La experta aclara que la edad para regalar este dispositivo “depende de muchas circunstancias. No es lo mismo que tus padres estén separados, por ejemplo. Más que la edad (aunque importa), es clave el nivel de maduración y autonomía que tenga. Si no hace los deberes solo, no va a tener la autonomía de controlar el tiempo de conexión. Se le está pidiendo algo para lo que no está preparado”. Por otro lado, explica que “Si tiene un nivel de autonomía a la hora de estudiar, y tiene estas habilidades interiorizadas, hay más probabilidades que haga un uso correcto del dispositivo, aunque sin olvidarnos de que la adolescencia es un momento de mucha transgresión y rebeldía”.

El porcentaje de niños de entre 11 y 15 años que disponían de teléfono móvil el año pasado era del 66%

En cuanto a la presión social, Paoli observa que los reclamos del tipo “Me quedo afuera” o “No me invitan” por parte de los adolescentes puede generar mucha tensión y desconcierto en los padres, pero que eso no debe derivar en un permiso sin restricciones. Por el contrario, los padres tienen que estar preparados para dar ese paso con conciencia.

“Aunque el resto de los compañeros de nuestros hijos tengan móviles antes, no nos da miedo que puedan sentirse excluidos”, asegura Pablo Lozano, y agrega que “Existen otras formas de relacionarse. Nosotros facilitamos que puedan quedar con sus amigos. Además, al fijar un plazo y compartirlo con ellos, lo aceptan más fácil”.

“No se puede entregar un dispositivo sin reglas previamente pautadas”

El uso no puede ser privado

No prohibir tampoco significa dar un uso libre. “No se puede entregar un dispositivo sin reglas previamente pautadas. Al igual que los padres no dejan solos a sus hijos a las 2am en la calle, también hay que acompañarlos aquí. Hay que trasladar las normas y límites que se aplican en la vida real a la vida virtual. No se trata de darle un chupete emocional, sino de acompañarlos en ese sumergirse en la red, porque sino puede ser muy peligroso”, explica Gabriela Paoli.

Una de las herramientas que recomienda la profesional es generar contratos con los hijos sobre un buen uso como, por ejemplo, el modelo de contrato propuesto por la Fundación ANAR.

“A nosotros nos funcionó muy bien. En nuestro caso, se trata de un contrato que está lleno de sentido común, en el que se establece un horario para poder controlar el tiempo que estás conectado en internet. A los adultos también nos pasa que, si no lo gestionamos, estamos todo el día enganchados”, explica López.

A partir de este contrato, que se firma antes de recibir el móvil, se establecen ciertas reglas como, por ejemplo, el uso del celular solo en áreas comunes o fuera de las horas de estudio. “Hay que hacerle entender que esto ayuda a que no deje de hacer las cosas que hacía antes, y así puede ver los beneficios”, asegura López.

“Hay que hacerle entender que esto ayuda a que no deje de hacer las cosas que hacía antes, y así puede ver los beneficios”

Paoli explica que hay cosas que se pueden negociar democráticamente, y otras que debe decidir el adulto. “Algunos puntos se pueden compartir y debatir. Cuando involucras a un adolescente, se responsabiliza y no lo siente como una imposición”, asegura.

“Nuestro contrato se ha ido flexibilizando a medida que crece nuestro hijo. Si lo hace bien, va ganando más libertad en su uso”, explica Sonia López. Así, por ejemplo, mientras que acordaron no revisar sus conversaciones de Whatsapp, sí controlan su cuenta de Instagram. “Le explicamos que no es por control sino por su seguridad”, asegura.

Además, para ella es fundamental educar con el ejemplo. “El problema aparece cuando como padres les pedimos que hagan algo que nosotros no hacemos. Si estamos pegados todo el día al móvil o compartiendo sus imágenes y privacidad en las redes sociales, ellos acaban haciendo lo mismo”, afirma López.

Una adolescente sostiene un teléfono móvil

Pablo Lorenzo también recurrió a firma de un “contrato” con sus hijos, para establecer ciertas normas como, por ejemplo, que los padres deben tener la contraseña del móvil, que sólo puede usarse en áreas comunes, y que no pueden enviar Whatsapps después de las 23hs. De no cumplirse el contrato, se les retira el dispositivo durante una semana. “Habiendo establecido unas pautas con antelación, aceptan las consecuencias en caso de no cumplirlas”, asegura.

Las claves: supervisar y acompañar

Para Gabriela Paoli, este tipo de acuerdos deben contemplar el control y seguimiento de dos aspectos fundamentales: el tiempo de uso y el acceso a la información, para que no desarrollen adicciones ni tampoco estén expuestos a contenidos inadecuados. Para ello, es esencial que los padres, como responsables legales, tengan las claves de acceso al dispositivo. “El adolescente debe entender que el móvil es suyo, porque se lo han regalado, pero que no es privado”, sentencia.

“El problema aparece cuando como padres les pedimos que hagan algo que nosotros no hacemos”

Además de supervisar los contenidos a los que acceden sus hijos, también destaca la importancia del uso en las zonas comunes, para evitar que se encierran a usarlo en sus habitaciones. “Tenemos que tener en cuenta que son dispositivos que están diseñados para ser altamente adictivos. La pantalla genera dopamina, un neurotransmisor de la felicidad. Es normal que el tiempo de conexión sea muy difícil de controlar”, detalla la especialista.

Para que el uso no devenga en abuso, los padres deben estar atentos ante posibles señales de conductas adictivas, como pueden ser los cambios en los patrones de sueño, en las rutinas, en el desempeño académico o en el estado emocional. Tal como indica la profesional, nunca es tarde para corregir usos inadecuados. “Si los padres observan que sus hijos están haciendo un uso incorrecto, se asume el error y se busca la manera de reconducirlo. Siempre se está a tiempo”, asegura.

Con todo, la base está en que los padres puedan superar sus miedos y asumir la responsabilidad de acompañar a sus hijos en la inmersión digital. “Es importante que el acceso sea progresivo y vigilado, que los hijos sientan que sus padres están ahí con ellos, que nos los han dejado solos en ese mundo virtual”, asegura Paoli.

El perdón como método de sanación

El perdón como método de sanación

perdonar para sanar

El perdón, por lo general, suele ser visto desde una perspectiva algo errada, siendo que quien se ve en posición de perdonar a alguien más, considera estar haciéndole el favor.

El perdón, si se lo examina sensatamente, desde el punto de vista de que nadie tiene el real poder o autoridad de condenar a nadie, no tendría razón de ser. Cuando ésto ocurre, a la condena me refiero, se debe, en la generalidad de los casos a expectativas propias puestas en los demás que no fueron cumplidas o a la ignorancia de todo lo que circunda un acto, y que por razonamientos morales surgen los juicios.

Este artículo guarda una estrecha relación con el publicado anteriormente, que menciona a la culpa como gran precursora de malestar.

El perdón viene a sanar los males causados por la culpa, sea que ésta se encuentre dentro, haciendo sentirse culpable, o fuera, culpando a otros; el mal que causa es exactamente el mismo.

Los juicios morales y su resultado, la culpa, son capaces de desequilibrar y hasta destruir la salud de cualquier persona, debido a que se vuelve como una sombra difícil de desvanecer.

Entra de manera muy fácil en consciencias que ignoran el mal que les espera y luego se arraiga, incluso de formas demasiado imperceptibles para la mente consciente, sobretodo porque los juicios emitidos se fijan en forma de auto-condena, amparado ésto en el fenómeno de proyección que dice que uno juzga en otros los “defectos” de uno mismo.

Proyección, percepción de esa proyección y juicio. Así ocurre.

Las personas sostienen que es muy difícil perdonar, no logran hacerse a la idea de liberar a otros de las culpas que se están cargando sobre ellos, pero, no saben que el perdón libera a su precursor, a quien están corroyendo los juicios por dentro es al juez.

Una vez aceptado éste hecho se puede iniciar con los intentos de perdón y descubrir por propia experiencia la sanación de algunas dolencias, enfermedades crónicas e incluso graves.

Vivimos en una sociedad donde los justicieros abundan. Los programas de noticias estimulan constantemente los juicios en las personas mostrándoles hechos a medias llenos de subjetividad y que buscan movilizar ese aspecto en las personas testigos de modo de mantenerles esclavos de un malestar constante.

Las noticias favoritas son aquellas en las que los niños son abusados, maltratados o asesinados, porque, naturalmente, no tienen perdón, no hay nada que justifique el daño a un inocente y ¿quién más inocente que un niño?.

Este tipo de mecánica mediática de control mental tienen un doble sentido y ninguno bueno, uno es el ya mencionado, la esclavitud mental a partir de los juicios y la promoción de actos por efecto contagio, un fenómeno más que conocido por los medios de comunicación.

De nada sirve enterarse de los eventuales y muy poco habituales (considerando la cantidad de habitantes del planeta) hechos condenables desde la total ignorancia para solucionar el hecho en sí. Algo ocurrió y de nada sirve darle a conocer a toda una población ignorante este hecho y menos, con la carga de morbo y juicio de los encargados de brindar la información.

No es cuestión de privar a quien quiera considerarse a sí mismo juez de lo que sea que quiera, simplemente se le está dando a conocer las reales consecuencias que tiene el acto de juzgar-condenar y la insensatez en lo que refiere a las soluciones.

Instamos a aquellos que quieran aceptar el desafío de liberarse a hacer la prueba de perdonar lo presentado como aberrante, poner las manos sobre el pecho y ver en su propia mente todas aquellas escenas de hechos que no se considera capaz de perdonar y con voz firme decir “yo te perdono”.

Esto permite a las personas ver que temen y condenan sus propios pensamientos de miedo, creados en su mayoría por la propia mente y a la vez el perdón alivia y libera.

Se puede considerar al perdón como el método de sanación más rotundo de todos los tiempos. Estuvo, está y estará a disposición de todo aquel que tenga como fin la libertad para vivir en el mundo con sus desafíos y bondades.


Fuente con Licencia CC3.0: Con Suma Salud – El perdón como método de sanación por Con Suma Salud.

Te puede interesar

Otro comentario…(la contradicción de las feministas y la libertad de expresión)

Extraído de un foro:

“Usted afirma al final de su artículo lo siguiente

“Ante este tipo de actitudes misóginas y declaraciones vehementes, solo cabe más feminismo para expresar lo que nos apetezca y donde nos dé la gana.”

Si el mundo actual ha de ser tolerante, abierto a la diversidad, y en dónde todo el mundo sea libre

¿Puede explicarme porqué solo ustedes pueden expresar lo que les apetezca y en dónde les de la gana?

Esta simple pregunta es, de hecho, el fin de todo el microcosmos.
Y lo de la paradoja de Popper no me vale aquí, porque no es cierto.

Usted debe de ser tolerante con el intolerante, incluso con quienes, como un servidor, tal vez no opinan como usted.
Esta simple reflexión destapa, además, la miserable esencia de su “militancia”, que es de raiz burguesa por mucho lazo amarillo y mucha pegata antigua del PSUC que tenga usted en las carpetas de cuando iba al instituto: Y esa “esencia” es que a ustedes LES MOLESTA QUE EL RESTO DEL MUNDO LO PASE BIEN.

Simple y llanamente.
Son ustedes, como dice un buen amigo mío, las jodefiestas.

Pueden sentirse libres para hacer lo que les de la gana, para bailar en pelotas o “cosificarse” si quieren. Son libres para vivir su sexualidad como les de la gana, o para volver pedo a casa a las 3 de la mañana.

Pero el resto del mundo (sobre todo si son hombres) no pueden pensar y decir lo que les de la gana, porque el mero hecho de existir, es ya para ustedes una afrenta.

Ustedes, que son el esplendor de la inteligencia, mujeres empoderadísimas, titanas sin tacha, sustento y pilar esencial de la sociedad NO SE HAN DADO CUENTA DE ÉSTA CONTRADICCIÓN RIDÍCULA QUE INVALIDA INTELECTUAL (Y MORALMENTE) TODA SU PANTOMIMA.

¿O si que se han dado cuenta pero piensan, inocentemente que los hombres no se han dado cuenta, y pueden seguir ocultando chapuceramente tal GIGANTESCA CONTRADICCIÓN?

Como conozco el paño (y mejor que usted) ahora mismo estará indignada soltando una risita nerviosa y preguntándose
“Pero vamos a verrrr, ¿Qué contradicciónnnnn? ¿Quéee contradicccionnnn?””

Se lo repito. Ustedes siempre hablan de la libertad, de la tolerancia, y de la diversidad, pero sólo ven con buenos ojos a aquellos que están a favor de ustedes.

¿Es eso diversidad?
¿Libertad tal vez?”

Carta de un joven desesperado: «Me paso las noches sin dormir pensando qué va a ser de mí cuando falte mi madre»

Y algunos comentarios acertados a la noticia:

“La vida es pelear, resolver los problemas según te vayan llegando. Y los problemas nunca dejan de llegar, esa es la gracia. El lloriqueo lo puedo entender como un desahogo puntual, pero si esa es la actitud que tiene ante la vida, que se dé por jodido.

Cuando muera su madre se le abrirá un mundo nuevo lleno de oportunidades. Quizá precisamente el vivir con su madre le haga cobarde y autocomplaciente, porque ella se lo soluciona todo. Sin ese escudo, tendrá que coger las riendas de su vida y aceptar las consecuencias de sus aciertos y de sus errores, sin que venga mamá a salvarle el culo. Eso le acabará espabilando, como nos ocurrió a todos cuando dejamos el nido.

Suena duro pero es que la vida es así. Madurar es eso, ir quemando etapas, ir dejando gente atrás. Adaptarse a las circunstancias.”

Otro comentario…(España y la dependencia tecnológica)

Extraído de un foro, y que refleja la realidad de este país:

“1º: Nunca fuimos independientes tecnológicamente.
Somos un país de curas, tricornios y señoritos, bancos, tocho, timba financiera, turismo y ropa low cost.

2º: Mucha gente NO PUEDE estudiar porque no tiene con qué cojones pagarse los estudios. Y una vez acabados, difícilmente consegirá trabajo si no tiene enchufe. Y si tiene enchufe, no necesita ser ingeniero. Los que PUEDEN estudiar, “estudian” ADE o se sacan la carrera a lo Pablo Casado.

3º: Somos lo menos meritocrático que existe; aquí puedes ser un puto crack, que el que ascenderá será “el hijo de Don Rodolfo”.
Por la zona en la que me manejo, tienen finca unos “señores”. Ya no viene nadie a trabajarles, porque ya todos están avisados. Por ejemplo, un ingeniero que se había montado una empresa de riegos AL QUE NO PAGARON al grito de “si quieres cobrar, ya me harás juicio”. Otro ingeniero con empresa de iluminación convocado a una reunión en la finca a las diez de la noche “porque había que encender las luces, para que vea de qué se trata”. Lo hicieron esperar hasta las doce porque al señor le salía de los huevos no ser puntual con la chusma. Acabó de madrugada intentando hacer entender al señor QUE LA LUZ SE PROPAGA EN LÍNEA RECTA Y QUE NO PUEDE CAMBIAR DE DIRECCIÓN EN MITAD DE SU RECORRIDO, como pretendía el “señor”, que acabó echando al ingeniero de su propiedad diciéndole que era un inútil.

Mientras eso no cambie, olvídate de nuestro fturo tecnológico, siempre seremos consumidores de tecnología. Y el ingeniero acabará limpiando la piscina del hotel propiedad de un farlopero hijo de conde o marqués.”

 

“Mira… Ahora mismo en Madrid hay tres empresas gordisimas, un banco , una aseguradora y una farmacéutica que están buscando unos perfiles de IT concretos y tienen a todas las empresas de recruiment buscando como locas porque en el mercado hay pocos con esos conocimientos y experiencia. Pues bien, se de buena tinta que esas empresas están cotizando a esos perfiles en torno a 130K y los recruiters en los procesos de selección no ofrecen más de 42k a los candidatos. Diréis… Ostias 42k!! Pero es que buscan perfiles con más de 15 años de experiencia y tecnologías que en España pilotan poquísimos para proyectos marroniferos de cojones y que suponen un cambio digital por completo. Y lo que están dispuestos a pagar se va 90k en comisionistas y chatos de rrhh. Quién quiere matarse a estudiar y currar para que te parasite el 70% y luego del 30% restante el estado te robe otro 40%?”

 

“La situación de los STEM se debe fundamentalmente a dos factores, uno la importación del modelo anglo post-Mayo del 68 de corporación, el segundo la nula cooperación y poca cohesión entre compañeros de las profeisones STEM.

Desde los años 70 se ha ido pauperizando los técnicos/comerciales/gente que hace el trabajo sucio en las corporaciones para bajar los costes de producción y engordar la estructura interna de las empresas y emplear a todos los hijos e hijas de los tecnócratas de la edad dorada industrial y tecnológica; eso sumado al patrón fiduciario ha dado lugar al modelo actual, una suerte de feudos al más puro estilo medieval donde lo que más importa es la estructura interna empresarial, y donde todo lo que no tenga que ver con ella es susceptible de deslocalizarse o externalizarse.

Por eso tanto puesto de RRHH, comunicación, ética empresarial bien pagado y mejor pagado que el técnico, son puestos diseñados para los hijos de los antiguos directivos/jefes/técnicos que no dan la talla, para mantener el estatus (esto se dio en los anglos por su mezcla de luteranismo germano y marronerismo latino).

La otra razón es más evidente: cuando se abrieron en masa facultades y escuelas STEM, algún colegio se opuso? Se opusieron a las cárnicas e hinjinierias cuando eran ETT’s encubiertas? Algún colegio o asociación ha denunciado por no estar cumpliéndose convenios y tener empleados con convenios que no tocan? Alguna universidad ha rechazado las migajas de los palilleros a cambio de bastardizar titulaciones y planes de estudio? Algún centro/profesor ha priorizado la calidad de la enseñanza sobre el pillar subvenciones y proyectos?

Y esto tiene que ver porque en el fondo gran parte de los STEM se han creído lo del descapotable y la rubia, y los de la generación anterior a la actual han elegido rubia para ellos que no consiguieon y miseria para el que venga. Los sanitarios han ido todos en bloque, y ahí los tienes, medicina ha pasado de ser la Derecho de las ciencias a LA CARRERA, enfermería ha pasado de ser un FP con esteroides a tener doctorado y poder gestionar temas técnicos, todo a golpe de sindicato.”

 

“Cuando mi abuelo estudió en los años 30 un ingeniero era casi una divinidad. Salían colocados con secretaria y despacho de 50 m2 en los ministerios, en las grandes empresas del momento o en sus propios estudios. Mi abuelo estudió medicina aunque hubiera preferido ser ingeniero por el prestigio social y económico que acarreaba

Cuando mi padre estudió ingeniería a finales de los 70 un ingeniero no era una divinidad pero aún era prestigioso y bien valorado, por encima de un médico aún. Ya no salías colocado como director general pero podías estar en el percentil 10% de los titulados sin demasiada dificultad, aunque ya empezaba a notarse que no era lo que había sido

Cuando empecé yo, hace 17, mi ingeniería ya las notas de acceso a medicina estaban por encima, pero aún la diferencia no era grande. Quienes terminaban ingeniería en ese momento, al calor del boom inmobiliario y tecnológico mundial, se colocaban relativamente bien, pero ya empezaba haber mucho ingenieros y la profesión llevaba degradándose años

A día de hoy ser ingeniero no acarrea prácticamente ningún prestigio social, muchos de los ingenieros actuales se reconvierten a informáticos, rrhh, marketing, profesores y hasta psicología, el trabajo es cada vez peor, peor pagado y más alienante, con jornadas infinitas, atado al móvil, al ordenador y al avión. Medicina mientras es una profesión muy valorada, bien pagada, con horarios que tras unos años se normalizan, sin paro, que permite combinar la práctica privada y pública. Ningún médico quiere trabajar de algo que no sea médico y ni les hace falta. Y esto las nuevas generaciones que van viendo la vida de sus padres, hermanos y tíos lo ven

El resultado es que mientras que en los años 30-70 ser ingeniero era la mayor aspiración social, hoy 50 años después, la nota de entrada en ingeniería en muchos sitios es de 5 mientras que medicina es de 13 (sobre 14). Que piensen los colegios profesionales, ellos que son ingenieros tan listos, que han hecho bien los médicos y que han hecho mal ellos para que la tortilla se invierta por completo en un par de generaciones”

Una historia de desamor y el tiempo

Extraído de un foro:

“Hace muuuuchas lunas me dejó mi primer amor. Había amor real. Ella me llegó a entender como no me han vuelto a entender, y aún me sorprende recordar algunos de los insights que ella soltaba sobre mí en algunos momentos de conversación, hasta cuánto han terminado siendo ciertos, a un nivel que creo que ni ella percibía. La historia de la ruptura no fue bonita, y ella hizo algunas cosas ruines y rastreras, pero ambos éramos inmaduros y bastante idiotas. Ella por las cosas que hizo, y yo por gestionarlo de forma inmadura. Lo pasé realmente mal por la ruptura, y ella y la nueva pareja tomaron una serie de decisiones que me hicieron mucho daño. Creo honestamente que ni saben ni llegaron a suponer el daño emocional que me llegaron a hacer, porque me obligaron a enfrentarme a mis peores demonios sin estar preparado aún para ello. Sin calcularlo ni desearlo, aquello forzó unos giros inesperados en mi vida, que hicieron que no terminara siguiendo el camino que aparentemente tenía en el futuro, y que me han hecho ser lo que soy hoy. Vencí. Evolucioné.

La volví a ver un par de años más tarde, nos cruzamos por casualidad. Me dijo que estaba profundamente arrepentida de haberme dejado. Que era el mejor hombre que había conocido, y que estaba aún enamorada de mí. Le miré a los ojos. Era sincera. Le di una excusa, y seguí mi camino. Y si te soy honesto, ya no estaba enfadado con todo lo que había pasado. Estaba triste conque hubiera pasado, y que el tren ya se nos hubiera pasado. Para ambos. Pero yo había pasado página, esos dos años me habían cambiado, y ya nuestros caminos ni eran compatibles, ni se volverían a cruzar.

Fast forward un cuarto de siglo. No he vuelto a saber de ella. No le guardo odio, ni ira. Lo pasamos bien juntos, maduramos, y ahora sé que terminó mal porque éramos dos inmaduros, y todo aquello se nos había hecho muy grande. A ambos. No hubo “culpables”, ni internos ni externos. Cierto que tengo aún la curiosidad de saber cómo le ha ido su vida, pero para tener la alegría que de le va bien; y saber que, de igual que me pasa a mí, independientemente de cómo y porqué eso terminó, las heridas están cerradas. Por mi lado, ya no hay daño, ni amor, ni pena. Quizás agradecimiento, porque aquello me dio el empujón a evolucionar para ser mejor, y para llevar la vida que he vivido y que no es precisamente una “vida estándar”.”

Fábula del reloj del padre

Antes de morir, un padre le dijo a su hijo: “Este reloj me lo regaló tu abuelo y tiene mas de 120 años. Antes de regalártelo, quiero que vayas a la joyería y les digas que me interesa venderlo, y me dices cuanto te ofrecen”.

El hijo fue a la joyería, regresó donde su padre y le dijo: “Me ofrecieron 200 dólares porque es muy viejo”.

El padre le dijo: “Ve a la casa de empeño y pregunta allá”.

El hijo fue a la casa de empeño y regresó. Le dijo a su padre: “Solo me ofrecieron 10 dólares porque está muy descuidado”.

Entonces el padre dijo: “Ve al museo y pregunta en ese lugar”.

El hijo fue al museo, regresó donde su padre y le dijo: “¡Padre! ¡El tasador me ofreció 750,000 dólares por el reloj, ya que es una pieza antigua y lo incluirían en su colección mas valiosa de antigüedades!”

Finalmente, el padre le dijo: “Quería que supieras que en el lugar correcto te valorarán de la manera correcta. Si de repente te encuentras en un lugar donde no te valoren, no te molestes. Cambia de lugar y rodéate de los que si te dan el valor que mereces. Nunca te quedes donde no te aprecien.”

Autor desconocido.

Quien está contando mejor ahora la historia es el cómic y el manga: 30 recomendaciones para empezar

https://www.xataka.com/literatura-comics-y-juegos/comics-recomendados-para-leer-aprender-historia

Quien está contando mejor ahora la historia es el cómic y el manga: 30 recomendaciones para empezar

El cómic ha demostrado sobradamente su capacidad de convertirse en medio y herramienta para desarrollar universos de ficción en los cuales el límite está tan solo en la imaginación de sus creadores. Sin embargo, eso no ha impedido que algunos autores hayan preferido apoyarse en hechos y personajes históricos o épocas determinadas de la humanidad como contexto a partir del cual construir sus ficciones o, se hayan decantado por la reconstrucción de los mismos.

Más que un matrimonio de conveniencia, lo que existe entre el cómic y la historia pasa por ser un verdadero amor inmortal plagado de momentos memorables. En Xataka hemos recopilado un listado ecléctico y variado con 25 cómics que destacan por explotar brillantemente ese vínculo. Una propuesta cuya intención es animar a la exploración de los vínculos entre historieta e historia.

‘Mandela y el general’, de John Carlin y Oriol Malet

Mandelageneral

El periodista y escritor británico John Carlin, especialista en política sudafricana, se alía con el dibujante Oriol Malet para trazar un retrato vivo e intenso de los años posteriores a la salida de prisión de Nelson Mandela y su papel decisivo en el fin del Apartheid.

Mandela y el general (Best Seller | Cómic)

Mandela y el general (Best Seller | Cómic)

‘La Balada del Norte’, de Alfonso Zapico

Balada02

Alzonso Zapico disecciona en tres tomos y más de mil páginas la Revolución de Asturias, momento fundamental de la II República. Y lo hace mediante una recosntrucción tan exhaustiva como conscientemente imparcial, añadiendo una cosecha de personajes cercanos y humanísimos.

La balada del norte. Tomo 1 (Sillón Orejero)

La balada del norte. Tomo 1 (Sillón Orejero)

‘Las Grandes Batallas Navales’, de Jean Yves Delitte y varios

Batallasnavales

Lepanto, Trafalgar, Midway o Chesapeake son algunas de las famosas batallas navales que el dibujante y pintor oficial de la Marina belga recrea minuciosamente en una serie de volúmenes de cómic europeo canónico, preciosista y ultradetalladado que hará que los aficionados a la historia militar arríen la bandera blanca.

Las Grandes Batallas Navales. Lepanto

Las Grandes Batallas Navales. Lepanto

‘Mies’, de Agustín Ferrer Casas

Mies

No solo se trata de un interesantísimo recorrido por la vida y obra del arquitecti Mies van der Rohe sino que, de paso, permite asomarse a los cambios sociopolíticos de la Europa de la primera mitad del siglo XX y a la evolución de la arquitectura durante esas décadas.

‘Irmina’, de Barbara Yelin

Irmina

Basa en una historia real, la historia de una joven alemana en la Alemania nazi supone pasar de lo macro a lo micro y alterna de manera magistral el relato íntimo dentro de un contexto más amplio. Un retrato lúcido y valiente de cómo las voluntades personales se ven doblegadas por los acontecimientos.

Irmina (Sillón Orejero)

Irmina (Sillón Orejero)

’36-39 malos tiempos’, de Carlos Giménez

Carlosgimenez

Carlos Giménez, uno de los autores españoles más relevantes de los últimos treinta años, aborda la Guerra Civil Española desde el punto de vista de la gente común, con una gran crudeza y dramatismo y unas maneras de obra clásica. Añade a tu lectura ‘Todo Paracuellos, demoledor retrato en primera persona de los hogares de la Obra Nacional de Auxilio Social franquistas para completar el desolador retrato.

Todo 36-39: Malos tiempos (BESTSELLER-COMIC)

Todo 36-39: Malos tiempos (BESTSELLER-COMIC)

‘300’, de Frank Miller

300

Convertida en superproducción hollywoodiense, ‘300’, de Frank Miller cuenta la cruenta batalla de las Termópilas librada entre espartanos y persas. En ella, el autor norteamericano sacrifica la recreación rigurosa para realizar todo un despliegue gráfico que logra contagiar a lector toda la épica guerrera.

300 MILLER & VARLEY (FRANK MILLER)

300 MILLER & VARLEY (FRANK MILLER)

‘Airborne 44’, de Philippe Jarbinet

Airborne

En clave total de cómic europeo “al uso” y gráficamente irreprochable, Jarbinet ofrece trabajadas y rigurosas recreaciones de diversas hazañas bélicas de la Segunda Guerra Mundial con un tono comedido que sabe dosificar la épica.

Airborne 44. Si Hay Que Sobrevivir - Edición Integral

Airborne 44. Si Hay Que Sobrevivir – Edición Integral

‘Angola Janga’, de Marcelo D’Salete

Angola

Ganadora de un premio Eisner en 2018, la obra nos sitúa en el Brasil colonial del siglo XVI donde los esclavos huidos construyeron un efímero reino en la junga. Una historia excelentemente documentada marcada por una potente identidad visual en blanco y negro, que sirve como gran ejemplo del vibrante aunque poco conocido panorama de nuevos autores latinoamericanos.

‘Berlín’, de Jason Lutes

Berlin

El estadounidense Jason Lutes plantea una trilogía ambientada en la capital alemana durante la República de Weimar, desarrollando una intensa trama en el trasfondo de un convulso periodo lleno de inestabilidad.

‘Buda’, de Osamu Tezuka

Buda

El considerado como Dios del Manga emprende a lo largo de esta obra de diez tomos que comenzó a publicarse en los años setenta una revisión libre del viaje espiritual que llevaría al príncipe Siddharta a convertirse en Buda. Los más de veinte millones de ejemplares vendidos de la obra en Japón son un buen termómetro para medir su relevancia.

‘El arte de volar’, de Antonio Altarriba y Kim

Elartedevolar

La vida del padre de Antonio Altarriba sirve para que el guionista, junto a Kim en el apartado gráfico, realice un repaso a la España de gran parte del pasado siglo, incluyendo la Guerra Civil y el franquismo. Una obra arrebatadora que obtuvo el Premio Nacional de Cómic en 2010 y cuenta con una continuación, ‘El ala rota’, que reconstruye la historia de la madre de Altarriba.

EL ARTE DE VOLAR

EL ARTE DE VOLAR

‘Endurance, la legendaria expedición de Shackelton’, de Luis Bustos

Shackelton

En 1914, sir Ernest Shackleton reclutaba a un equipo de 27 hombres a través de un escueto anuncio: ”Se buscan hombres para viaje peligroso, sueldo bajo, frío extremo, largos meses de completa oscuridad. Peligro constante. No se asegura retorno con vida. Honor y reconocimiento en caso de éxito”. El objetivo, intentar cruzar la Antártida. ‘Endurance’ narra esa epopeya.

Endurance - Edición Aniversario-

Endurance – Edición Aniversario-

‘Ghetto brother, una leyenda del Bronx’, de Julian Voloj y Claudia Ahlering

Ghettobrother

La vida de Benjy Melendez, fundador de los Ghetto brothers nos traslada al barrio neoyorquino del Bronx en los años 70, en un ambiente lleno de drogas y violencia de bandas. Melendez, a través de su visión de una banda callejera pacífica cuyas fiestas buscaban limar asperezas entre rivales sembraría también el germen de la música hip hop.

Ghetto Brother (Comic Y Novela Grafica)

Ghetto Brother (Comic Y Novela Grafica)

‘Historia del arte en cómic: El mundo clásico’, de Pedro Cifuentes

Comicartei Portada

El profesor de secundaria Pedro Cifuentes sacó adelante a golpe de ilusión y micromecenazgo esta iniciativa didáctica a través del cómic que se ha convertido en un pequeño gran fenómeno editorial, que ya va por el segundo volumen.

Historia del arte en cómic. El mundo clásico: 1

Historia del arte en cómic. El mundo clásico: 1

‘Innocent’, de Shinichi Sakamoto

Innocent

Toda la grandilocuencia y exceso de los que es capaz el cómic japonés al servicio de una historia que busca reconstruir la vida de Charles-Henri Sanson, el verdugo más famoso de la historia de Francia, ejecutor de cerca de 3.000 ejecuciones, incluida la de Luis XVI. Una minuciosa y exhuberante recreación de la Francia del siglo XVIII.

  • Volúmenes 123 y 4 disponibles por 8,07 euros en Amazon.

‘La casa’, crónica de una conquista, de Daniel Torres

Lacasa

El creador de Roco Vargas emprende una obra ambiciosísima que recorre, en más de 500 páginas, del neolítico hasta el siglo XXI en busca de lo que en cada momento histórico el ser humano ha entendido como hogar. Arquitectura, historia, divulgación e historieta de la mano en una labor verdaderamente monumental.

LA CASA ""DANIEL TORRES""": CRÓNICA DE UNA CONQUISTA

LA CASA “”DANIEL TORRES”””: CRÓNICA DE UNA CONQUISTA

‘La Guerra Civil española’, de Paul Preston y José Pablo García

Paulpreston

Una de las obras más destacadas del prestigioso hispanista Paul Prestonconvertida en viñetas gracias al buen hacer del dibujante José Pablo García. Un recorrido completísimo al cómo y el por qué de la Guerra Civil con un sólido trabajo de investigación detrás que tiene como continuación natural ‘La muerte de Guernica’, segunda colaboración entre ambos autores.

La Guerra Civil española (versión gráfica) (Historia)

La Guerra Civil española (versión gráfica) (Historia)

‘La guerra de las trincheras’, de Jacques Tardi

Trincherastardi

De la amplia bibliografía que el dibujante francés ha dedicado al periodo correspondiente a la Primera Guerra Mundial, ‘La guerra de las trincheras’ está considerada como una auténtica obra maestra y consigue, a través de retazos de historias de soldados rasos, confeccionar uno de los retratos definitivos sobre los horrores de la guerra.

LA GUERRA DE LAS TRINCHERAS (COL.TARDI 3)

LA GUERRA DE LAS TRINCHERAS (COL.TARDI 3)

‘Las meninas’, de Santiago García y Javier Olivares

Meninas

El flamante Premio Nacional de Cómic 2015 es una reconstrucción apasionante de todo lo que hay detrás de una cuadro no menos apasionante y enigmático como ‘Las Meninas’ de Diego Velázquez, con el añadido que su autor resulta ser, aún hoy, un artista sobre el que hay muchas incognitas e interrogantes.

Las meninas (Sillón Orejero)

Las meninas (Sillón Orejero)

‘Los doce nacimientos de Miguel Mármol’, de Dani Fano

Miguelmarmol

La vida Miguel Mármol, figura fundamental en la historia revolucionaria e indígena de El Salvador, narrada con brío y emoción por parte del dibujante vasco Dani Fano. Una obra interesantísima que reivindica los héroes modestos de países pequeños.

Los doce nacimientos de Miguel Mármol (Sillón Orejero)

Los doce nacimientos de Miguel Mármol (Sillón Orejero)

‘Los surcos del azar’, de Paco Roca

Surcosazar

La historia de La nueve, la compañía compuesta mayoritariamente por republicanos españoles que ayudó a liberar París de la ocupación alemana, ha sido durante muchos años uno de los episodios más injustamentre olvidados de nuestra historia reciente. Paco Roca homenajea a estos luchadores por la libertad brillantemente.

Los surcos del azar. Edición ampliada (Sillón Orejero)

Los surcos del azar. Edición ampliada (Sillón Orejero)

‘Maus’, de Art Spiegelman

Maus

El primer y único cómic distinguido con un premio Pulitzer es el desgarrador relato del padre del autor como superviviente de los campos de exterminio nazis. Spiegelman consiguió con ‘Maus’ abrir caminos y posibilidades dentro del cómic y, al mismo tiempo, contar una historia durísima de manera conmovedora y especial.

Maus (RESERVOIR GRÁFICA)

Maus (RESERVOIR GRÁFICA)

‘Pies descalzos, una historia de Hiroshima’, de Keiji Nakazawa

Piesdescalzos

La terrible historia de un niño de seis años superviviente al bombardeo nuclear de Hiroshima está considerada de manera unánime como uno de los mejores cómics de todos los tiempos. Un tebeo universal sobre la condición humana que impacta y emociona a partes iguales.

  • Volúmenes 123 y 4 disponibles por 18,95 euros en Amazon

‘Sally Heathcote, sufragista’, de Mary M. Talbot, Kate Charlesworth y Bryan Talbot

Sufragista

Sally Heathcote es un personaje de ficción, una trabajadora doméstica al servicio de Emmeline Pankhurst, líder del movimiento sufragista británico que luchó por conseguir el derecho al voto para las mujeres del Reino Unido. La novela gráfica homónima ambienta a la perfección una época y unos hechos marcados por el compromiso y el valor.

Sally Heathcote, Sufragista

Sally Heathcote, Sufragista

‘Sex story’, la primera historia de la sexualidad en cómic de Philippe Brenot, Laetitia Coryn

Sexstory

Una obra tan ambiciosa como necesaria que se remonta a los mismísimos orígenes de la humanidad para responder a algunas de las grandes preguntas sobre la evolución de los usos y costumbres sexuales de nuestra especie.

SEX STORY. LA PRIMERA HISTORIA DE LA SEXUALIDAD EN COMIC

SEX STORY. LA PRIMERA HISTORIA DE LA SEXUALIDAD EN COMIC

‘Soñadores, cuatro genios que cambiaron la historia’, de Cedric Villani y Edmond Baudoin

Sonadores

Edmond Baudoin, uno de los autores estrella del cómic francés, se alía con el prestigioso matemático Cedric Villani para acercarse a las figuras de cuatro personajes cuyo papel en la Segunda Guerra Mundial y más allá resultaría fundamental: Werner Heisenberg, Alan Turing, Leo Szilard y Hugh Dowding.

Soñadores. Cuatro genios que cambiaron la Historia (Sillón Orejero)

Soñadores. Cuatro genios que cambiaron la Historia (Sillón Orejero)

‘Modotti, una mujer del siglo XX’, de Ángel de la Calle

Modotti

Ángel de la Calle combina la apasionante biografía de Tina Modotti, fotógrafa, actriz y activista política presente de una manera u otra en gran parte de los momentos clave de la primera mitad del siglo pasado con su propio proceso de investigación, armando un completísimo rompecabezas.

Modotti. una mujer del siglo XX

Modotti. una mujer del siglo XX

‘Una mujer de la era Shôwa’, de Ikki Kajiwara y Kazuo Kamimura

Showa

El dibujante y autor completo de ‘El club del divorcio’ o ‘Historia de una geisha’ se alió con uno de los guionistas de manga más destacados del siglo XX para mostrar de manera descarnada la miseria posterior a la Segunda Guerra Mundial en Japón.

Una mujer de la era Shôwa

Una mujer de la era Shôwa

‘Vagabond’, de Takehiko Inoue

Vagabond

Recomendar una serie de manga con 37 tomos a sus espaldas y sin fecha de conclusión a la vista puede ser un caramelo envenenado, pero es que la recreación de la vida del legendario samurai Miyamoto Mushashi que lleva a cabo Inoue es tal derroche gráfico y supura una autenticidad y devoción tan bien ejecutada que vale la pena correr el riesgo.

Vagabond - Volume 1

Vagabond – Volume 1

Actualizado en junio de 2020 con más recomendaciones.

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.