“Es muy fácil hablar de cases magistrales con unos recursos que NO se tienen en el aula y cuando no se sabe lo que se cuece en ellas actualmente ( no en los 80 y en los 90). Con una tiza, una pizarra y 30 alumnos te tienes que apañar. Y estáis idealizando a los alumnos españoles de manera asombrosa. Parece que todos sean diamantes en bruto sedientos de conocimientos y que es todo culpa de los profesores que no saben sacar ese potencial. No sé en qué sociedad vivís, pero parece que no habéis visto a los adolescentes de hoy en día. En el 50% de las clases hay que ser más un antidisturbios que un profesor.
Y esas peliculitas me hacen mucha gracia. Durante un año puedes hacer miles de intentos para sacar adelante una clase difícil. Pero cuando no es un año, ni una sola clase, si no que son todas las clases y año tras año…veríamos el entusiamos del ‘Jaime Escalante’…

Con buenos recursos y buenos alumnos, yo hago maravillas. Pero cuando me llegan quinceañeros que no respetan ni a sus padres, ya les puedes poner un powerpoint, un video de la academia Khan o a Elsa Pataky en bikini….

“Un profesor puede formar hasta su propio límite, con lo que no pidas peras al olmo en determinados casos. Esto tiene especial relevancia en una remesa de docentes que creen en las hadas de la igualdad y la multiplicación de los panes y los peces e insisten en joder chavales brillantes obligandolos a tirar de carne de paleta. En vez de un potencial cientifico y un futuro peón, obtienes en el mejor de los casos dos funcionarios. En el peor, dos peones.
Por el otro lado también es importante resaltar que los alumnos necesitan un refuerzo positivo para estudiar: si en casa lo único que se les pide es que no molesten y con que pase de curso vale (aunque sea promocionando), no tienes nada que hacer. Si un alumno no quiere estudiar, no puedes competir con TV, botellón o consolas. El que diga que ‘no hay alumno tonto sino malos profesores’ es que no se ha puesto delante de 20 adolescentes en plena ebullición sexual y con el apoyo de sus padres para mandarte a tomar por el culo. Le recomiendo encarecidamente que lo pruebe, es una experiencia vital.”