Legálitas no sólo precariza abogados: teleoperadores por 720 euros y hasta 30 llamadas por cada hora