No me importa

Otra buena canción  de In this moment:

 

Baby I’m sick inside
I’m definitely out of my mind
I know there’s something not quite right
Disconnect – system override

You’re so brave from your side of the glass
And you – you can’t compute – you can’t do the math
And you’re – you’re playing god with your remote control
But I – already know that there’s a flaw in my code
And the, the truth is you silently study me
And there – are consequences that you cannot see
And you ask yourself how did I unplug
But the simple truth is that I just don’t give a fuck

I don’t care
I don’t care
I don’t care
Baby I don’t care (oh I don’t care)
Baby I don’t care (oh I don’t care)
I don’t care
I don’t care
I don’t care
You say you’re the cure but I smell your disease
I’ve figured you out like a rat in a cage

So come in – tie me down – try and reprogram me please
Run your tests – tell me how I am malfunctioning
You cut me up sew me back together one more time
I’m not in sync, data breach – can’t bring me back online
You start to panic when you realize – you try to
Shut me down when you look in my eyes no matter
How hard you try and rewire me
Or psychoanalyze my psychology

I don’t care
I don’t care
I don’t care
Baby I don’t care (oh I don’t care)
Baby I don’t care (oh I don’t care)
I don’t care
I don’t care
I don’t care
You say you’re the cure but I smell your disease
I’ve figured you out like a rat in a cage

You put away your needles and knives
Tell me do you feel satisfied
Did you get what you came here for
I can tell you still want more
Did you get everything you need
Are you finished watching me bleed
Did you think you could just walk away
Did you think I’d just let you leave

Maybe you didn’t think I would know
Maybe you didn’t think I would see
Cause I’ll never give what you want
I learned the truth a long time ago
I would die before I

Baby I don’t care
Baby I don’t care
Baby I don’t care (oh I don’t care)
Baby I don’t care (oh I don’t care)
I don’t care
I don’t care
Baby I don’t care
Don’t tell me you’re pure as you spread like a plague
I’ve figured it out you’re the rat
Baby, I don’t care (I don’t care)
Baby, I don’t care
Don’t tell me you’re pure as you spread like a plague
I’ve figured it out you’re the rat
Rat in the cage
You’re the rat in the cage

Anuncios

A la Unión Europea le crecen los enanos: de Italia a Países Bajos pasando por Polonia

https://magnet.xataka.com/en-diez-minutos/union-europea-le-crecen-enanos-italia-paises-bajos-pasando-polonia

A la Unión Europea le crecen los enanos: de Italia a Países Bajos pasando por Polonia

La Unión Europea está en crisis. No es ninguna novedad. El precario diseño institucional del espacio comunitario, fraguado en gran medida en Maastricht hace ya casi tres décadas, estuvo a punto de saltar por los airesa mediados de esta década. La crisis económica primero y la volátil crisis del Euro después supusieron un punto de no retorno. Desde entonces, los líderes europeístas lidian con diversas crisis, todas ellas de carácter urgente, en un escenario de pura desafección.

Quizá el ejemplo más evidente sea Reino Unido. El país, impulsado por un movimiento euroescéptico reacio a toda relación con los hechos empíricos pero inteligente a la hora de activar los mecanismos emocionales de los votantes, optó por marcharse de la Unión hace ahora dos años. Desde entonces, los dirigentes británicos han vivido en primera persona el arduo camino que separa del corazón de Bruselas a los márgenes de la comunidad europea. Un trayecto repleto de fracasos.

Pero en muchos sentidos, Reino Unido era la excepción, un verso sueltojamás comprometido del todo con el proyecto comunitario. Su salida, de forma relativa, entraba dentro del horizonte de sucesos de los dirigentes europeos. Otras tendencias de fondo, sintetizadas ahora tras años o décadas gestándose en segundo plano, resultan más preocupantes: son los enanos crecientes de la Unión Europea, los otros potenciales problemas que acechan en forma de estados desafectos.

¿Pero cuáles y de qué modo? Cada país rebelde adopta diversas formas. Los hay repentinamente soliviantados, como Italia, y los hay progresivamente descontentos, como Países Bajos. Los hay anclados a la deriva autoritaria, como Hungría o Polonia; y los hay aún nítidamente conectados a la Unión Europea, pero testigos de crecientes movimientos euroescépticos en su interior, como Francia o Grecia. Entre tanto, el resto de crisis estructurales y globales de la Unión.

He aquí un breve listado de los problemas-estado de Bruselas.

Italia: Salvini avivando incendios

El papel de Italia dentro de Europa es crucial: es el ancla al Mediterráneo, aquel cuya capital firma el nombre del tratado fundacional de la Unión tal y como la conocemos y un actor de importancia histórica en la construcción europea. Durante décadas, los sucesivos gobiernos de la Democracia Cristiana que llegaron al Quirinale no pusieron en duda el compromiso italiano con Europa. Tampoco los inestables ejecutivos surgidos tras el derrumbe de la Primera República.

Hoy la situación es muy distinta. Al frente del ejecutivo se encuentran dos partidos de nítido euroescepticismo: el Movimento 5 Stelle, una formación populista cuyo corazón discursivo apunta hacia las élites italianas y europeas; y la Lega, un partido xenófobo obsesionado con la cuestión migrante y alineado con las tesis más radicales del Frente Nacional o el FPÖ. Desde su acceso al gobierno, ambos han dado muestras de torpedearla relación de Italia con la UE.

Salvini Y CiaOrgulloso miembro fundador de este club. (Geert Vanden Wijngaert/AP)

Aquí juega un papel clave Salvini. Su frontal oposición a acoger más refugiados (concretada en la muy polémica gestión del Aquarius, finalmente recibido en España) es extrema y se nutre de raíces racistas, pero resuena con una población italiana que se siente aislada del proyecto europeo. O más bien abandonada. Durante la última década, Italia ha recibido más inmigrantes que el resto de sus vecinos, muy poco abiertos a compartir la carga que sufre por su posición geográfica.

Lo crudo de la crisis económica, las diferencias territoriales tradicionales italianas y la carencia de soluciones ofertadas por Bruselas desde el recrudecimiento de la crisis migrante han sido utilizados por la Lega y por el M5S con inteligencia. Las encuestas muestran que una gran mayoría de los votantes italianos ya no están conectados al proyecto europeo. Salvini y Di Maio ya representan dos quebraderos de cabeza en la Unión, y es previsible que supongan un obstáculo quizá inasumible a la reforma del protocolo de Dublín que desea impulsar Merkel.

Italia es el obstáculo en el camino, ahora evidente y palpable, hacia la reforma de la política migratoria y de refugiados de la Unión. La agenda más importante de la mayor parte de los estados europeos.

Países Bajos: el recelo discreto

Si la situación italiana ha germinado ahora tras décadas cocinándose a fuego lento, el caso holandés está matizado por un sinfín de detalles más sutiles. La vida política neerlandesa ha virado poco a poco hacia el euroescepticismo, impulsada también por la cuestión migratoria. El ejemplo más explícito de todo ello es Geert Wilders, el Mozart de la ultraderecha cuya propulsión electoral se vio limitada en las elecciones de hace un año. Sigue aislado y no tocará poder.

Sin embargo, para muchos analistas y políticos europeos Wilders ya ha ganado. Por un motivo simple: ha empujado al resto de partidos conservadores hacia las posiciones que él defiende. El ejecutivo de Rutte, de cariz conservador-moderado, ha sido uno de los más vocales en su oposición al reparto de cuotas de refugiado. En su momento, también abogó por una reprimenda dura a Grecia a consecuencia de su desorbitada crisis de deuda. Holanda hoy es un halcón duro de roer.

Rutte Y MacriRutte (derecha) junto a Macri, presidente de Argentina. (Albert Nieboer/DPA Germany)

Sobre el papel, como ilustra Pablo Suanzes: el gobierno de Rutte se opone hoy al paquete de reformas sobre la Eurozona; a las negociaciones de la Unión con potenciales miembros como Albania o Ucrania; a las posibles reformas sobre la política migratoria del bloque; y al documento planteado el año pasado por Francia y Alemania para “profundizar” en la integración política y monetaria de la Unión Europea. Es decir, se opone a una UE más grande.

En cierta medida, Países Bajos ha adoptado un rol de vigilante de los desmanes burocráticos y políticos de la UE, un papel de contención que antes desempeñaba Reino Unido. Contrasta con planteamientos más europeístas de sus socios fundadores, como Francia o Alemania, y representa un escollo relevante a la hora de expandir las competencias y las atribuciones de la Unión Europea (solución que algunos juzgan indispensable para resolver la crisis existencial del bloque).

Es un recelo gestado poco a poco, sin demasiadas estridencias ni titulares, pero que escora a Países Bajos hacia posiciones leoninas en un puñado de cuestiones clave.

Polonia y Hungría: el camino autoritario

Viejos conocidos en los infinitos quebraderos de cabeza de las autoridades europeas. Polonia y Hungría representan las resistencias hostiles al proyecto democrático e integrador de la Unión Europea. Sus devenires recientes, sin embargo, las han situado en una posición a ratos marginal, sintetizada en reprimendas públicas o en sanciones abiertas. El caso más relevante, por lo ascendente de la situación, quizá sea el de la Polonia de Prawo i Sprawiedliwość.

El próximo 3 de julio entrará en vigor la ley constitucional mediante la que el líder en la sombra del país, Jarosław Kaczyński, pretende dinamitar la independencia del sistema judicial polaco. La maniobra es similar a la ejecutada con anterioridad por otros gobiernos autoritarios e iliberales del continente o de su periferia (la propia Hungría, Turquía, Rusia), y representa una brecha total con los principios democráticos y fundacionales de la Unión Europea.

Tan es así que la Comisión y el Parlamento han hablado en abierto sobre la posibilidad de activar el artículo 7 del Tratado de Lisboa a Polonia. Se trata de una medida inédita en la historia del bloque. Implica la suspensión de diversos derechos de un estado miembro concreto al romper algún elemento crítico del equilibrio democrático. Aún sin activar, los líderes europeos continúan reuniéndose durante estas semanas con los polacos para encontrar una solución pactada.

OrbanOrbán, siempre con cara de pocos amigos y conocido popularmente como “The Dictator”. (Olivier Hoslet/AP)

Polonia podría quedar así vetada de voz y voto, amén de financiación comunitaria, si continúa con su reforma judicial. La cuestión, como se analiza aquí, representa una batalla existencial para la Unión Europea: no es un mero equilibrio este-oeste, ni más integración-menos integración, sino un abierto desafío a sus reglas más elementales. La deriva euroescéptica, xenófoba y autoritaria de Polonia, la economía más importante del Este de Europa, representa en muchísimos sentidos el fracaso de la UE para permear al completo las costumbres políticas de los estados post-comunistas.

Sea cual sea el destino de Polonia, Hungría parece encaminado al mismo. El gobierno de Viktor Orbán no es ajeno a los tejemanejes autoritarios de sus colegas polacos, y lleva la delantera en numerosos aspectos. De ahí que los parlamentarios ya hayan abierto el camino para nuevas sanciones a Hungría. De escalar, la situación podría conducir de igual modo hacia medidas más gravosas. Orbán es un auténtico verso suelto dentro de todos los líderes europeos.

Ambos estados suponen una pesadilla para la UE, un proyecto que nació para prevenir a Europa de reincidir en las tendencias autoritarias. El caso polaco podría escalar con rapidez: su presidente ya ha tonteado con la posibilidad de un referéndum de permanencia.

Dame el dinero y cállate: las despedidas de soltero señalan el futuro de España

https://blogs.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/mitologias/2018-06-17/despedidas-soltero-espana-dinero_1579527/

Cada vez son más los municipios que intentan detener una plaga que, hasta hace no mucho, no parecía un problema. Pero es una buena metáfora de lo que le espera a nuestro país

Foto: Un grupo de jóvenes brinda en una terraza de Tossa de Mar. (EFE/Robin Townsend)
Un grupo de jóvenes brinda en una terraza de Tossa de Mar. (EFE/Robin Townsend)

Me escurro por la calle Laurel de Logroño un domingo por la noche sintiéndome como el forastero que acaba de llegar a un pueblo hostil en un ‘western’, solo que los carteles de “no servimos a extraños” han sido sustituidos por un “no se admiten despedidas de soltero”. Bar tras bar, todos repiten el mantra al lado de la entrada, como una versión moderna del “conócete a ti mismo” del templo de Apolo. Es extrañamente evocador. No hay que ser un lince para deducir que su aparición se debe a hordas de borrachos portando genitales de plástico en sus cabezas y lamparones de ron cola en sus camisetas liándola pardísima fin de semana tras fin de semana. Como estoy solo y voy disfrazado de mí mismo, no tengo problema para que me pongan un vino y unos torreznos.

Lo que hace no tanto fue un chiste divertido que dejaba pingües beneficios a bares, restaurantes y garitos de toda índole a cambio de aguantar un rato cada semana a adultos agarrándose al último vestigio de su adolescencia ha terminado convirtiéndose en un problemón en capitales de provincias y barrios céntricos de algunas ciudades. Estos han descubierto a las malas que la vida cotidiana y el estado de excepción impuesto por las despedidas –cuya máxima es “haz lo que quieras, pero lejos”– se compadecen mal. Lo resumía mejor que yo aquel ‘sketch‘ de ‘Vaya semanita’ en el que los parroquianos de los bares logroñeses corrían a refugiarse en sus casas al grito de “¡que vienen las vascas!”, como si se una peli de zombis se tratase.

Vender el alma al turismo es vender el alma al diablo: al final son los vecinos los que tienen que tragarse las externalidades negativas del sectorEsta clase de eventos son una manifestación más de la externalización de los marrones que caracteriza nuestra era. Hay que liarla, claro, pero nunca en el bar de la esquina. Compra un billete de avión, alquila un coche y vete a vomitarte encima donde nadie te conozca. Ya saben, lo que ocurre en Gandía se queda en Gandía. No es nada nuevo, ya que desde hace décadas España ha vivido algo semejante, con el auge del turismo de playa y borrachera y los guiris tostados al sol y la espuma de la cerveza. Pero hasta hace poco aún persistía cierta doble moral que repudiaba a los visitantes extranjeros mientras daba palmaditas a los de las despedidas, quizá porque podían ser nuestros hijos (o nosotros mismos).

El problema es que, claro, el sufrimiento causado a los vecinos y los beneficios para la hostelería no están repartidos de forma proporcional. Así que durante los últimos años son cada vez más los ayuntamientos que han intentadoatajar la situación. La gaditana Conil aprobó hace unos días un conjunto de medidas para combatirlo, y Madrid o Barcelona están planteándose hacer lo propio. El discurso suele ser muy similar en todas partes: el turismo es para España como la fotosíntesis para las plantas, pero no cualquier tipo. Hay uno bueno, muy bueno, y otro malo, muy malo. Sin embargo, la dificultad para trazar una línea entre uno y otro recoge bien uno de los grandes retos a los que se enfrenta el sistema productivo español.

Ponte hasta las trancas, pero no hagas ruido

Lo suelen sugerir todos los hosteleros cuando les preguntan por el tema, pero lo sintetizaba a la perfección uno consultado en ‘La Rioja’ cuando le preguntaban por el problema de las despedidas: “Que no vengan a follar, sino a disfrutar y a comer bien”. (Lectura: hacer el amor es gratis, zampar bien no). Hay que desincentivar el turismo ‘low-cost’ y darle alas al cultural, al gastronómico, a los paseos por la naturaleza tan largos que empujen al viajero a descansar en caras casas rurales… Pero, ignorante que es uno, muchas veces me cuesta ver dónde se encuentra exactamente la frontera que separa el turismo gastronómico de calidad del bar de cañas y pinchos abarrotado por sus precios populares.

Un grupo de jóvenes sanfermineros reencontrándose con el agua. (EFE/Javier Lizón)
Un grupo de jóvenes sanfermineros reencontrándose con el agua. (EFE/Javier Lizón)

Vender el alma al turismo es vender el alma al diablo, y las despedidas de soltero pasaron de ser un mal menor —porque llenaban las arcas cada fin de semana— a problemón para los vecinos, que tienen que tragarse las externalidades negativas de que muchos rincones de España, cada vez más, vivan por, para y del turismo. Como ha ocurrido con los pisos turísticos, las bacanales de Magaluf o los San Fermines, le vemos las orejas al lobo cuando es demasiado tarde para dar marcha atrás. ¿Por qué? Porque nadie puede poner freno a un sector que produce dinero a menos llenas. El discurso del “turismo de calidad” es una tirita en una herida que se hace cada vez más profunda, una forma de tranquilizarnos ante la posibilidad de que España termine convirtiéndose en el parque de atracciones de la OCDE.

Las despedidas de soltero son dentro de ese panorama un fenómeno peculiar, porque muestran que todos —incluso nuestros estudiosos hijos— podemos convertirnos en los protagonistas de ‘Resacón en Las Vegas’. Con una sustancial diferencia: Las Vegas fue creada expresamente en mitad del desierto como una ciudad destinada al ocio y el pecado, pero dudo que los celtas tuviesen eso en mente al establecerse en un margen del Ebro en lo que hoy es Logroño. Esa tolerancia tradicional que comienza a derivar en hartazgo hasta llegar a ser insostenible es la misma trama que han seguido otros fenómenos turísticos en nuestro país. Y, como la de los regalos de boda, es una gran industria que puede llegar a celebrar unas 300.000 despedidas al año. Saquen la calculadora y multipliquen por número de juerguistas a 200 euros por barba. Como para decir que no.

La posibilidad de tener que salir disfrazado por una ciudad lejana cumpliendo pruebas degradantes me aterra más que el compromiso para toda la vida

La mayoría, claro, se portan —nos portamos— bien, faltaría más, y pagamos nuestras deudas en forma de resaca. Lo bueno de que las despedidas consistan básicamente en perpetrar un último acto de transgresión es que cada cual puede interpretarlo como le dé la gana, y así no hace falta caer en la lamentable máxima forocochera de “una despedida sin putas es un cumpleaños”. Con tener alguna anécdota que sirva de gasolina canalla, convenientemente exagerada, para las conversaciones entre colegotes durante las siguientes tres décadas es más que suficiente: “¿Te acuerdas en la despedida de este… ¡cómo la liamos! Fuá, chaval”.

Siempre me parecerá muy rancia esa visión del matrimonio como un castigo divino que pone punto y final a cualquier posibilidad de diversión del novio (o la novia) y que por lo tanto le otorga derecho a excederse como le plazca, legitimado por caer bajo el yugo de la persona a la que –supuestamente– quiere. Yo, por mi parte, admito que mi miedo al matrimonio es, en realidad, un miedo a las despedidas. La posibilidad de tener que salir disfrazado de Tortuga Ninja por una ciudad desconocida cumpliendo pruebas degradantes me aterra mucho más que el compromiso para toda la vida. Pero quizá no tanto como que, al aceptar que hay lugares donde se vive y lugares donde se desfasa, España termine convirtiéndose toda ella en una juerga chabacana.

OTRA VEZ KEANU REEVES DEJÓ A TODOS PENSANDO CON SU MENSAJE

http://www.upsocl.com/comunidad/otra-vez-keanu-reeves-impacto-al-mundo-con-un-potente-mensaje-definitivamente-te-hara-reflexionar/

“No puedo ser parte de un mundo donde los hombres visten a su mujer como prostituta para lucirla con sus amigos”.

El siempre polémico e interesante actor Keanu Reeves, conocido mundialmente por su papel protagónico en “Matrix“, muchas veces publica textos a través de distintas redes sociales o medios, con mensajes bastante fuertes, sinceros y sobre todo para reflexionar. Con todo lo que está pasando hoy en día en cuanto a la violencia de la mujer, y la desigualdad de género, él dio su opinión

Y esto fue lo que escribió:

captura-de-pantalla-2016-10-20-a-las-11-26-04-a-m

No puedo ser parte de un mundo en donde los hombres visten a sus esposas como prostitutas para lucirlas con los demás. Donde no hay ningún concepto de honor y dignidad, y solo podemos confiar en aquellos que nos dicen “te lo prometo”. Donde las mujeres no quieren tener hijos y  los hombres no quieren familias. Donde los que realmente son perdedores creen que son exitosos manejando detrás de las ruedas del carro de su papá y ese papá que cree que tiene un poco de poder y está siempre tratando de recordarle a los demás que no son nadie.

No puedo ser parte de un mundo donde las personas falsamente declaran que creen en Dios con un shot de alcohol en sus manos y con ningún tipo de conocimiento de la religión. Donde el concepto de celos es considerado vergonzoso y la modestia es una desventaja. Donde las personas se olvidaron del amor, pero aún así buscan tener pareja. Donde las personas reparan cada falla de su carro, pero no ahorran su tiempo para ellos mismos y se ven tan pobres tratando de ocultarse atrás de un auto lujoso. Donde los chicos gastan el dinero de sus padres en antros (discotecas), desarrollándose bajo sonidos primitivos, y las chicas se enamoran de ese tipo de chicos.

Donde las mujeres y los hombres ya no se identifican consigo mismos. Y donde todo esto es llamado “libertad para escoger”, pero para aquellos que escogen un camino distinto es llamado un retardado. 

Yo escojo mi camino, pero es una lástima que no encontré compresión en las personas que yo deseaba que sí lo hicieran. 

Keanu Reeves

Un gran mensaje para reflexionar, porque el mundo hoy en día se ha envuelto en las superficialidades de la vida, dejando pasar lo que de verdad tiene valor y significado. Vivamos la vida, no seamos manipulados, seamos nosotros mismos. 

¡A REFLEXIONAR!

Captan por primera vez en vídeo el preciso instante en el que una bacteria se convierte en superbacteria

https://es.gizmodo.com/captan-por-primera-vez-en-video-el-preciso-instante-en-1826858077

https://i.kinja-img.com/gawker-media/image/upload/s–htVH0wY1–/c_scale,fl_progressive,q_80,w_800/ocawyiiy5e1eqim9n307.mp4
GIF: Ankur Dalia, Indiana University

Las bacterias resistentes a los antibióticos son una amenaza cada vez mayor que se ha cobrado las vidas de más de 23.000 personas solo en Estados Unidos, pero ¿Cómo obtiene una bacteria esta resistencia? La respuesta es devorando a sus compañeras muertas, justo lo que se aprecia en este desasosegante vídeo.

Es la primera vez que una cámara asiste a ese extraño espectáculo, confirmando un comportamiento sobre el que hasta ahora solo se había teorizado. Lo que aparece en la imagen son dos bacterias Vibrio choleraeresponsables de la enfermedad del Cólera. A la izquierda parece que no ocurre nada, pero la imagen de la derecha, coloreada mediante fluorescencia, revela un extraño tentáculo que surge de una de los microorganismos, recoge un fragmento y lo absorbe. ¿Qué está ocurriendo?

Photo: Ankur Dalia, Indiana University

La bacteria ha desplegado su pilus, un filamento conectado a su membrana citoplasmática, y lo que ha hecho ha sido atrapar el fragmento de una bacteria muerta y devorarlo. Mediante esta estrategia, las bacterias absorben el ADN de otras bacterias e incorporan así sus habilidades, entre ellas la resistencia a los antibióticos. Con el tiempo, la bacteria se convierte en la versión mejorada que tantos quebraderos de cabeza está causando a los hospitales, lo que conocemos como superbacterias. La transferencia de ADN también puede darse entre bacterias vivas, un proceso conocido como conjugación bacteriana (abajo).

Graphic: Wikipedia

Sin el pilus, la bacteria no tendría ninguna oportunidad de incorporar ADN porque los poros en su membrana son exactamente del tamaño de la doble hélice de ADN plegada por la mitad. El apéndice permite al microorganismo integrar el código genético dirigiéndolo correctamente hacia la membrana. “La transferencia horizontal de genes es lo que permite a las bacterias desarrollar resistencia a los antibióticos, pero el proceso nunca se había observado antes porque sucede a una escala increíblemente pequeña”, explica el biólogo Ankur Dalia, de la Universidad de Indiana.

Se trata, en definitiva de un tipo de interacción con el ADN nunca visto antes. Los autores del hallazgo esperan aprender más de este proceso, no solo para entender mejor la evolución de estos microorganismos, sino para combatir más eficazmente infecciones que de otra manera son muy difíciles de tratar. [Nature Microbiology vía Science Alert]

El gran escándalo del estudio más ambicioso del aceite de oliva

https://www.alimente.elconfidencial.com/nutricion/2018-06-26/aceite-oliva-virgen-frutos-secos-enfermedades-cardiovasculares-dieta-mediterranea-miguel-angel-martinez-gonzalez_1583733/

Foto: (iStock)

El estudio científico más ambicioso de toda la historia de la nutrición sobre los efectos de la dieta mediterránea en la reducción de infarto, enfermedades cardiovasculares e ictus, publicado por investigadores españoles en 2013, quedó comprometido cuando en 2017 un médico inglés de la especialidad de anestesia, John Carlisle, soltó una bomba expansiva en la comunidad científica: una investigación en la que reveló que los datos de algo más de 5.000 estudios de varias prestigiosas revistas científicas habían sido falseados o eran erróneos, entre ellas ‘Journal of the American Medical Association’ -JAMA- y ‘The New England Journal of Medicine’ -NEJM-.

El original estudio español de Predimed -‘Primary Prevention of Cardiovascular Disease with a Mediterranean Diet’-, publicado en abril de 2013 en el prestigioso ‘The New England Journal of Medicine’, era uno de ellos y quedó en entredicho, tal y como sacó a la luz el ‘Washington Post’, después de que fuera alabado en el propio EEUU como uno de los hallazgos más relevantes de la década pasada en términos de nutrición y prevención de enfermedades coronarias. Según el hallazgo, las personas que seguían la dieta mediterránea con aceite de oliva virgen extra o con frutos secos tenían en torno a un 30% menos de complicaciones cardiovasculares.

“Es como si la policía te para porque te saltaste un semáforo en rojo, aunque estuviera en verde, y luego ven una pequeñísima avería”

La semana pasada, el equipo de la Universidad de Navarra liderado por Miguel Ángel Martínez-González lo presentó de nuevo con el nombre ‘Prevención primaria de enfermedades cardiovasculares con una dieta mediterránea enriquecida con aceite de oliva virgen y frutos secos’, después de una serie de correcciones, pasando otra vez, cinco años después, por todo el laborioso proceso de verificación de estas publicaciones científicas.

En varios medios internacionales se habló de que los españoles se habían retractado y modificado el estudio, pero su director, Miguel Ángel Martínez-González, lo desmiente categóricamente a Alimente durante una conversación telefónica: “Es como si la policía te para por saltarte teóricamente un semáforo en rojo cuando en realidad estaba en verde, y una vez que te han parado se investiga hasta el más mínimo detalle del coche y se descubre que hay un manguito del motor que tiene una pequeñísima avería”.

Es decir que, según el español, no hubo “infracción” y el estudio y sus resultados no quedaban comprometidos. Un año antes de entregar la revisión, poco después de publicarse los resultados de John Carlisle, enviaron una carta al ‘New England Journal of Medicine’ en la que expresaban que revisarían los datos. Lo hicieron con la ayuda del catedrático de Harvard Miguel A. Hernán y James M. Robins, que publicaron sus hallazgos en un documento que facilita a Alimente Miguel Ángel.

Miguel Ángel Martínez-González.
Miguel Ángel Martínez-González.

En definitiva, el equipo científico formado por más de 20 especialistas no quería echar por tierra los diez años que emplearon entre 2003 y 2013 monitorizando a 7.447 individuos, divididos en tres grupos, dos con dieta mediterránea y uno de control, para poder comprobar comparativamente, y no solo con una mera observación, la incidencia de la dieta en las enfermedades cardiovasculares. Decidieron, “por su propia cuenta y riesgo y no por petición de la revista inglesa”, según explica a Alimente Miguel Ángel, “revisar todos los datos y volver a enviar el estudio, que arrojó las mismas conclusiones después de una serie de ajustes”.

Trampas o errores en más de 5.000 estudios

“Carlisle, que tiene un mérito excepcional por ser capaz de meterse entre pecho y espalda más de 5.000 estudios para comprobar y analizar todos los datos y tratar de observar si ha habido errores o directamente falsificaciones, comete sin embargo tres errores básicos con el nuestro”, comenta con vehemencia. “Para empezar, hizo un ‘screening’, que consiste en una aproximación, no una conclusión y con una serie de criterios sobre las variables empleadas y la elección aleatoria de los individuos. El primer caso se puede aplicar a estudios farmacológicos pero no en los de nutrición, ya que las variables no solo son independientes sino que están relacionadas”.

Para los profanos puede ser difícil de comprender: son detalles muy técnicos. Una forma de explicarlo es la siguiente: Carlisle entendió que las variables biomédicastales como peso, tamaño de cintura y otras mediciones debían tomarse de forma independiente, mientras que Miguel Ángel explica que es un error en términos nutricionales. Además, el inglés incidió en que se habían utilizado para el estudio personas que viven en pareja, lo que podía comprometer el que estos fueran elegidos aleatoriamente. “Unos detalles insignificantes según la estadística”, explica el experto español.

Pero si John Carlisle estaba equivocado, ¿por qué retiraron el estudio de la revista ‘NEJM’, volvieron a analizar los datos y lo enviaron hace unas semanas de nuevo con las correcciones?

Según Miguel Ángel, los errores de Carlisle les permitió detectar algunas variaciones relevantes en uno de los centros

Según el jefe de la investigación, Carlisle se equivocó en lo esencial, pero les permitió “detectar que en uno de los 11 centros utilizados, el que denominamos ‘D’, hubo una intervención en una parte pequeña de ese centro, en el que comprobamos que se habían alterado un poco los valores. Para expresarlo más claro: con el objetivo de conseguir que los participantes quisieran seguir en el estudio, y sin comunicárselo a los jefes de investigación, uno de los miembros proporcionó aceite de oliva virgen a uno de los grupos que no debía tomarlo. Este fue el principal problema, aunque dada la magnitud del estudio -7.447 individuos- y al tratarse de un centro pequeño, la desviación era casi inapreciable. Sin embargo, para que no cupieran dudas, decidieron aplicar las correcciones estadísticas necesarias para descartar este defecto.

Pero había otra pequeña complicación, tal y como reconoce a Alimente el jefe del equipo español: para favorecer que participasen los sujetos y dado que es un estudio nutricional, se incluyó a parejas que convivían juntas en un pequeño número de casos, lo que comprometía que fueran elegidos aleatoriamente y que provocó tras la denuncia de Carlisle que se tomaran medidas para corregir esos datos. “Utilizamos a consultores independientes que llevaron a cabo este análisis y corroboraron los datos y los individuos del estudio. Al ser tan pequeña no varió el resultado, pero seguimos las recomendaciones y quedó arreglado”.

Críticas anteriores

Antes de que el anestesista británico señalara entre otros estudios el de Predimed-Universidad de Navarra, hubo algunas críticas. Ya en 2013, un editorial del propio ‘The New England Journal of Medicine’ afirmaba que los tres grupos que habían establecido los españoles, más que un modelo dietético, había probado los efectos de productos concretos: el aceite de oliva virgen y los frutos secos como nueces, almendras y avellanas. Unos 2.500 individuos obtuvieron aceite de oliva de virgen extra, otros 2.500 frutos secos y el resto, el grupo de control, nada.

De nuevo, Miguel Ángel matiza este aspecto: “Siempre dijimos que no se podía reducir a la ingesta de aceite de oliva virgen o de frutos secos, ya que se trataba de un estudio dietético. En esos dos grupos se incluyeron 14 puntos sobre hábitos de la dieta mediterránea, se les enseñaron recetas, productos que debían utilizar y otras formas de que aprendieran a comer según estos principios. Fue muy intenso y duradero seguir a más de 7.000 personas durante diez años, un gran esfuerzo de mucha gente”, concluye.