“Zoido me engañó: dijo que la UCO iba a investigar el caso y ahora lo archivarán todo”

https://www.elconfidencial.com/espana/andalucia/2018-04-28/zoido-me-engano-dijo-que-la-uco-iba-a-investigar-el-caso-y-ahora-lo-archivaran-todo_1556599/

Foto: Almudena Hidalgo y Antonio Vivar, los padres de Lucía Vivar, la niña muerta en la vía del tren, en  una comparecencia ante los medios en octubre. (EFE)

Están desesperados. Les ha pasado lo peor que le puede ocurrir: la muerte de un hijo. Y, además, no saben cómo es posible que recorriera una distancia de 3,7 kilómetros en plena noche. Una niña sola. Convencidos de que alguien se llevó a la pequeña Lucía Vivar, de apenas tres años, quieren que el caso no se pierda en el olvido, pero todo indica que el archivo de la causa está cerca.

La jueza que investiga lo ocurrido hace ya nueve meses adelanta un archivo provisional de la instrucción. Y Almudena Hidalgo, la madre de Lucía, rechaza el ‘carpetazo’. No entiende cómo puede llegar a producirse “cuando hay tantas cosas en el aire”. “No puede ser que ni siquiera a mí me haya tomado declaración la Guardia Civil. Y en el restaurante [el último sitio donde se vio con vida a la niña] la cocinera y la madre de la dueña decían que habían visto a alguien extraño en el andén. Ninguna de ellas declaró tampoco”.

La voz de Almudena, en la entrevista con El Confidencial, refleja convicción y ganas de llegar hasta el fondo del asunto. El hecho fue que la niña falleció de un fuerte impacto en la cabeza. ¿Por qué no se suspendió el primer tren de la mañana? ¿Por qué no se tomó la temperatura del cadáver? ¿Cómo es posible que la autopsia no indicara ningún resto de ADN si la niña “recibió besos de mi suegra y mi cuñada”?. “No tiene ningún sentido”.

“Zoido nos ha engañado. Nos hizo muchas promesas, como que estaría otro equipo de la Guardia Civil… y, luego, muy poco actuar”

La madre de Lucía no acierta tampoco a entender el comportamiento del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que se reunió con ellos en una concentración en Madrid de padres de niños desaparecidos. “Zoido nos ha engañado. Nos hizo muchas promesas, como que estaría otro equipo de la Guardia Civil… y, luego, muy poco actuar. Yo salí supercontenta de esa reunión. Le dije a mi marido: ‘este hombre nos va a ayudar’. Le vi lágrimas en los ojos. Ahora lo archivarán todo”.

“Tardó 20 días”, continúa Almudena, “en contestarnos su secretario. Y al final nos dijo que no vendría nadie de la UCO, que no cambiarían el equipo. Eso no fue lo que habíamos quedado con él. Han seguido la misma línea y que me diga a mí como madre que esa no fue la conversación que tuvimos con el ministro”.

A 3 meses de borrarse los datos de los móviles

Un miembro destacado de la UCO que Almudena no identifica mostró su interés en participar en la investigación, pero dijo muy claro que no podría hacerlo si no se lo requería la juez. “No tenía ninguna documentación del caso, pero que estaba al tanto de las diligencias”. “Lo único que nos queda es la tranquilidad. El dolor y la pena va a seguir igual, pero por lo menos tendríamos tranquilidad interior y sabríamos lo que habría pasado. Quiero saber la verdad, no cualquier probabilidad. Posibilidades hay 40.000, pero que trabajen en condiciones.

Recuerdos para la niña Lucía en la estación de Pizarra. (Agustín Rivera)
Recuerdos para la niña Lucía en la estación de Pizarra. (Agustín Rivera)

Zoido también les explicó que en la investigación sería clave triangular los teléfonos móviles de todas las personas que aquella fatídica noche del 26 de julio estaban en Pizarra. “Faltan solo tres meses para que se borren los datos de los móviles. Hay que hacer algo ya. A mí me tienen que dar una respuesta, por lo legal, por vergüenza”.

La madre sabía que cuando pasaban las horas y la niña no aparecía ya no la volvería a ver viva. “Se la llevaron y ojalá supiéramos quién fue, pero no tenemos pruebas. Fue gente de la zona y que conocía bien el terreno. Es verdad que yo no lo puedo demostrar, pero que a mí también alguien me demuestre que mi niña hizo sola el camino. La inspección ocular dio negativo y estaba escrito en el informe en mayúscula: NEGATIVO. No había ninguna prueba de haber perdido, por ejemplo, una pinza del pelo”.

¿Por qué tanto con el niño Gabriel? ¿Por qué tanta atención con algunos y con mi niña no cabe la posibilidad de que se la pudieran llevar?

La autopsia reflejó que no existía ningún forcejeo ni magulladuras en la pequeña. “¿Cómo va a haberlo? estamos hablando de una niña que pesaba 11 kilos. A mí eso no me vale. Esto será para toda la puñetera vida, desgraciadamente es así, pero ¿por qué no luchamos contra tamaña injusticia? ¿Por qué tanto con el niño Gabriel? ¿Por qué tanta atención con algunos y con mi niña no cabe la posibilidad de que se la pudieran llevar?”.

“Ninguna pisada”

Fuentes del Instituto Armado consideran que la niña se perdió y “comenzó a andar desorientada”. “Lucía se cansó y se acurrucó junto a las vías”, señalaron los investigadores a El Confidencial, lo que les hace sospechar que “un tren pasó y le dio a primera hora, provocando así su muerte”. A esto se suma que durante la inspección ocular del lugar de los hechos no se encontró ninguna pisada y, por tanto, los agentes creen que Lucía estuvo sola desde que perdió a sus padres.

Almudena sigue con su relato indignado de lo que pasó. También de lo que, a su juicio, tendría que haber ocurrido. “Corrió hacia la oscuridad. No es posibleque mi hija pudiera caminar cuatro kilómetros de noche. ¿Cómo quieren que me lo crea? Eso es imposible; yo conocía a mi hija a la perfección. Con cinco o seis años un niño ya se pude orientar, pero con tres años recién cumplidos…”. Y remata: “No estamos parados. Seguimos investigando y contratando informes. Alguien tiene que pagar por la muerte de mi hija”.

Anuncios