‘Unabomber’: tu forma de escribir puede delatarte

http://www.yorokobu.es/unabomber-linguistica-forense/

La serie de Netflix Manhunt: Unabomber relata los hechos reales de un asesino que sembró el terror en Estados Unidos enviando paquetes bomba durante 17 años. La identidad del terrorista, Ted Kaczynski, se descubrió finalmente gracias a la lingüística.

El personaje ha pasado a formar parte de la cultura popular estadounidense. Ya en El indomable Will Hunting (1997) se referían a él como una persona muy inteligente. Licenciado en Harvard y doctor en Matemáticas, se guardó de no dejar ninguna prueba forense que pudiera incriminarlo. Pero su deseo de que sus ideas constaran lo llevó a enviar a los medios un manifiesto de 56 páginas que, a la larga, supondría su propia condena.

La serie muestra cómo, en un principio, el FBI no espera encontrar en ese texto más pistas que las que pueda aportar una eventual huella dactilar o un resto de ADN. El manifiesto estaba escrito a máquina, lo que descartaba cualquier información derivada de la caligrafía o la forma de los trazos.

Entonces, una nueva sección del FBI liderada por el criminólogo James Fitzgerald decidió centrarse en el contenido de ese manifiesto. Eso no iba a darles el nombre de un sospechoso para anotar en su pizarra, pero sí podía ayudarles a construir un perfil mucho más certero que los que manejaban hasta el momento.

unabomber

A la izquierda, retrato real de Ted Kaczynski. A la derecha, el asesino interpretado por el actor Paul Bettany en la serie Manhunt: Unabomber.

El lingüista Don Foster del FBI asegura que «el análisis científico de un texto puede revelar datos tan claros como las huellas dactilares o el ADN». El experto en lingüística forense de la Universidad de Granada Juan Santana, sin embargo, comenta que los lingüistas forenses se muestran «cautos» a la hora de hablar de una «huella lingüística» equivalente a la huella dactilar o al ADN. «En los peritajes lingüísticos, más que identificar a un individuo concreto se pretende crear un “perfil” del tipo de persona, delimitando su edad, sexo, lugar de procedencia, etc. Esto limita el número de sospechosos o descarta a ciertos individuos».

Así ocurrió en el caso de Unabomber. Sus 56 páginas escritas a máquina ayudaron al FBI a adivinar muchas cosas sobre él. Su forma de escribir, su «idiolecto», les contaba que había vivido en Chicago, había estudiado un doctorado en un rango de fechas determinado y conocía un manual de estilo que dejaba entrever su edad.

mu-pic-4

Fotograma de la serie Manhunt: Unabomber.

Según la RAE, el idiolecto es el «conjunto de rasgos propios de la forma de expresarse de un individuo». Es lo que hace que, si alguien te escribe un mensaje fingiendo ser una persona que conoces bien, sepas detectar el fraude. «Hay muchas medidas de vocabulario, de gramemas, uso de mayúsculas, de abreviaturas, longitud media de frase o de palabra… que pueden ser extremamente idiosincráticas», confirma Lluís de Yzaguirre, director del Laboratorio de Tecnologías Lingüísticas del IULA (Institut de Lingüística Aplicada) de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

A veces, estos patrones sintácticos son inconscientes y los autores ni siquiera son conscientes de utilizarlos con una frecuencia que puede ser llamativa cuando son analizados por el lingüista forense

El idiolecto hizo que David Kazcynski reconociera a su hermano Ted entre las líneas publicadas en The Washington Post y que llevaban por título La sociedad industrial y su futuro, una crítica al mundo moderno y la tecnología que le resultó familiar.

Tras la denuncia y ya con el nombre en la pizarra, el FBI encontró más coincidencias lingüísticas al estudiar cartas particulares que Kaczynski había enviado a su hermano: las expresiones, las elecciones estructurales y otras peculiaridades coincidían.

¿Qué buscaban los lingüistas forenses que leyeron una y otra vez el documento? Santana explica que, más allá de jergas profesionales, dialectos regionales y uso de la puntuación, los peritos lingüistas se fijan en cuestiones como los errores ortográficos, la complejidad de las estructuras o el uso de subordinadas. «A veces, estos patrones sintácticos son inconscientes y los autores ni siquiera son conscientes de utilizarlos con una frecuencia que puede ser llamativa cuando son analizados por el lingüista forense», aclara Santana.

Lluís de Yzaguirre destaca la importancia en el mundo globalizado de hablantes no nativos o bilingües. «La mayoría de estos hablantes intercalan peculiaridades de su L1 [primera lengua, n. de la a.] cuando hablan cualquiera de las L2 [segundas lenguas] que conozcan, o de sus dos L1 entre sí. Esa promiscuidad de rasgos no se da solamente entre las diversas lenguas a las que está expuesto un hablante, también entre dialectos: el urbanita que pasa las vacaciones con los abuelos, el que es hijo de dos progenitores de orígenes distantes… Todas esas mezclas son un tesoro para el perito forense que no se pierda en el mapa del multilingüismo». El profesor llevó a cabo un minucioso estudio de escritos autógrafos de Cristobal Colón que descartó el origen genovés de Colón y sentó la posibilidad de que su primera lengua fuera el catalán.

Un refrán fue la clave definitiva que permitió al FBI obtener una orden judicial para registrar la vivienda de Unabomber

Según Juan Santana, una de las cosas en las que más se fijan es en la elección de vocabulario o la repetición de frases hechas. Y precisamente un refrán fue la clave definitiva que permitió al FBI obtener una orden judicial para registrar la vivienda de Unabomber. Aunque había cientos de coincidencias, la transposición de verbos en un refrán fue la gota que colmó el vaso.

«You can´t eat your cake and have it, too» (no puedes comerte la tarta y seguir teniéndola), escribió el terrorista. Se trata de un dicho muy conocido, pero la mayoría de las personas lo escriben al revés: «You can´t have your cake and eat it, too» (no puedes tener la tarta y también comértela).

Al principio parecía un error, pero al examinar las cartas, se descubrió que Ted Kaczynski siempre lo ponía de esa manera. «De hecho, es la forma tradicional de usar el refrán. Técnicamente, él tenía razón y los demás lo usábamos de forma equivocada. Fue una de las grandes pistas que nos permitieron hacer el resto de la comparación y pasar un informe al juez para que firmara una orden de registro», contaría más tarde el criminalista James F. Fitzgerald, que en la vida real desarrolló técnicas refinadas de análisis del lenguaje para uso forense, interpretado en la serie por el actor Sam Worthington.

unabomber
James F. Fitzgerald interpretado por Sam Worthington en un fotograma de la serie Mindhunt: Unabomber.

«Me consta que el lingüista forense James Fitzgerald ha asesorado de forma muy rigurosa a los creadores de la serie sobre su labor como lingüista en este caso. De hecho, él mismo asegura que un 85% del material lingüístico mostrado es certero», comenta Sheila Queralt, directora del Laboratorio SQ-Lingüistas Forenses.

James Fitzgerald, en la vida real, explicando las claves que les permitieron capturar a Unabomber. [Vídeo en inglés]
La sociedad industrial y su futuro, de Ted Kaczynski. Foto: Wikimedia Commons

Resolución de crímenes mediante el lenguaje

El de Unabomber fue un caso muy llamativo pero no fue el primero. Según Coulthard, el caso que dio origen a esta disciplina fue el documentado en 1968 en el libro The Evans statements: a case for forensic linguistics de Svartvik. «El autor del libro pudo demostrar que algunas partes dudosas de cuatro declaraciones que Timothy Evans hizo a la policía y que sirvieron para acusarle del asesinato de su esposa tenían un estilo gramatical marcadamente distinto de otras partes no cuestionadas en dichas declaraciones», explican Juan Santana y Marta Falces en un artículo de introducción a la lingüística forense.

_79137521_birmingham-6-edited
‘Los seis de Birmingham’. Foto: BBC

En el caso de «Los 6 de Birmingham», seis irlandeses acusados de varios atentados, «un detallado análisis de la coherencia global del texto, la sobrespecificidad de algunos detalles, las fórmulas de tratamiento, el uso de la repetición y otros elementos discursivos» permitieron a Coulthard demostrar que la supuesta confesión de uno de los acusados, William Powell, había sido fabricada por los agentes de policía. Tras 17 años en prisión, los seis de Birmingham fueron excarcelados y absueltos.

En la actualidad, la lingüística forense no suele ser decisiva en crímenes de tal envergadura, donde priman otro tipo de pruebas forenses. Los lingüistas forenses trabajan sobre todo en casos donde el delito está directamente relacionado con el lenguaje, como por ejemplo casos de plagio, determinación de la veracidad de notas de suicidio o testamentos o disputas entre marcas comerciales.

«El caso de Unabomber, por sus implicaciones penales, es sin duda el más famoso», afirma Manel Cruz, del Gabinete Profesional de Peritos Judiciales. En España cita como ejemplo el plagio literario de Ana Rosa Quintana en su libro Sabor a hiel. «Los numerosos casos que se resuelven con la lingüística forense carecen de un interés social suficiente para que sean difundidos públicamente. A nadie le interesa que se condene a un empresario por amedrentar a un empleado suyo que lo está grabando». Otros casos conocidos de plagio en los que se han usado peritajes lingüísticos han sido los de Jorge Bucay o Lucía Etxebarría.

«Más recientemente, se han hecho peritajes lingüísticos para determinar si la redacción de contratos, por ejemplo las famosas “cláusulas suelo” de las hipotecas, estaban redactadas en un lenguaje que resultaba comprensible para las personas afectadas», apunta Santana. También son frecuentes los peritajes lingüísticos en casos de textos anónimos, como el del caso López Madrid.

Cada vez se usa más el análisis de textos en casos relacionados con amenazas o mensajes de odio en redes sociales o por otros medios electrónicos. En cuanto a su fiabilidad, el perito la estima pero en última instancia es el juez el que decide qué relevancia concede a los informes de cada uno de los peritos.

lingüística forense

Ya hay precedentes de casos solucionados tras el análisis de mensajes de teléfono móvil, como el que en 2002 incriminó a Stuart Campbell como asesino de su sobrina en Essex (Inglaterra) por unos mensajes que envió desde el móvil de la víctima. Unos mensajes también fueron la causa de que el jurado considerara culpable a David Hodgson del asesinato de Jenny Nicholl en Inglaterra en 2008. En el caso de los «Facebook murders», en el que el análisis de unas amenazas enviadas por Facebook sirvió para dar con el asesino, que era el padre de la chica amenazada.

«El lenguaje nos delata», declaró la fallecida Maite Turell a El periódico después de que un caso de extorsión se resolviera por el análisis del lenguaje de unos correos electrónicos.

El lenguaje nos delata

MAITE TURELL.EXPERTA EN LINGÜÍSTICA FORENSE

Puede parecer una disciplina donde juega un papel clave la interpretación subjetiva, pero los peritos lingüísticos deben «partir de metodologías y técnicas conocidas y contrastadas que doten de credibilidad el estudio», dice Manel Cruz. «Estrictamente en ningún peritaje, y eso incluye la lingüística forense, debe intervenir la interpretación subjetiva. El objetivo es que, aplicando los mismos procesos, cualquier otro experto  pueda llegar a la misma conclusión». La determinación de autoría es más fiable cuando se hace negativamente. Es decir, es más fácil establecer que dos textos han sido producidos por personas distintas que determinar su autor a ciencia cierta.

La estructura y el contenido que usamos en las frases son casi únicos. En el ámbito cotidiano podríamos encontrar muchos contextos en los que puede ser útil la habilidad de identificar a las personas según sus peculiaridades al escribir. Sheila Queralt cita algunos de ellos: «podríamos confirmar si un mensaje recibido por uno de tus contactos es realmente de esa persona. Otro contexto podría ser saber si un anuncio puede ser falso: en la mayoría de los anuncios falsos se pueden observar rasgos lingüísticos interesantes como fragmentos resultantes de copy-paste, frases inacabadas, rasgos de contacto de lenguas, etc. También es interesante en casos de posible ciberacoso para poder saber más sobre la persona que hay detrás de la pantalla, por ejemplo, si la persona que está chateando con el menor acosado también es menor de edad o no».

La lingüística forense en España

La lingüística forense, la rama de la Lingüística Aplicada que se encarga de estudiar los diversos puntos de encuentro entre el lenguaje y la ley y de aportar evidencias lingüísticas en los procesos judiciales, es una disciplina prácticamente desconocida en España. «Se ha desarrollado especialmente en los países anglosajones como EEUU, Reino Unido, Canadá o Australia», explica Juan Santana. «Por desgracia, en España es un campo bastante desconocido no solo para el público en general sino incluso en el ámbito legal, judicial y académico».

No existe ninguna titulación universitaria de Grado que incluya contenidos de lingüística forense. Ha habido algunos intentos de ofrecer formación de posgrado en este campo, como el Máster en Lingüística Forense de la Universidad Pompeu Fabra, dirigido por la catedrática Maite Turell, que también fundó el Laboratorio de Lingüística Forense ForensicLabAmbas iniciativas dejaron de existir tras la prematura muerte de la profesora en 2013. «Aunque suene melodramático, puede decirse que con la muerte de la profesora Turrell murió también la lingüística forense como disciplina académica en España», relata Santana. Maite Turell participó, entre otros, en el proceso que determinó que no había plagio en las semejanzas entre la obra de Camilo José Cela y Carmen Formoso.

En la actualidad existen cursos universitarios de formación continua sobre el tema, como el titulado «¿Quién ha sido?: Atribución de autoría y perfiles lingüísticos en Lingüística Forense», ofertado por la UAM y organizado por la experta en el tema Elena Garayzábal Heinze.

El Laboratorio SQ-Lingüistas Forenses, formado por antiguos miembros del ForensicLab, es la única entidad privada especializada en esta disciplina y cuenta con una red internacional de colaboradores.

helena_jubany
Análisis de anónimos del caso Helena Jubany en el Laboratorio SQ-Lingüistas Forenses. Foto cortesía de Sheila Queralt

En España «no hay ninguna ley que defina el perfil del forense lingüístico, el único requerimiento es conocer la materia”, según aseguró el profesor de la Universitat de Girona y director académico del Postgrado en Lingüística Forense del UPF-IDEC, Jordi Cicres, en una entrevista para el periódico La Vanguardia.

«Para ser perito lingüista llamado por las partes en un proceso debes ser un experto formado en lingüística. Para ser perito lingüista judicial y, por tanto, ser designado por el juez, debes estar colegiado como perito en la comunidad autónoma donde quieras ejercer y para colegiarte debes acreditar que tienes estudios específicos en lingüística forense», aclara Sheila Queralt, que opina que la ausencia de formación se debe a cuestiones presupuestarias de las universidades, a las que les cuesta «mantener másteres de entre 10 y 15 alumnos cuando pueden tener un máster con un número mayor de alumnos».

En el ámbito internacional, a favor de la profesionalización de esta disciplina están surgiendo agrupaciones profesionales como la International Association of Forensic Linguists (IAFL), la International Association for Forensic Phonetics (IAFP), la Association of Forensic Document Examiners y el Forensic Linguistics Institute.

El grado de aceptación que las evidencias lingüísticas han llegado a tener en algunos países queda manifiesto en un ejemplo simpático: en EEUU se llegó a plantear la posibilidad de analizar las palabras que pronunciaba un loro que había sido testigo de un homicidio: «Don´t fucking shoot» («No dispares, joder»). «Finalmente, el juez desestimó esa posibilidad», recuerda Santana. Pero tiempo al tiempo.

Anuncios

Hay gente confesando que necesita “cuchillos de caca” y es escalofriante

https://www.elespanol.com/social/20180117/gente-confesando-necesita-cuchillos-caca-escalofriante/277972489_0.html

El anonimato en Internet tiene una gran ventaja, y es que permite a las personas confesar sus secretos más inconfesables, algo que en muchas ocasiones les sirve para descubrir que no están solos y que hay más gente ahí fuera con los que comparten una afición, característica o cualidad en común. A veces esas cualidades son realmente extrañas, como la confesión que diversas personas están haciendo en Reddit: tienen que cortar su caca antes de tirar de la cadena.

Todo comenzó con una historia publicada por el usuario LearnedButt -un nick que significa literalmente “culo aprendido” y que podría apuntar a que toda esta historia es un invent en toda regla-.

Con 22 años descubrí que no todas las familias tienen un cuchillo de caca“. Y si el título no es lo suficientemente sugerente, todo mejora a partir de ahí:

[Light] I was 22 years old when I learned that not every family has a poop knife. from confession

“Mi familia hace caca a lo grande. Quizá es genético, quizá es nuestra dieta, pero en nuestra familia todo el mundo da a luz a grandes troncos” comienza. Explica que en su familia tenían reservado un largo y oxidado cuchillo de cocina para un propósito bien vital: cortar las monstruosidades con tal de que el inodoro pudiera evacuarlas correctamente.

Era algo que veía como completamente normal, hasta los 22 años, cuando en una fiesta en casa de un amigo se vio obligado, por causas de fuerza mayor, a pedirle su cuchillo de caca. El amigo, obviamente, no entendía qué quería. “¿Igual en su familia lo llamaban con un nombre más delicado? ¿Cuchilla fecal?” pensó. Cuando lo explicó, todo el mundo comenzó a reír.

La historia podría acabar ahí y sería lo normal, pero no. Para acabar por todo lo alto, explica que la noche anterior se lo había explicado a su mujer, después de haber usado un pequeño cuchillo que su mujer tenía en el baño para darle distintos usos como abrir paquetes. Su mujer se horrorizó y fascinó a partes iguales. Y se comprará un cuchillo nuevo.

Pero la red es fascinante, y al momento comenzaron a aparecer otros usuarios que aseguraban tener gadgets similares:

“Mi familia no tiene un cuchillo de caca, pero usamos una regla para cortarla. No estás solo”, explica un usuario, mientras que otro asegura que su familia usa palillos chinos desechables. 

Hay un mundo fascinante ahí fuera, e Internet nos lo trae a casa.

Interviú y el empoderamiento

https://www.diariodepontevedra.es/blog/diana-lopez-varela/interviu-empoderamiento/20180113212535960630.html

Asociados al feminismo han calado en el imaginario colectivo una serie de conceptos que cada día se utilizan con más alegría e ignorancia por parte de ciertas personas que aspiran a convertir este movimiento en el último grupo de moda en los 40 Principales. “Hay tantos feminismos como feministas” gritan, y se alejan de las reparte-carnés que intentan aguarles la fiesta con su mojigatería. En este alarde constante de libertad sin límites, piden hacer lo que les da real gana en nombre de una suerte de empoderamiento que no tiene en cuenta las consecuencias sociales y políticas de sus acciones. Así, diversos opinadores han aprovechado el cierre de la revista Interviú para recordarnos a todas las españolas cuánto de empoderante tuvo aquella publicación mientras entrevistan a famosas que se lo pasaron súper bien en la sesión de fotos.

El término ‘empoderamiento’ (empowerment) se acuñó en la Conferencia Mundial de las Mujeres en Beijing (Pekín) en 1995 para referirse al aumento de la participación femenina en los procesos de toma de decisiones y acceso al poder. Según el periódico feminista Mujeres en Red, actualmente esta expresión conlleva también otra dimensión: la toma de conciencia del poder que individual y colectivamente ostentan las mujeres y que tiene que ver con la recuperación de la propia dignidad de las mujeres como personas.

¿Acaso enseñar las tetas en un país como España ayuda a las mujeres a acceder al poder? ¿A recuperar su dignidad? (Espero que la respuesta sea ‘no’).

Entonces, ¿a quién empoderaba realmente Interviú?

El éxito de la revista nacida al calor de la Transición radicaba, precisamente, en saciar las ganas de carne fresca que tenían los varones después de aquella larga y opaca dictadura. A cambio de unas pocas pesetas por semana, Interviú les permitía el visionado de cuerpos de mujeres semidesnudas. Los reportajes de investigación iban dentro sí, pero eran las tetas las que vendían.

La democracia trajo a España el capitalismo y con él, la mujer pasó a convertirse, junto al resto de los productos, en un objeto de consumo más de la cultura heteropatriarcal. En aquella época de represión y sed, Interviú abrió las puertas a la cosificación de la mujer para disfrute del hombre. Porque Interviú era una revista de hombres, que compraban hombres y que se encontraba en espacios de hombres (blancos y heterosexuales). La primera vez que cogí en mi mano una Interviú la encontré en el revistero de la antigua peluquería de mi padre.

Playboy, Interviú, y otras publicaciones similares, también fomentaron ampliamente los cánones estéticos femeninos que rigieron las décadas posteriores. El gusto de los hombres por las cinturas estrechas y los pechos de silicona arrastraron a las mujeres a una carrera por la ‘deseabilidad’ en la que seguimos inmersas con maquillaje genital y blanqueamiento anal, mediante. Poco tuvieron que ver estas publicaciones en la revolución sexual femenina y en el feminismo. Fuera de aquellas páginas, la mujer admirable seguía siendo la que cumplía a la perfección con el rol de esposa y madre.

Impulsados por la lógica capitalista e individualista, ha calado en las nuevas generaciones la idea de que enseñar carne es revolucionario sin entender que la auténtica revolución femenina se cocina al margen de los deseos del hombre. La filósofa, Alicia Puleo señala el cambio de las sociedades de consumo al acercarse al «patriarcado de consentimiento» al tiempo que se alejan del modelo coercitivo del antiguo «patriarcado de coerción». «La represión es suplantada por una aparente libertad en la que los propios individuos, en este caso las propias mujeres, se esfuerzan denodadamente por alcanzar las metas prefijadas del sistema (cánones de estética, seducción, éxito, etc.). Ya no se apela a la prohibición (…) Simplemente se deja actuar la inercia estructural».

El caso contrario es el de las mujeres del mundo islámico que defienden su derecho a llevar hiyab (velo), y lo hacen también por una suerte de empoderamiento. Aunque el hiyab surgió para proteger a las mujeres ante las miradas acosadoras de los hombres, su evolución no ha hecho más que castigar y lastrar a las propias mujeres para convertirlas nuevamente, en objetos exclusivos para los hombres (en este caso de su propia familia), marcándolas y apartándolas de las labores públicas.

Los más optimistas dicen ahora que la caída de Interviú representa también el fin de una época de la España más machista y rancia, pero su desaparición se debe únicamente a criterios económicos y no morales. Con el auge de la pornografía más salvaje circulando libremente por Internet, Interviú ha pasado a convertirse en una publicación blanca, casi infantil, para la nueva sexualidad dominante.

Tapadas o desnudas, el verdadero problema de la mujer es y ha sido siempre el mismo: la construcción de la identidad según los deseos masculinos.

La vergüenza de las startups españolas: mucho marketing y apenas facturan nada

https://www.merca2.es/verguenza-startups-espanolas-facturan/

Cuando conocemos la existencia de una startup, una de las principales incógnitas para los periodistas -y para los inversores- es su modelo de negocio y cómo tiene pensado monetizar. Del lanzamiento de un producto mínimo viable a que una empresa emergente empiece a conseguir ingresos va todo un mundo. Y si hablamos de una startup de cierto recorrido que sea capaz de aumentar su facturación año a año, quizá ya estemos pidiendo mucho.

Muchas son las compañías españolas que cierran rondas y rondas de financiación sin haber conseguido un solo euro o encontrado un modelo de negocio que les permita alcanzar el break even o -palabras mayores- la rentabilidad. Eso sí, se muestran sin cesar como proyectos y profesionales de éxito en medios de comunicación. Mucho marketing, pero ¿lo acompañan los ingresos?

Es un secreto a voces. Las startups españolas tienen un gran problema para facturar, un ‘defectillo’ que resulta aún más grave si se pone en contraste con la facilidad de sus vecinas para vender e incrementar sus ventas de forma interanual. No solo lo decimos nosotros, también lo señala Deloitte.

La consultora ha publicado hace unos días su informe Technology Fast 500 para EMEA (Europa, Oriente Medio y África), un ranking que reconoce a aquellas empresas emergentes de base tecnológica que han experimentado mayor crecimiento durante los últimos cuatro años en estas regiones, unos cuatro años en los que el ecosistema emprendedor español se ha vendido como la panacea en medio mundo. Deloitte también cuenta con versiones de su Technology Fast 500 para Norteamérica y Asia y lleva 17 años elaborando este trabajo. No es precisamente una novata en identificar empresas TIC con proyección

El criterio para aparecer en este listado es simple: se muestran aquellas empresas de base tecnológica que han aumentado más sus ventas entre los ejercicios 2013 y 2016. Las startups que forman parte de la lista han elevado su facturación entre el 220 y el 10117 por ciento. ¿Cuántas de las 500 compañías tecnológicas de EMEA con mayor crecimiento crees que son españolas? ¿Qué cifra dirías? Puedes hacer tus apuestas dejándote guiar por todas las bondades que has oído sobre el emprendimiento en España y te equivocarás seguro.

Del medio millar de startups tecnológicas de Europa, Oriente Medio y África que más han incrementado su facturación únicamente una es española. Sí, solamente una. Y para encontrarla hay que descender nada menos que hasta el puesto 453. Allí se ha posicionado Nice People at Work, con un 247% de tasa de crecimiento. Esta organización con sede en Barcelona se dedica al ámbito de la inteligencia de negocio y el Big Data sirviendo a la industria del vídeo online. La empresa ofrece analíticas a productores de vídeo, operadoras, telcos y empresas de medio con el fin de que tengan más información para tomar decisiones de negocio, operacionales y técnicas. Nuestras enhorabuenas a NPAW por haber conseguido estar entre las elegidas de Deloitte y aumentar sus ventas año tras año.

Nice People at Work está absolutamente sola en un crisol de startups de distintas procedencias. Es la única representante nacional y eso nos hace no solo pensar que hay que dar un tirón de orejas a los emprendedores españoles, pero también al resto de jugadores del ecosistema. Algo estamos haciendo mal. A alguien parece habérsele olvidado que las startups también tienen que fijarse como objetivo hacer caja y no solo vivir de inyecciones de capital para que la rueda siga girando. Quizás tanta burbuja no les haya dejado ver el bosque. Las comparaciones son odiosas, pero Francia tiene a 97 startups en el listado y Reino Unido 92. Sí, casi un 20% son galas y otro 20% son británicas. De Europa Central provienen 62, de Holanda 50, de Alemania 24, de Turquía 23, de Finlandia también 23, de Israel 20 y de Bélgica otras 20. Italia y Portugal cuentan con 8 representantes cada una y hasta la fría Islandia tiene 4 empresas en el ranking. España es el farolillo rojo y es el único país, junto a Austria, que tiene una única startup en el listado.

Deloitte repetirá su informe justo dentro de un año. Ahí está la oportunidad. Hay tiempo suficiente como para ponerse las pilas y empezar a pensar en cifras. Cifras de las buenas. Hay margen de sobra para enfocarse en el dinero que llega de los clientes y cómo atraerlo y no en el que llueve de los inversores cuando se está cerca de la sequía. Quizá haya que usar a Deliveroo como espejo donde mirarse. La startup británica para enviar comida a domicilio encabeza la lista de la consultora. ¿Qué han hecho? Su canguro ha conseguido dar un increíble salto en los últimos cuatro años y aumentar sus ingresos un 107117% desde 2013. Y parece que aún les queda hambre para rato.

Así tiembla la Luna: miles de seísmos sacuden nuestro satélite cada año y pueden durar horas

https://m.xataka.com/espacio/asi-tiembla-la-luna-miles-de-seismos-sacuden-nuestro-satelite-cada-ano-y-pueden-durar-horas

Así tiembla la Luna: miles de seísmos sacuden nuestro satélite cada año y pueden durar horas

La Luna es un diapasón suspendido a casi 400.000 kilómetros de la Tierra. En los años 70, un seísmo de 5,5 (el más grande registrado hasta la fecha) sacudió la superficie lunar durante horas. Parece un detalle nimio, pero es que un terremoto pequeño podría destrozar cualquier asentamiento humano en la superficie del satélite.

Y nos dimos cuenta casi por casualidad, por los astronautas del programa Apollo. Entre 1969 y 1972, las diferentes misiones colocaron sismómetros en los lugares de aterrizaje a lo largo de la superficie lunar. Hasta que se desconectaron en 1977, se registraron 12.000 lunamotos. Poca broma.

La Luna no para de temblar

Nasa 43979 Unsplash

Según parece, hay al menos cuatro tipos diferentes de tembloreslunares: seísmos profundos que ocurren a unos 700 km bajo de la superficie, vibraciones producidas por el impacto de los meteoritos, temblores térmicos causados por la expansión de la corteza cuando se ilumina por primera vez con el sol de la mañana tras semanas en la fría noche lunar; y movimientos superficiales. La mayoría de ellos son suaves e inofensivos.

seismos lunares

Sin embargo, los lunamotos más grandes pueden ser algo infernal. Un terremoto de magnitud 5 puede mover muebles o destrozar el yeso de una casa. Pero sólo duran dos minutos; en la luna, en cambio, pueden durar más de 10 minutos a máxima de intensidad y seguir temblando durante horas.

La razón es sencilla: el agua. O, mejor dicho, la erosión química. “El agua debilita la piedra, expandiendo la estructura de los diferentes minerales. Cuando la energía se propaga a través de una estructura compresible, actúa como una esponja y amortigua las vibraciones”, explicaba Clive R. Neal, profesor asociado de ingeniería civil y ciencias geológicas en la Universidad de Notre Dame.

La luna es una piedra fría, seca y rígida. Nada amortigua los temblores

La luna, sin embargo, es una piedra fría, seca y rígida en mitad del espacio. No hay nada que amortigüe los temblores y, por ello, incluso si el terremoto no es intenso, “sigue y sigue” sin mayor problema. Sabemos todo esto, pero sabemos poco más.

Hay muchos misterios por resolver; cuestiones clave para desarrollar una base en la Luna, pero también una base en Marte o en cualquier planeta. Como explica Neal, “La luna es un banco de pruebas tecnológicas para establecernos en Marte o más allá”. Hay lago claro: los seísmos existen, son diferentes a los de la Tierra y no disponemos de redes geofísicas para estudiarlos. Y sin conocer esa sismología, construir allá afuera es una locura.

5 Cosas que nunca deberías decirle a alguien que sufre de depresión

http://www.conocersalud.com/cosas-no-decir-depresion/amp/

La depresión es una afección médica grave que no debe tomarse a la ligera en ningún momento ni por ningún motivo. Desafortunadamente, muchas personas no se dan cuenta de la seriedad de esto y deciden aconsejar a la persona que lo sufre. Entonces es cuando todo el infierno se puede desatar porque lo que dicen, aunque llega de un lugar de preocupación, puede que no sea útil y en realidad podría empeorar las cosas. Así que si usted conoce a alguien que está pasando por este momento difícil y desea impartir su sabiduría sabiamente con ellos, por favor tómese unos minutos para leer esto antes de hacerlo.

1. Nunca diga: “Sólo sal de ahí

Para una persona que no comprende completamente lo que es la depresión, puede parecer absurdo encontrar a un individuo sano con tanto sufrimiento. Debido a su desesperación e impotencia para resolver el problema, pueden pedirle a la persona deprimida que “simplemente salga de ahí”. Es lamentable que no se den cuenta de que estar deprimido no es una elección consciente que uno hace. La persona que atraviesa este momento difícil “saldría de ello” si pudiera, pero no funciona de esa manera. Sus acciones y pensamientos pueden estar fuera de su control y pueden necesitar terapia prolongada para mostrar mejoría. Lo más importante es que necesitan su apoyo a través de este proceso.

2. No diga: “No es nada importante. Yo también he estado deprimido

Las personas tienden a confundir la sensación de dolor o tristeza con la de sentirse deprimidos. Por lo tanto, asumen que han pasado exactamente por la misma experiencia, han logrado salir ilesos de ella y esperan lo mismo de su ser querido. Pero este no es el caso. Según la Asociación Psiquiátrica Estadounidense: “La muerte de un ser querido, la pérdida de un trabajo o el final de una relación son experiencias difíciles de soportar para una persona. Es normal que los sentimientos de tristeza o pena se desarrollen en respuesta a tales situaciones. Los que experimentan la pérdida a menudo podrían describirse a sí mismos como “deprimidos”. Pero estar triste no es lo mismo que tener depresión”. Es esencial que las personas se den cuenta de la diferencia entre tristeza y depresión para no subestimar los efectos de esta última.

3. Definitivamente no pregunte: “¿No eres demasiado mayor como para llamar la atención?

Mucha gente, por la frustración que surge de un “problema no resuelto”, puede querer asociarlo con una causa que le quite su responsabilidad. Podrían decir que la persona que sufre de depresión está “tratando de llamar la atención” o está “castigando a su familia”. Pueden tratar inconscientemente de culpar a la víctima cuando sienten que ya no pueden ser de ninguna ayuda. Es importante tener en cuenta que usted siempre puede ayudar, pero quizás no de la manera que usted quiere y puede que no vea los resultados tan rápido como usted espera verlos.

4. Por su bien, no le pregunte: “¿Has hecho lo que te dije?

Sugerir “leer la biblia”, “beber té de manzanilla”, y “probar la meditación” son propuestas comprensibles que vienen de una preocupación genuina por el bienestar del otro, pero al mismo tiempo la gente tiene que darse cuenta de que no siempre es apropiado o útil. Sería mucho mejor preguntarle a la persona que sufre por lo que usted puede hacer para ayudar en lugar de decirles lo que deben hacer.

5. Nunca diga: “Tú mismo te lo has buscado“.

Las personas que sufren de depresión no optaron por estar así. Según la Asociación Psiquiátrica Estadounidense: “la depresión puede afectar a cualquiera -incluso a una persona que parece vivir en circunstancias relativamente ideales“. Pueden ser causados debido a varios factores incluyendo factores bioquímicos, genéticos, de personalidad y ambientales. Por lo tanto, uno nunca debe asumir que hay un elemento de elección en esta afección. Uno debería darse cuenta de que ellos mismos podrían haber estado en el lugar de su ser querido si las circunstancias hubieran sido diferentes.

Otro comentario…

…de un foro donde se debate sobre las relaciones y el feminismo:

Cada pareja, cada matrimonio, tiene su propio equilibrio. Pero no de ahora sino desde hace milenios!!!!! Con la convivencia cada uno se da perfecta cuenta de como es la persona que tiene en frente de lo que compensa y de lo que no. Hay mujeres obsesionadas con la limpieza pues lo normal es que se dediquen a eso en casa, es estúpido que pidan ayuda al marido que nunca lo hará tan bien como ellas quieran o de la forma adecuada. Hay hombres muy manitas, pues es algo más que estúpido que una mujer se ponga a taladrar la puta pared para no parecer una inutil o sentirse “emancipada”. Y lo contrario. 
Yo recuerdo por ejemplo como en casa de mis abuelos, que eran MUY CHAPADOS a la antigua, alguna que otra vez pillar a mi abuelo planchandose una camisa. No era por ayudar, no era para liberar a mi abuela de su “oprobiosa” y secular “servidumbre”, ni siquiera por que fuese muy moderno…. no, simplemente al hombre no le gustaba como había quedado o como le había dejado la manga, la ralla o yo que sé mi abuela y lo hacía él a su gusto. Y ya está… no se complicaba.
Con lo demás igual. Como digo cada matrimonio es como es, con sus manías y sus particularidades. Y la gracia está en encontrar el punto de equilibrio, como digo.
Si dicho punto es que la mujer lo haga todo y el hombre nada, pues bendito sea Dios. Si es al reves, y es la señora la que se tira todo el día viendo la TV y el hombre trabajando y son razonablemente felices de esa forma pues benditos sean todos los santos.
Esto es de simple perogrullo. Y cualquier persona sensata sabría que hay de dejar tranquilas a las personas en lo que es su vida privada. 

Pero claro eso no es negocio para el feminismo. Porque sus intenciones siempre fueron bastante más allá que el mero hecho de buscar una igualdad legal entre sexos. Que hace muuuuuuuuucho que existe. Incluso antes de que apareciesen las feministas en España propiamente dichas.

Así que intentan meterle mano a la relación entre sexos más allá del tema legal. Y con ello quieren entrar en como convive la gente o como se comportan.

Tiene cojones que ahora una niñata le pueda soltar al novio porque le pide que le haga la cena “¡¡¡Haztela tú que yo no soy tu esclava!!!” Tiene cojones. Sería para decirle “¿Pero tú de que vas? Es que yo nunca he hecho nada por ti, es que cada vez que me pidas algo voy a tener que ponerle precio para compensar”…. pero claro dará igual porque en este caso no es que a ella le importe guisar o no, “servir” a su pareja o no… aquí de lo que se trata es que han convencido a TODA una generación de mujeres que cuidar de una familia, cuidar de su marido, de sus hijos es algo HUMILLANTE y vejatorio. Pero solo eso curiosamente….

Y pongo un ejemplo un tanto impúdico porque conozco alguno de cerca. Por ejemplo una chica joven actualmente se verá casi obligada a realizar ciertas practicas sexuales con el novio o su pareja de ese momento. Igual a ella no le gusta, le parece asqueroso el sexo oral o cualquier otro tipo de practicas sexuales poco habituales… pero claro si quiere ser una mujer “moderna y liberada” no hay razón alguna para negarse. Hoy por ti, mañana por mi…. 
En caso de obstinarse en su negativa puede encontrarse con un handicap adicional considerable a la hora de relacionarse con muchos hombres.

Pues bien esa misma muchacha será apoyada, halagada, defendida y adulada si lo que se niega es a lavarle los calzoncillos al novio, plancharle las camisas o como dije antes a hacerle la cena. Incluso aunque a ella le de igual realmente, incluso aunque pudiese en un caso hipotético resultarle agradable. Pues da igual.

Porque de lo que se trata no es de ayudar a ambos sexos a relacionarse y que cada cual lo haga como quiera. Sino a que TIENEN QUE HACERLO de cierta manera y bajo ciertos supuestos. Y si no…. no vale.

¿Por que esto es así? Porque el feminismo siempre se ha encontrado con un problema gordo. Y es que de forma natural hombres y mujeres tienden adoptar ciertas actitudes concretas y además tradicionales desde hace milenios. Como dije en otro hilo, la familia de toda la vida no solo es una opción moral SINO TAMBIEN PRAGMATICA. Y claro eso les revienta todo el plan.

Si antes una mujer era la chacha de su marido y este la maltrataba, curiosamente el hincapié no se hizo en que ese varón tratase a su mujer con respeto…. no, el interés siempre estuvo en que la mujer dejase de ser “chacha”. Porque sabían perfectamente que con lo primero podrían solucionar el conflicto… con lo segundo en cambio generarían problemas adicionales, enquistarían los conflictos y sabotearían en última instancia la familia. Que era de lo que se trataba realmente.