¿Contratarías a un hombre para cuidar a tus hijos?

https://blogs.20minutos.es/madrereciente/2018/02/13/contratarias-hombre-cuidar-tus-hijos/

Lo pregunté hace exactamente diez años en un post en este mismo blog que se titulaba: ¿Un hombre como canguro?. Cincuenta y nueve comentarios acumuló en esa etapa previa a que la actividad se desarrollara de manera paralela en redes sociales.

Me pregunto si a día de hoy, diez años después, habremos avanzado. Me da que no. He tenido frente a mí, hace poco tiempo, a madres defensoras a ultranza de la igualdad confesando su miedo a tener a un hombre desconocido, por mucha recomendación o preparación que tuviese, al cuidado de sus hijos.

Si hay un oficio en el que el hombre se va a encontrar con injustos prejuicios, sobre su capacidad y sobre su integridad moral, es en el cuidado de menores. Algo absurdo teniendo en cuenta los magníficos profesores hombres que se encuentran cada vez con más frecuencia en Infantil. Pero como cuidadores en el hogar o trabajando en las guarderías es muy difícil verlos.

Recuerdo que en la elaboración de un reportaje en dos partes sobre madres de día, mi compañera Verónica Vicente sudó sangre hace un par de años para encontrar hombres que ejercieran esta profesión. Os recomiendo la lectura de Padres de día: “El cuidado de los niños se sigue relacionando directamente con las mujeres”. Tanto en España como en la UE, el 95% de las personas que educan a los niños durante los primeros años de su vida escolar son mujeres afirmaba en ese texto.

Os dejo otro fragmento del reportaje:

Víctor Giménez Bertomeu es Sociólogo y profesor del Departamento de Trabajo Social en la Universidad de Alicante y explica que “en principio, el hecho de ser hombre no es un impedimento para hacerse un hueco en el mundo de la educación infantil, pero sí“.

La desconfianza de algunas familias a la hora de dejar a su bebé con un hombre también guarda una estrecha relación con esto. A Diego no se lo dijeron directamente, “pero me enteré después por otras vías de que ser hombre me hacía, a ojos de algunas familias, poco confiable para cuidar niños tan pequeños”, cuenta a 20minutos.

No sabe si lo que los padres sentían era miedo o que no le consideraban preparado para la tarea, pero lo que tiene “clarísimo” es que “no es un problema mío”. Desde que nació su hija, hace siete años, Diego sintió mucho interés por investigar y formarse a fondo para “no reproducir la educación vertical que había recibido en casa”. “Si no apostamos por un cambio de modelo educativo corremos el peligro de acortar la infancia de nuestros niños”, afirma. El primer día de su curso en pedagogía Waldorf, en un aula donde era el único hombre, se levantó y dijo: “Hola, me llamo Diego y quiero ser madre de día”. A continuación, risitas y murmullos.

Un varón que tenga especial interés por los niños puede ser en principio sospechoso, porque en una sociedad que todavía tiene un carácter patriarcal esto está fuera de la norma, y lo que no se ajusta a la norma suele levantar sospechas. Si un hombre quiere cuidar y educar menores se cree que hay algo oculto porque se sale de lo común, y muchas veces se tiende a pensar que detrás hay un interés sexual o de otro tipo”, añade el sociólogo.

Pesa sobre los hombres una sombra de sospecha permanente que va siendo siglo de erradicar. Debería sobrar decir que no es cierto que todos los hombres solo tengan el sexo en la cabeza y sean incapaces de retener sus bajos instintos, igual que no es verdad que las mujeres tengan menor deseo sexual que ellos. Esas ideas preconcebidas y herederas de los tiempos del miedo al embarazo, a la pérdida del honor, son del todo absurdas. 

Volvamos a lo que me contasteis hace una década. Hubo respuestas positivas, que apostaban por mirar a la valía de la persona más allá de su género:

“Da igual hombre o mujer, lo importante es tener alguna referencia sea cual sea el sexo. Yo no dejaría nunca a mi hija con un desconocido. Tengo que tener confianza con quien va a cuidar a mi peque, porque es lo más importante”.

“Por supuesto que sí.Qué impide a un hombre cuidar tanto o mejor que una mujer: NADA. A ver si resulta que nos hartamos a pedir igualdad, pero solo en lo que nos apetece. Si sabes que es discriminatorio, entonces deducirás que es lamentable y vergonzoso”.

“Cualquier desconocido es un peligro potencial para tus hijos y si se trata de una persona de confianza da igual que sea hombre o mujer. Los hombres “niñeros” son una pasada y los críos se lo pasan en grande con ellos, las mujeres suelen ser más noñas o aburridas aunque también más cuidadosas en otros aspectos. No hay mejor ni peor, simplemente son estilos diferentes.No podemos contar con una sociedad igualitaria cuando nuestros hijos crecen viendo en nosotros los mismos roles de antaño: las mujeres los cuidan, los hombres están de paso. Pero para eso es imprescindible que los hombres empiecen a tomar más participación y reivindiquen su papel de padres, cuidadores y educadores igual que nosotras hemos reivindicado nuestro papel profesional en la sociedad.¿Por qué tan pocos se apuntan al carro?”

“Entiendo que la gente sea reacia porque en realidad no es algo habitual. No por ello quiere decir que el chico no sea competente y responsable en su trabajo cuidando niños. Los hombres pueden saber perfectamente desenvolverse en el mundo infantil, igual que en el mundo de la limpieza del hogar. El sexo no debe ser determinante a la hora de contratar o no, lo importante es saber de primera mano que esa persona puede cuidar de mis hijos de manera eficiente”

Pero también muchas (bastante más) personas reconocían que, en igualdad de condiciones, optarían por una mujer antes que un hombre.

“No sería capaz, no me fiaría, lo siento. Sé que es discriminatorio pero prefiero no hacer experimentos con mi hija“.

“Yo a un hombre con mi bebe NUNCA, lo siento, no pongo en riesgo a lo que más quiere en este mundo.Evidentemente no son todos iguales, pero aunque solo exista un 1% de probabilidad, no pienso jugar a esa lotería. Lo siento, creo que hay demasiados hombres pedófilos encubiertos, yo recuerdo como cuando era niña, los hombres de treinta, 40, 50, (a mí me parecían todos viejos),me miraban por la calle de una forma que después de mayor comprendí, o en el autobús cuando viajaba con mi madre… o en… bueno esas cosas se quedan grabadas, y es más frecuente de lo que creemos.Ante la duda pagan justos por pecadores, pero mi hijo es lo más importante y ahora cada vez hay más desviados que disfrutan con niños. Es la asquerosa realidad, no me invento nada.”

“No, no contrataría a un hombre bajo ningún concepto aunque me trajera los mejores informes de su vida. A una mujer sí, aunque también hay que ver como son algunas mujeres, pero de primeras no me fiaría… Me pondría a pensar en los abusos sexuales. No, no creo que lo contratase.”

“Lo primero es tener referencias de la persona por parte de alguien de confianza, está claro, pero… sinceramente creo que, a pesar de lo que muchos estáis diciendo, a la hora de la verdad el 99, 99999999 por ciento de nosotros no cogeríamos a un hombre para cuidar a nuestro bebé, a menos que lo conociésemos perfectamente… ”

“Guste o no a los hombres, el 96% de los detenidos por abusos sexuales a menores son del sexo masculino.Los aviones van llenos de tíos a Tailandia, Vietnam y esos sitios, a violar a niñas, de la misma edad que sus hijas.Hombres que socialmente están integrados, policías, médicos, profesores, ingenieros, etc. Los que dirías: “no me lo puedo creer”. Por tanto, el culito de mis hijas no se lo toca un tío, que no sea el papá“.

Termino con la reflexión que hizo hace diez años Óscar, que espero que haya logrado su deseo de trabajar con niños.

Hola,Me llamo Óscar,he leído prácticamente todos los comentarios, y no sé si alguien leerá el mío.Solamente quiero compartir mi situación con quien sea que lea esto.Por desgracia, este verano tendré que trabajar para pagarme los libros del curso que viene.Estoy haciendo un módulo de informática, PERO aún así, quiero llegar a Grado Superior de Educación infantil.Obviamente este verano me gustaría trabajar de canguro, o de monitor de campamentos infantiles.Sé que no tengo nada de experiencia (LABORAL) pero sí tengo carisma para los niños,y eso lo tengo comprobado.Entiendo todas las opiniones y puntos de vista.Pero yo sé,que soy hombre,y que me quiero dedicar a los niños.Si alguien tiene que juzgarme,no quiero que sea por mi género,si no por referencias,y confianza.Soy hombre,y quiero trabajar con los niños,y no me gustaría que una persona con los prejuicios del género,se cruzara en mi vida,y me quitara la oportunidad de trabajar en lo que de verdad me gusta.Sé que ha habido problemas de abusos infantiles,pero deben pensar que no todos somos iguales.No es justo que no se confíe en los hombres en el tema de los niños por culpa de cuatro desgraciados que han hecho burradas con niños.Y también me gustaría que a todos los hombres que se quieran dedicar a los niños,lo digan sin vergüenza y con la cabeza muy alta.Por que un hombre también está capacitado para cuidar un niño. Y una mujer está capacitada para jugar al fútbol,boxear, etc.

Anuncios