Y lo peor no es el calor, es la sequía

http://www.eldiario.es/zonacritica/peor-calor-sequia_6_655194498.html

España, en prealerta por sequía, espera la lluvia de otoño para asegurar 2018

Desde que la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) emitiera el pasado miércoles un Aviso Especial por Ola de Calor, las altas temperaturas se han convertido en el principal motivo de interés ciudadano. Sin embargo, así como los árboles no nos dejan ver a menudo el bosque, el sofocante calor que estamos padeciendo y sus graves consecuencias para la salud no nos dejan ver otro problema quizá mayor: la sequía.

Porque lo más grave de lo que está pasando ahí fuera no son las altas temperaturas que marcan los termómetros, sino el bajo nivel de los embalses.

Nuestros pantanos se han quedado esta semana por debajo del 55% de su capacidad. El año pasado por estas mismas fechas estaban al 74%. Y lo que es peor: la media de los últimos diez años para estos días era del 72%. La situación es perfectamente seria. Si no llueve pronto de manera generosa y repartida (y las previsiones señalan que no), corremos el riesgo de padecer una de las peores sequías de los últimos tiempos. Por eso es necesario que nos preparemos.

Siempre salgo en defensa de los compañeros del tiempo cuando realizan sus previsiones y estas no se cumplen. Miren, es muy fácil hacer pronósticos del tiempo en países de clima continental, donde la variabilidad es escasa. Lo difícil es predecirlo en un país mediterráneo. Aquí, pese a la evolución de la ciencia y la tecnología asociadas a la meteorología, hacer un pronóstico a tres días es arriesgado, a una semana es temerario y a un mes es simplemente ciencia ficción.

Con todo, algunas predicciones estacionales para nuestro país señalan que este podría ser uno de los veranos más tórridos y secos de los últimos años. La propia AEMET pronostica un estío con temperaturas superiores a lo normal en toda España, si bien las precipitaciones serán las normales para esta época del año: es decir, más bien pocas.

Pero es que el verano aún no ha empezado y, además de estar batiendo récords de calor en media España, estamos con las reservas de agua a la mitad. Es como salir de excursión a la una del mediodía y con la cantimplora medio vacía. Las posibilidades de llegar en condiciones a nuestro destino dependerán de nuestra capacidad de adaptación y del consumo razonado del agua, de lo contrario lo vamos a pasar fatal.

Sin embargo, nosotros en nuestras casas no estamos sujetos a la parvedad de la cantimplora, sino que contamos con una providencia que nunca falla: el grifo. O por lo menos eso pensamos, porque la realidad es otra muy distinta.

Si el consumo de agua se dispara como todos los veranos y las reservas no se renuevan, podrían llegar las indeseables restricciones en el abastecimiento urbano: es decir, lo de ir a abrir el grifo y que no salga. Por eso haríamos bien, este año especialmente, en seguir los consejos para hacer un uso más eficiente del agua. Un consumo basado en la responsabilidad individual y el compromiso con el ahorro.

Está claro que nosotros, los ciudadanos, no somos los mayores consumidores de agua en España. El sector agrícola se lleva tres cuartas partes del consumo, es verdad, y ahí podemos y debemos avanzar mucho. Y también es cierto que a quien habría que poner en vereda algún año de estos es a su excelencia el sector turístico, donde el derroche no tiene límite ni admite comparación.

Por muy motor de la economía que sea, por mucho que dependamos de ellos, el desfase entre el consumo de agua de un turista y cualquiera de nosotros es tan abismal que puede resultar desalentador. Pero pese a todo ello, ante situaciones como las que estamos a punto de atravesar no valen excusas: a la hora de ahorrar agua toda gota cuenta, y este año más que nunca.

Anuncios

Presionarnos a ser felices nos hace más propensos a la depresión

https://www.psyciencia.com/2017/16/presionarnos-a-ser-felices-nos-hace-mas-propensos-a-la-depresion/

Buscar desesperadamente el camino a la felicidad podría ser un atajo inadvertido hacia la ansiedad y la depresión, de acuerdo con un estudio publicado en Depression and Anxiety.

La investigación, que se basó en el análisis de una muestra de 112 personas con signos de depresión y niveles de presión social, muestra cómo ciertas normas sociales comunes parecen contribuir a una conducta depresiva importante en personas que se sienten obligadas por deber social a ser felices.

“En lugar de ser una consecuencia directa producto de una vida bien vivida, la felicidad se ha convertido en una meta por sí sola. Las caras sonrientes que nos muesran en los medios sociales y los supuestos gurus de la felicidad nos bombardean con sus últimos tips de manejo emocional y eso refuerza el mensaje de que deberíamos maximizar nuestras emociones positivas y evadir las negativas”, explica el psicólogo Brock Bastian.

EN LUGAR DE SER UNA CONSECUENCIA DIRECTA PRODUCTO DE UNA VIDA BIEN VIVIDA, LA FELICIDAD SE HA CONVERTIDO EN UNA META POR SÍ SOLA

A la larga, esto lleva a las personas a buscar vías de escape para situaciones de vida completamente normales solo porque quieren evitar el sentir tristeza o ira, y esto termina convirtiéndose en un círculo vicioso de evasión emocional donde nos forzamos a ser un prototipo de ser humano superior, un organismo mejorado que experimenta únicamente sensaciones positivas.

Para Bastian, el vínculo directo entre este perfeccionismo enfermizo y la depresión se debe a la manía con la que nos hemos acostumbrado a reprimir nuestros sentimientos y a procurar por todos los medios no exhibir nuestra vulnerabilidad. “Así que cuando una celebridad anuncia que ha sufrido un aborto involuntario y está tomándose un tiempo para sí misma, o un político se despide para hacer frente al estrés laboral, estas situaciones resuenan tan poderosamente con nosotros”, comenta.

LO ÚNICO QUE SE REQUIERE ES COMENZAR A CAMBIAR EL CHIP QUE NOS DICE QUE DEBEMOS SER OBLIGATORIAMENTE TAN DICHOSOS COMO LAS PERSONAS QUE VEMOS EN LA TELEVISIÓN

Desde luego, el modo más apropiado de abordar esto es tratar los orígenes del problema y no sólo las consecuencias, es decir, la depresión clínica se manifiesta. Bastian opina que los programas educativos pueden realmente surtir efectos perdurables para reducir la proliferación de males como la ansiedad y la depresión, lo único que se requiere es comenzar a cambiar el chip que nos dice que debemos ser obligatoriamente tan dichosos como las personas que vemos en la televisión, o igual de exitosas.

Todos merecemos explotar al máximo nuestras capacidades y sacar provecho a cada oportunidad de la vida para prosperar, sin embargo, las dificultades y los malos momentos son parte del camino y negarnos a la experiencia puede ser incluso más dañino que aceptarla, aprender de ella y seguir adelante.

Las bacterias de nuestro intestino regulan la presión arterial

https://www.terra.com.ar/noticias/sociedad/las-bacterias-de-nuestro-intestino-regulan-la-presion-arterial,4cee84138365a7016811013d675f00643fir8bqi.html

Las bacterias ubicadas en el intestino humano juegan un rol fundamental en la salud de las personas ya que, entre otras funciones, regulan la presión arterial y pueden influier en la hipertensión, enfermedad que padece un cuarto de la población mundial y es una de las principales causas de muerte cardiovascular.

En el marco del Congreso Argentino de HTA, realizado semanas atrás en Mendoza, Carol Kotliar, directora del Centro de Hipertensión Arterial del Hospital Universitario Austral, describió el rol de la microbiota, conjunto de todas las bacterias que habitan en el intestino.

“Tenemos 3 trillones de bacterias en nuestro intestino, de las cuales un tercio es similar entre todas las personas, pero otros dos tercios varían generándose combinaciones únicas que identifican a cada individuo. La microbiota de cada uno se puede conocer por muestras de la boca (saliva, mucosa bucal), o por la materia fecal”, explicó la especialista.

Kotliar, quien durante el Congreso participó de una charla con el experto sueco Peter Nilsson, ex presidente de la Sociedad Europea de Hipertensión Arterial (ESH), aseguró que “mientras mayor diversidad tengamos, más saludables estamos; en tanto que cuando la diversidad es menor, más crece el riesgo de padecer enfermedades inmunológicas, infecciosas e inflamatorias”.

“La arterioesclerosis o pérdida de elasticidad arterial, así como el aumento de la presión arterial se han asociado a la reducción de esta diversidad en estudios clínicos. Esto quiere decir que no somos sólamente ‘portadores’ de bacterias sino que ellas -que son un universo vivo dentro de nuestro cuerpo- participan de nuestra salud activamente; y probablemente el saber mantener la flora adecuada es uno de los secretos más relevantes de los últimos tiempos”, afirmó Kotliar.

La especialista explicó que ya se identificaron “alimentos que promueven una microbiota saludable y nos protegen” y agregó que el “el rol de la microbiota impresiona porque contiene, en nuestro tubo digestivo, más genes que los que se conocen considerando todo el cuerpo humano”.

En este sentido, las cifras son determinantes: la microbiota intestinal pesa 2 kilos en un adulto de 1,70 metros de altura y 75 kilos de peso.

“Y lo más llamativo es que su acción es equiparable a la de un órgano con funciones endocrinas e inflamatorias. El daño o desequilibrio se llama disbiosis o disbacteriosis y se asocia al desarrollo de diabetes, enfermedad cardiovascular, cerebrovascular y neoplasias”, confirmó Kotliar. .

Congénitas y adquiridas. .

La microbiota intestinal es el ecosistema microbiano del intestino, e incluye especies nativas que colonizan el tracto gastrointestinal para siempre, así como también un grupo variable de microorganismos vivos que se detectan por períodos.

Las bacterias nativas se adquieren al nacer y durante el primer año de vida, mientras que las bacterias en tránsito se incorporan a través de los alimentos, bebidas u otras fuentes.

Los seres humanos necesitan que la composición de esta microbiota mantenga su biodiversidad.

Kotliar explicó cuáles son las evidencias acerca de los alimentos y el estilo de vida que influyen favorablemente en la microbiota para reducir o prevenir la hipertensión arterial.

El estilo de vida es un factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular.

La gimnasia, por ejemplo, impacta sobre la las bacterias intestinales como reguladores de la inflamación y la inmunidad y además, los productos lácteos reducen la presión arterial.

Sin embargo, no puede distinguirse todavía si se trata de un beneficio directo de la ingesta de este tipo de alimentos o de los minerales adicionales que frecuentemente están en su formulación como potasio, magnesio, fosforo y calcio.

Mucho se ha dicho acerca del rol del vino tinto en la salud cardiovascular, y es en este contexto de su rol sobre la flora bacteriana donde existen evidencias acerca de uno de sus posibles mecanismos de beneficio.

La American Heart Association señala: “si se consumen bebidas alcohólicas, la cantidad no debe superar 15 gramos de alcohol para las mujeres y 30 para los hombres, lo que equivale a una o menos bebidas por día para las mujeres y dos o menos bebidas por día para los hombres.

El estrés modifica también muy fuertemente la microbiota.

Por eso, es conocida la aceleración del tránsito intestinal con diarreas asociadas a momentos de estrés como exámenes o situaciones de trabajo.

Los medicamentos como laxantes, colagogos (para el hígado), antiácidos o antibióticos actúan modificando la microbiota -con el riesgo de modificar la diversidad favorable o desfavorablemente-, por lo que no deben usarse libremente sino solo bajo control e indicación médica.

En cuanto a las carnes o vegetales, uno de los metabolitos de la acción de bacterias sobre el procesamiento de carnes en el organismo es el trimetilamina-N-óxido (TMAO) que puede ser dosado en sangre periférica. En las carnes rojas especialmente se encuentra la L-carnitina y, a mayor consumo, mayor nivel de TMAO.

En un estudio realizado por el equipo de investigadores del Hospital, a publicarse en breve, se halló que los patrones de alimentación se asocian a la salud arterial.

Entre los resultados, se obtuvo que el consumo de semillas está vinculado a modelos de mayor salud arterial en los países que las consumen con mayor frecuencia.

Además, la ingesta de soja modifica la microbiota a través del metabolito Equol, que es derivado de los microbios intestinales después de la ingesta. Su principal acción en la salud cardiovascular estaría vinculada a la reducción de la rigidez vascular.

31 pintadas callejeras que muestran el poeta que todos los hispanohablantes llevamos dentro

https://magnet.xataka.com/why-so-serious/31-pintadas-callejeras-que-muestran-el-poeta-que-todos-los-hispanohablantes-llevamos-dentro

 

A Lorca se le caían los poemas de los bolsillos y a Borges no le cabía el talento en el pecho, y de su inmensa producción literaria bebe hoy gran parte de la cultura hispanohablante. Vivieron tiempos extraños, tiempos en los que de haber escrito sus ideas en paredes oscuras nadie jamás les hubiera prestado demasiado atención. Pero, ah, Internet, Internet logra que todo cambie.

Por eso hoy la poesía hispanohablante que más importa puede estar en los libros, como cuando Lorca y Borges, pero también en las calles. En paredes deslavazadas que recogen mensajes de lo más variopintos, en murales exóticos que condensan el ingenio del pueblo llano, en descampados abandonados que representan un lienzo perfecto para volcar la expresividad de todos nosotros, hombres y mujeres anónimos.

Importa porque ahora se puede inmortalizar: el arte efímero ha pasado a ser un arte eterno gracias al potencial del meme y a las maravillas del ecosistema viral. De ahí que una pintada tan maravillosa como “Emosido engañados“, supuestamente en Málaga, se haya convertido en una filosofía en sí misma, en un canto a los cuatro vientos de las realidades ordinarias del ser humano.

Ver imagen en Twitter

💾Venga vamos a abrir aquí el hilo de las mejores pintadas de nuestras calles 💾
Aportad si tenéis alguna por vuestra ciudad

 

 

Esta es una recopilación breve, iniciada por @isaacfcorrales y ajustada de muchas de las genialidades que circulan por nuestras aceras y por la red, de los poemas del siglo XXI que deconstruyen los géneros antiguos y los transforman en alegatos reivindicativos, en un arte aún perseguido y que, sin embargo, simboliza la libertad creativa y expresiva más pura que existe. Un rotulador y mucha mala hostia.

1. No tenéis lo que hay que tener, ISIS

A Punos

2. Amanece que no es poco

Alcalde

Vía @Master_Plum.

3. No nos dejan más opciones

Alternativas

4. Qué es la vida, es una ilusión

Amancio

Vía @crespix.

5. Cuidado con ese supermercado

Aviso

Vía @Angel_Sandro.

6. Lo más sabio que vas a leer hoy

Azte Pajas

Vía @KinoxRap.

7. Pintadas en los baños, un género propio

Boko Haram

8. Por la política chanante

Cataluna

Vía @georgebest_.

9. Vota Frank Underwood, o algo así

Daorbtvwaaelwjg

10. Emosidoengañados una vez más

Emosidoenganado

11. El único Franco bueno

Francobueno

12. Yisucrist es tu amigo

Freind

Vía @ChemoBayo.

13. Los gitanos somos buena gente

Gitanos

Vía @ja_fdez.

14. Ahora tus pintadas van con enlace

Google

15. Una puerta a otra dimensión

Hetero

Vía @labarral.

16. Por favor, inmigrantes, no nos dejéis solos

Inmigrantes

17. Askatuta!

Isabel Pantoja Libertad

Vía @RaulMJimenez_.

18. Back to the basics

Lenin

Vía @robegl.

19. Que no se diga que todo es odio

Lo Hace

Vía @cansaliebres_.

20. Pocas verdades más sabias en el mundo

Menos Drogas Mas Punk

Vía @neroxeroner.

21. Siempre hay un nazi disléxico

Nazimal

22. No lo hay

No Lo Hay

Vía @doroexploradoro.

23. También se crean nuevos idiomas

Nuevo Alfabeto

Vía @raquelsastrecom.

24. El odio es lo que mueve al mundo

Odio

Vía @vicfabrice.

25. Ya vale de usar torrent, joder

Paga Joder

Vía @Facusin.

26. Historia de un amor veraniego

Para Ser Guiri No Es

27. Política de alto nivel

Politica De Alto Nivel

Vía @angelahenche.

28. Una escueta declaración de amor

Rosamari

Vía @aldobasi_.

29. Más Camarón y menos Grateful Dead

Siempre

´

Vía @lauraredgar.

30. Por favor

Sucnor

31. No a los estándares de moda contemporáneos

Talla 38

Los secretos matemáticos de Escher

https://www.bbvaopenmind.com/los-secretos-matematicos-de-escher/

Un joven, dentro de una galería de arte, observa un cuadro del puerto de Malta. Entre los edificios pintados del malecón aparece la galería en la que está el joven, con el propio joven mirando, de nuevo, un cuadro de ese mismo puerto mediterráneo. En el que, una vez más, aparecen los edificios de Malta con la galería y el joven. Esta composición infinita, llamada Galería de grabados, es del dibujante holandés M. C. Escher (1898-1972). Escher distorsiona también esta repetición sin fin, que rota y se tuerce, adquiriendo formas imposibles. El impacto de la obra sería perfecto, sino fuera porque justo en el centro de la imagen, entre las construcciones mediterráneas y las ventanas de la galería, hay una mancha circular blanca. Un vacío, sobre el que Escher estampó su firma. La litografía estaba terminada. Era el año 1956. Tuvieron que pasar casi cincuenta años, hasta que un matemático de la Universidad de Leiden en Holanda consiguiera completar la obra.

Galería de Grabados de M.C. Escher. Crédito: The Escher Foundation Collection

Galería de Grabados de M.C. Escher. Crédito: The Escher Foundation Collection

La primera vez que el profesor Hendrik Lenstra se encontró con la litografía de Escher estaba en un vuelo de San Francisco a Amsterdam. La reproducía la revista del avión. Lenstra aprovechó el viaje para tratar de encontrar la solución al centro del puzle. “Me preguntaba qué pasaría si continuaban las líneas hacia dentro. ¿Había algún problema matemático que no se podía resolver?”, explicó el profesor en una entrevista a The New York Times. “Suelo preguntarme qué estructuras hay detrás de las imágenes. ¿Cómo podría yo, un matemático, hacer un cuadro como este?”. La respuesta a estas preguntas no llegó en las horas de vuelo, así que Lenstra decidió embarcarse en una investigación de dos años en la que para desentrañar el círculo vacío de Galería de grabados debía descifrar también al propio Escher.

Sin conocimientos matemáticos formales

Maurits Cornelis Escher nunca fue un estudiante sobresaliente y sus conocimientos matemáticos formales se reducían a los que tenía de la educación superior. Comenzó a estudiar arquitectura, pero lo abandonó para centrarse en su carrera de artista gráfico. A pesar de esta carencia teórica, las matemáticas y la geometría son un elemento clave de su trabajo. El holandés estaba tan interesado en conceptos como la teselación y la división regular del plano —que descubrió en la Alhambra de Granada en 1936 donde pasó días copiando cuidadosamente los diseños geométricos que decoraban el palacio— que los convirtió en un elemento central de su obra. Decenas de sus grabados están rellenos de repeticiones de figuras animadas cuyos espacios crean nuevas formas.

 Escher reflejado en su "Mano con esfera reflectante". Crédito: M.C. Escher

Escher reflejado en su “Mano con esfera reflectante”. Crédito: M.C. Escher

Más adelante, Escher se preguntó si sería posible ir un paso más allá y recubrir el plano con figuras que, manteniendo su forma y engarzadas unas a otras, fueran cambiando de manera regular de tamaño. La solución de cómo llevar a cabo estas construcciones la encontró en el artículo matemático de H.S.M. Coxeter Crystal Symmetry and Its Generalizations” A partir de estas investigaciones científicas —de las que el propio artista reconocía no terminar de entender todos los conceptos—, Escher desarrolló un conocimiento de las matemáticas en gran medida visual e intuitivo.

En la siguiente fase, sus composiciones empezaron a explorar errores de perspectiva en estructuras que, a primera vista, parecían plausibles, pero que estudiadas más de cerca resultaban imposibles de crear. En 1954, en el Congreso Internacional de Matemáticos de Amsterdam, se expusieron unos grabados suyos. Desde entonces, el diálogo que mantuvo con matemáticos y cristalógrafos fue una fuente de inspiración para sus construcciones imposibles, sus ilusiones ópticas y sus representaciones del infinito.

La unión de arte y matemáticas

Esta intersección entre matemáticas y artes cristaliza en Galería de grabados. En la litografía, Escher desafía las leyes de la perspectiva al crear una repetición infinita y distorsionada para la que no tenía ni los medios ni los cálculos para completarla. Para descifrarla, el profesor Lenstra identificó lo que llamó el efecto Droste en homenaje a una famosa imagen publicitaria del chocolate holandés—: si la galería donde está el joven vuelve a reproducirse en el interior del cuadro, debería ocurrir lo mismo tras el borrón blanco. Tras una conversación con el amigo del artista y autor del libro El espejo mágico de M.C. Escher, Hans de Rijk, descubrió que Escher trataba de hacer una expansión circular continua en forma de anillo cerrado, sin principio ni fin. Así, en la distorsión de Escher, el tamaño de los cuadrados de la trama crecían según se movían desde el centro hacia afuera y decrecía en sentido inverso. Un bucle similar al que ocurre al quitar el tapón de un lavabo lleno de agua. Esa era la estructura detrás de la imagen.

Para encontrar los valores exactos que Escher había utilizado en la distorsión de su litografía, el equipo de Lenstra estuvo meses probando —hasta acertar— y combinando rotaciones, funciones exponenciales y logarítmicas, junto a reducciones de tamaño o escala. Una vez con la fórmula exacta, los pasos para rellenar el vacío fueron sencillos gracias a la tecnología actual: planchar el dibujo de Escher para llevarlo a una cuadrícula plana, rellenar el agujero en el modelo plano para completar la escena y, por último, devolver su forma original haciendo actuar sobre ella las transformaciones que ya habían identificado. Dos años después, Lenstra y su equipo resolvían uno de los grandes misterios de uno de los artistas más enigmáticos. Sin embargo, la respuesta siempre había estado ahí: Escher era un genio, dentro de un genio, dentro de un genio…

La próxima okupa puede ser tu madre

http://blogs.elconfidencial.com/sociedad/espana-is-not-spain/2017-06-21/pisos-okupas-burbuja-inmobiliaria_1402789/

Hace unos días, en un edificio muy próximo al mío, aparecieron pancartas. Cubrían los balcones y parte de la fachada. Algo raro en esta zona, el Eixample Dreta, en las inmediaciones de la Sagrada Familia: barrio normal, aburrido de noche, familiar de día, lleno de ferreterías, panaderías, fruterías, viejos y viejas, pura clase media. Es infrecuente que un bloque de viviendas de este barrio lance mensajes como los de esas pancartas: “No nos marchamos. Vivimos aquí. Esta es nuestra casa”. ¿Qué está pasando aquí?

Pilar, enfermera de cincuenta y tantos años, toma una cerveza fresca en la terraza que hay delante del portal. Al verme llamar a los timbres y preguntar al portero de la finca, recela: “No te va a abrir nadie”. Me acerco a ella. ¿Vives aquí? “Sí”. Pero qué pasa, ¿estáis en guerra? “Pues más o menos”. Cuando me he tomado una cerveza con ella y hemos conversado un rato puedo decir que sí: este edificio está en guerra contra la especulación de una nueva burbuja inmobiliaria. Habrás oído hablar de ella si vives de alquiler en una gran ciudad.

Ejemplo tonto: Andrea y yo alquilamos un piso recién reformado en julio de 2016. De inmediato empezó en el piso contiguo una obra de reforma. Cuando terminó la reforma y pusieron el piso en alquiler, supe que mis vecinos de rellano pagan casi el doble que nosotros. Habían pasado seis meses entre la firma de nuestros respectivos contratos.

Aquí y allá proliferan otros testimonios. Te enteras de que unos amigos abandonan un barrio periférico para marcharse a una ciudad dormitorio porque la empresa dueña del edificio no les quiere renovar el contrato. Oyes hablar de prácticas matonas, como el acoso a los vecinos de un edificio cercano, unos abuelos que se negaron a aceptar la oferta de la promotora y desde entonces se despiertan cada noche porque un dedo se lía a timbrazos a las cuatro de la madrugada.

Y algo mucho más misterioso: ejércitos de guiris que expanden sus madrigueras en una ciudad donde el ayuntamiento es muy reticente a conceder licencias para pisos turísticos. E inmobiliarias que aparecen por todas partes con los carteles del escaparate escritos en inglés.

¿Qué está pasando en Barcelona? Y más importante: ¿pasa solo en Barcelona? El precio medio de los alquileres en España ha subido entre un 10% y un 15%en el último año, pero la cifra se dispara en ciudades de interés turístico. En Barcelona han abierto sus puertas desde 2015 más de 1.000 promotores inmobiliarios según publicaba ‘El Periódico de Catalunya’. Este diario explicó también cómo operan las grandes empresas dedicadas al nuevo filón especulativo. Puro capitalismo de casino:

Una gran promotora, por ejemplo MK Premium, compra un edificio a sus antiguos propietarios. Se lo vende a otra promotora, que empieza las reformas, y que a su vez lo vende a una tercera, que acomete la tarea de vaciar las viviendas que queden habitadas. ¿Cuáles quedan habitadas? Las rentas antiguas, normalmente aprovechadas por ancianos, y los contratos indefinidos. De echar al resto de los vecinos se ha encargado, a esas alturas, el límite de tres años de duración de los contratos firmados tras la promulgación de la ley de alquiler del PP.

Con quien resiste, estas empresas están usando una nueva táctica que podríamos llamar desahucio trilero: la nueva propietaria del piso donde vives no te coge el teléfono ni te responde a los ‘emails’. Nadie te da el nuevo número de cuenta, no puedes pagar el alquiler ni aunque quieras, y cuando menos te lo esperas, te llega el burofax. Suena a novela negra pero en Barcelona está ocurriendo tal cual. Así han sido desahuciados ancianos y mujeres embarazadas.

De esta forma se explica que barrios pacíficos, previsibles y burgueses estén cubriéndose de pancartas propias de casas okupas. Cuelgan de los balcones de abuelas, oficinistas, policías, médicos, estanqueros, dependientes, diseñadores… Gente normal y corriente, trabajadores como Pilar.

Apura la cerveza y pone otro ejemplo: “Aquí vive una señora de 90 con su marido, que el pobre va con andador. Cuando recibieron el burofax, supimos que teníamos que organizarnos. Esto que nos está pasando a nosotros le puede pasar a cualquiera. La próxima okupa puede ser tu madre. Hay que organizarse para que esto se detenga. Nosotros tenemos abogados y de aquí no nos van a echar”.

Este cautivador mapa muestra en tiempo real cuánto CO2 está emitiendo cada país en cada momento

https://magnet.xataka.com/en-diez-minutos/este-cautivador-mapa-muestra-en-tiempo-real-cuanto-co2-esta-emitiendo-cada-pais-en-cada-momento

 

La generación de electricidad limpia es uno de los retos del futuro: conseguir fuentes alternativas al carbón, al gas natural y al petróleo para reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera y, de forma sustancial, reducir el imparable aumento de las temperaturas. Pero para saber cómo arreglar el problema primer tenemos que identificarlo correctamente.

Es lo que se propone Electricity Map, un mapa global (las cursivas tiene un por qué) de la producción de electricidad en el mundo. Su metodología es muy simple: utilizando los datos públicos que cada país ofrece, el mapa recoge cuánta electricidad están generando en cada momento y a través de qué fuentes, además de otras variables como el precio, la dirección del viento, la electricidad que cada país compra y vende a otros vecinos y un largo etcétera. Es cautivador.

Decíamos que las cursivas tenían un sentido: por el momento, la globalidad del mapa es… Nula. Sólo se resume a la generación de electricidad en países occidentales, Europa, parte de Canadá, Estados Unidos y parte de Australia. Ni rastro de China, India, Bangladesh, Japón, Rusia, Sudáfrica, Nigeria, Indonesia, Egipto o Vietnam, países que por su volumen de población tienen mucho que decir sobre el planeta que construiremos en el futuro y que quedan aquí relegados.

Para los que sí están, la información es abundante y muy interesante. A primera vista cada país tiene un color distinto: cuanto más cerca del verde, más limpia es la electricidad que están produciendo (a través de renovables, para cada país está calculado el porcentaje de combustibles fósiles consumido cada día). Aquellos en negro, como Polonia o Bosnia hoy, tiran directamente de todo el carbón que tienen (por potencia instalada) y dejan muy poco espacio a las renovables.

Buena Espana
Buena Francia
Buena Alemania

La mayor parte de grandes países europeos (España, Italia, Alemania, Reino Unido) están en amarillo, lo que significa que su porcentaje de consumo de combustibles fósiles (los que más contribuyen al cambio climático) está por encima de lo recomendable, pero no es extremo. Así, España hoy tira fundamentalmente de carbón y gas natural, con muy poquita eólica (bajos vientos) y una marginal utilización de la potencia instalada de hidráulica (lógico) y solar (¿ilógico?).

Los países escandinavos disfrutan de un mix energético muy verde gracias a sus abundantes recursos naturales (fuertes vientos y numerosísimas reservas de agua tras un frío invierno, al contrario que los países del sur, que no se pueden permitir el lujo de utilizar el agua para generar electricidad). Al otro lado del Atlántico, Estados Unidos funciona primordialmente con gas natural y carbón, aunque complementa con nuclear.

Bosnia
Buena Australia
Buena Estados Unidos
Buena Polonia

Un caso particular es Francia, que casi siempre, mires el día que mires, está en verde. No por su utilización de recursos naturales, sino por la nuclear, que aunque no es renovable o no contaminante, no emite CO2 a la atmósfera. El país tiene más potencia nuclear instalada que ningún otro, y aunque busca desentenderse de sus centrales a largo plazo continúa tirando de ellas para generar la abrumadora mayoría de su electricidad. Le sale más barata que a sus vecinos, por cierto (no en todos los países sale la información).

Otras cosas interesantes a observar: el intercambio de electricidad de unos países a otros (generalmente bajo), la potencia instalada de cada tipo de energía (que indica su grado de utilización) y la intensidad de las emisiones durante las últimas 24 horas. En definitiva, un mapa perfecto (aunque muy incompleto) para saber cómo creamos electricidad.