Me ha encantado este comentario en un foro (no es mío)

Eso de que me “daban asco los números” es una gilipollez típica de las personas que no se esfuerzan. No se quién me dijo hace poco que “las matemáticas te van gustando a base de estamparte contra la pared”. Lo normal es eso, tropezar cuando empiezas con el álgebra en la ESO, tropezar cuando ves por primera vez una integral, para ya al final comprender el lenguaje matemático a la perfección una vez estás terminado en la universidad.

Lo de me “daban asco los números” es el mismo argumento de mierda que utiliza la gente que dice “yo es que cuando cambiaron números por letras se me empezaron a atragantar las matemáticas”. Flojos subnormales, eso es porque no habéis trabajado lo suficiente para comprenderlo.

Anuncios