La ludopatía gana su partido más fácil gracias a las estrellas de la radio

Las casas de apuestas invierten millones en publicidad en los principales programas deportivos. Así afecta al número de adictos al juego.

Las estrellas de la radio, sospechosos habituales de anunciar apuestas.

Las estrellas de la radio, sospechosos habituales de anunciar apuestas. Sergio Bermejo / Javier Muñoz

El locutor que cantó “¡Goooool!” con tanta fuerza como tú en la última final de la Champions quiere que apuestes. El periodista deportivo que te descubrió las habilidosas carreras de Memphis Depay en el PSV quiere que apuestes. La cálida voz que desde tu adolescencia te envuelve cada madrugada para narrarte las gestas de la última jornada de Liga quiere que apuestes. Tienen que darse prisa, porque el tiempo de hacer caja se está acabando.

Desde que el gobierno reguló por última vez el juego en 2011, las casas de apuestas deportivas han echado el lazo a los reyes del micrófono para usarlos y atraer a más jugadores a su tela de araña.

 

El 27 de agosto de 2016, el Carrusel Deportivo de la cadena SER retransmitió el Real Madrid-Celta. En el tiempo que duró el partido, los anuncios de apuestas deportivas supusieron un 45% del total. Se anunciaron hasta cuatro: Bet365, Bwin, Luckia y William Hill. El partido quedó 2-1 a favor del Madrid, y tras cada gol se hizo una mención a las tarifas de Luckia que ni hacía alusión al juego responsable ni a la necesidad de tener 18 años para participar, según desveló este mes un informe del Consejo Audiovisual de Cataluña. Por su parte, Tiempo de Juego, programa de COPE que rivaliza con Carrusel Deportivo por el liderato de la radio deportiva, dedicó durante el mismo partido un 6% de sus anuncios a casas de apuestas.

Como suele suceder a veces en la radio, la publicidad de apuestas en programas deportivos no siempre está claramente diferenciada, a menudo se entrelaza con otros contenidos y viene de la voz de uno de los locutores. Ahora, un estudio publicado en el Journal of Gambling Studies por un grupo de investigadores australianos identifica cómo “promociones de apuestas deportivas fuertemente integradas en coberturas deportivas” están aumentando los problemas de adicción al juego, especialmente en menores de edad.

Los periodistas deportivos Juanma Castaño y Julio Maldonado en un anuncio de Betfair.

Los periodistas deportivos Juanma Castaño y Julio Maldonado en un anuncio de Betfair.

“El de los adolescentes es uno de los nichos que más nos preocupan”, dice a EL ESPAÑOL Ana Estévez, psicóloga en la Universidad de Deusto que investiga el juego patológico. “En los últimos años la oferta es mucho mayor, y la publicidad de estos productos más agresiva, además hay estrellas del deporte que aparecen asociadas a estas prácticas”.

POR CADA EURO APOSTADO

Para los psicólogos, una de las claves del éxito de las apuestas deportivas online es que son, por un lado, muy complejas -permiten apostar al número de saques de esquina o tarjetas amarillas, primer goleador o resultado al descanso- y por otro, muy baratas, basta un euro para empezar a apostar. “Se han convertido en un nicho de ocio para nuestros adolescentes”, apunta Estévez.

El último informe trimestral de la Dirección General de Ordenación del Juego confirma el crecimiento de las apuestas deportivas online, concretamente, en un 20% respecto al año anterior.

Evolución del gasto en apuestas deportivas en España entre 2012 y 2016.

Evolución del gasto en apuestas deportivas en España entre 2012 y 2016. DGOJ

En la Unidad de Juego Patológico del Hospital de Bellvitge, una de las más punteras de España en este tipo de adicción, la psiquiatra Susana Jiménez observa cómo la cantidad de jóvenes enganchados a apostar a través de una app en su móvil crece año tras año. “El perfil de pacientes que tenemos es todavía mayoritariamente de varones que juegan a las máquinas tragaperras, sin embargo, vamos viendo que el porcentaje de jugadoresonline va creciendo“. El año pasado ya fueron un 15,9% de los hombres y un 12,5% de las mujeres los que referían problemas con el juego online. “El año anterior habían sido un 10,4% y un 10,7% respectivamente, es decir, hay una tendencia lineal desde que legalizaron el juego en 2011”, dice Jiménez.

Los expertos advierten además de que estas nuevas formas de apuesta están abriendo la puerta a nuevos perfiles. “Son pacientes más jóvenes, con mayor nivel de estudios y mayor nivel adquisitivo”, apunta la psiquiatra. “Otra característica es que la evolución de la enfermedad es mucho más rápida: en el juego tradicional pueden pasar de cinco a siete años entre que empiezan a jugar y acaban presentado un cuadro grave de juego, sin embargo, en el juego online la media estaría en los dos años, porque el nivel de inversión es mucho más alto y las deudas acumuladas mucho más rápidas”.

La tendencia en España no está en absoluto aislada de la de otros países. Incluso en Inglaterra, donde apostar es una tradición tan arraigada como el pastel de riñones, el auge de las aplicaciones y el juego 24 horas se ha hecho notar.

“Las apuestas, incluso las online, tienen un largo recorrido en el Reino Unido, pero los estudios que hemos hecho este mismo año muestran un crecimiento significativo en edades de entre 16 y 34 años“, dice a EL ESPAÑOL Mark Griffiths, director de la Unidad Internacional de Investigación del Juego en la Universidad de Nottingham Trent. En cuanto a la relación entre publicidad y adicción, Griffiths cree que “es difícil demostrar la relación entre ambas cosas, aunque estamos investigando al respecto”.

Un anuncio de apuestas en El Chiringuito de Jugones.

Un anuncio de apuestas en El Chiringuito de Jugones.

¿ES ESTE EL PRINCIPIO DEL FIN?

El cerco a la publicidad de apuestas deportivas se está estrechando. El pasado 28 de marzo, Ciudadanos presentó en el Congreso una Proposición No de Ley para regular los anuncios de este tipo, y en concreto, “la actividad de patrocinio en acontecimientos deportivos que sean objeto de apuestas”.

Sin embargo, según ha podido saber EL ESPAÑOL, esta PNL es apenas una palmadita en la espalda del Gobierno de Rajoy, que tiene en el punto de mira la publicidad de apuestas desde la pasada legislatura. “Se sigue trabajando en ello, pero ahora mismo las prioridades del Gobierno están centradas en la tramitación de los presupuestos”, precisan fuentes del ministerio de Hacienda a este periódico, “una vez esta situación se aclare, el Departamento evaluará los proyectos que quedaron pendientes en anteriores legislaturas y la conveniencia de retomar su tramitación, entre ellos el RD de Publicidad”.

La aprobación de esta nueva regulación supondrá un reto mayúsculo para quienes publicitan a las casas de apuestas, que entre octubre y diciembre de 2016 invirtieron en publicidad en medios 31 millones de euros, un 36% más que el año anterior.

De cualquier modo, las fuentes de Hacienda consultadas creen que las casas de apuestas no reducirán en ningún caso el dinero destinado a publicitarse. La duda es dónde y cómo lo harán. “El Real Decreto afectará al contenido de los mensajes publicitarios más que a la disponibilidad del mismo”, apuntan, “en el caso de que estas compañías quieran seguir publicitando sus productos, tendrán que adaptarlos a las exigencias contempladas en la futura regulación”.

La televisiones y las radios estarán preparadas. Pueden apostar a que lo estarán.

http://www.elespanol.com/ciencia/salud/20170331/204980123_0.html

Anuncios