Here I go Again, 30 años del ‘1987’ de Whitesnake

TBT_Web

Hoy vamos a coger la máquina del tiempo y a celebrar el lanzamiento de uno de esos clásicos del hard rock. Siempre nos dan ganas de hacer ‘air guitar’ cuando escuchamos este tema, un clásico para escuchar cuando los amigos te dan la espalda, tu pareja de deja por otro o cancelan tu serie favorita. Es el 30 aniversario de 1987, el álbum de Whitesnake que hoy hemos querido recordar aquí contándote su historia.

ob_31a71a_david-coverdale-tawny-kitaen (1)

El grupo

Whitesnake era el grupo de David Coverdale, ex vocalista de Deep Purple, formado en 1976. Tras años girando, la banda era relativamente popular en Europa. En España, por ejemplo, había entrado en las listas de ventas, tocado en el campo del Moscardó y hasta Barón Rojo la nombraban en una canción… pero su blues-rock clásico no los había convertido súper-estrellas, para frustración de su líder.

En 1985, el presidente de su nueva discográfica, el todopoderoso David Geffen, dueño de Geffen Records, le pidió que “empezara a tomarse en serio América”. Y le hizo caso: echó a todos los músicos, regrabó su anterior disco con nuevos músicos y comenzó a trabajar sólo con el guitarrista John Sykes, de 26 años, que le daba un sonido más moderno. Juntos comenzaron a preparar en el nuevo disco.

“Si no triunfamos con este disco, disuelvo la banda”, declaró Coverdale en más de una ocasión, que sobrevivía poniendo su voz de forma anónima en jingles y anuncios de la tele.

Su ansiado triunfo llegó, en buena medida, gracias al exitazo de ‘Here I Go Again’.

La canción

El tema ya había sido grabado previamente en el disco Saint & Sinners (1982). El cantante la había compuesto en Portugal, y la letra no tiene mayor historia: fue escrita en un momento de crisis con su primera mujer, de la que acabaría divorciándose: “aquí voy, otra vez solo”. Fue un hit menor para el grupo en su lanzamiento.

David Geffen que podía ser un gran éxito si era presentado de manera adecuada al público americano. La presión tuvo su fruto. La nueva versión incluía colchones de teclados, un gritito heavy (imprescindible) antes del sólo y un nuevo solo. La versión para radios era aún más comercial: más corta y con más teclados.

Se destinó una gran suma para promocionar el tema, que llegó al nº1 y lo petó en medio mundo. El empresario llevaba razón: siempre fue un hitazo en potencia.

Los vídeos

No se puede hacer un videoclip más 80s que el de ‘Here I Go Again’. Es el paraíso de cualquier chaval rockero de la época: cochazos, una chica explosiva y un grupo de tipos con el pelo cardado tocando solos en un auditorio (vacío). Un auténtico bombazo que no dejaba de ser programado en TV.  Marty Callner, su director, fue escogido porque a Coverdale le gustó su trabajo en el clip de ‘We’re Not Gonna Take It’ de Twisted Sister.

La imagen del cantante se modernizó para esta nueva época. Ahora aparecía con americanas remangadas, el pelo cardado y mechas rubias. Un cuadro, pero no le culpamos: había que competir con Europe o Bon Jovi.

Eso sí: ni uno solo de los músicos que grabaron el disco aparecen en los vídeos. El líder expulsó al batería y el bajista una vez terminó su labor, cortó la relación con John Sykes por un choque de egos. En su lugar contrató a músicos o más jóvenes o menos contestones. Y con el pelo más cardado, claro.

Innocent-Picture-of-Tawny-Kitaen

La chica

El vídeo se hizo tan popular que propulsó la carrera de la actriz protagonista, Tawny Kitaen.  Ella misma improvisó la coreografía que hace sobre los dos Jaguar (uno de David y otro del director), ya que había hecho algo de ballet en su infancia.

Esta modelo nacida en San Diego llegó a Los Ángeles como novia de Robin Crosby del grupo Ratt. Tras conocer a Coverdale en el rodaje del vídeo, iniciaron una relación y se convirtieron en la pareja de moda en América, una presencia constante en revistas del corazón y programas de cotilleo.

El 3 de Octubre, la pareja anunció que se casaban: una semana después, la canción llegaba al nº1. La noticia y la publicidad que generó dieron el empujón definitivo al single. Tawny hizo más vídeos con el grupo y se hizo tan famosa como su marido… lo que no sentó nada bien al ego del músico.

Se divorciaron en 1991. A lo largo de los años, se la relacionó también con O.J. Simpson, Tommy Lee, el cómico Jerry Seinfeld o… Dodi Fayed, entre otros.

whitesnake-1987_a_2

El álbum

Además del refamosísimo hit, el álbum dio otra canción que sonó hasta la extenuación. La balada ‘Is this love’ fue compuesta para Tina Turner, pero al final la banda no solo decidió incluirla en el álbum si no que fue un hitazo que fue nº1 en Los 40 Principales y aún suena en las radios.

El resto del disco incluye temas al más puro estilo Led Zeppelin como ‘Still of the Night’ o ‘Crying In The Rain’, de nuevo otro tema rescatado del pasado del grupo y adecuado al público americano.  Otros cortes como ‘Bad Boys’ o ‘Children Of The Night eran más rápidos y agresivos, pensados más para el directo. Curiosamente, uno de los mejores cortes del álbum, ‘Looking For Love’, solo apareció en la versión europea del disco.

Todos brillan con la producción impoluta de Mike Stone, uno de los grandes del género. Coverdale le quita el mérito: “solo era un ingeniero”, pero viendo el historial de grabaciones inmaculadas del productor (el produjo el ‘Don’t Stop Believin’ de Journey, por ejemplo), nos inclinamos a creer que su trabajo fue de mérito.

El disco llegó hasta el nº2 en las listas americanas. En España llegó al 27. Julio Iglesias y la Pantoja fueron los artistas más vendedores ese año.

9500-raw

La polémica

Obviamente, un éxito así tiene sus detractores. La crítica y buena parte de sus fans de toda la vida recriminaron al grupo el abandono de sus raíces más blueseras por un sonido más propio para las radios americanas y la MTV. El cambio total de componentes del grupo no ayudó a darles credibilidad.

También recibió críticas la influencia descaradísima de Led Zeppelin. Hay que reconocer que temas como ‘Still of the Night’ suenen horrores a clásicos como ‘Black Dog, por no hablar de la manera esa manera de cantar. El propio vocalista Robert Plant criticó este hecho y bautizando a Coverdale como David Cover-Version.

Hasta Gary Moore, el famoso guitarrista y cantante, dedicó un tema a la moda de copiar a Zeppelin, llamado ‘Led Clones’, hablando sobre la moda de plagiar a los Zep.

El legado

Los puristas tendrán sus razones para criticar, pero millones de personas descubrieron a la banda así, y es innegable que tiene momentos brillantes. 1987 vendió más de 10 millones en todo el mundo, y ‘Here I go again’ se ha convertido en un clásico del rock. La canción sigue sonando en radios de todo el mundo y ha aparecido en películas o series como La edad del rock, Aún sé lo que hicisteis el último verano, El Luchador (la de Cristian Bale), Californication, Ash vs Evil Dead y un largo etcétera. Además, su estribillo es radiado habitualmente en competiciones deportivas para motivar a los jugadores. Y por supuesto, puedes tocarla en Guitar Hero o Rock Band.

Y sí: hasta en Padre de Familia versionearon el tema. Pero claro… en Padre de Familia homenajean prácticamente cualquier cosa de los 80.

http://www.stagebysony.com/old/tbt-here-i-go-again-30-anos-del-1987-whitesnake/

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: