Els col·legis ‘corruptes’ de Ciegsa

https://www.eltemps.cat/article/61/els-collegis-corruptes-de-ciegsa-2/

L’ex-alcalde de Xàtiva i ex-president de la Diputació de València, Alfonso Rus, i l’ex-conseller d’Educació, Alejandro Font de Mora inaugurant un col·legi
Ciegsa, l’empresa encarregada de construir els centres escolars de la Generalitat Valenciana, va ser exemple de l’opacitat i el malbaratament de la gestió del PP. L’alçament del secret de sumari de la part grossa del ‘cas Taula’ ha posat de manifest que la mercantil fou utilitzada per a cobrar comissions que anaven a les butxaques de dirigents populars i a finançar il·legalment el partit.

Contràriament al lema d’un lliberal per al canvi que el va dur a la presidència de la Generalitat Valenciana, Eduardo Zaplana va fer augmentar la mida de l’administració pública valenciana. No només va enviar a fons perdut diners públics per a construir ruïnosos grans projectes, també va crear fundacions i empreses públiques deixant de banda els seus teòrics principis.

Amb la idea de completar el mapa escolar valencià amb la celeritat més gran possible, Zaplana va crear un instrument que li permetia burlar la farragosa burocràcia i una major fiscalització pública per aconseguir aquest objectiu. L’artefacte va denominar-se Construccions i Infraestructures Educatives de la Generalitat Valenciana (Ciegsa), i a la seua vida ha passat de ser un niu de sospites i opacitat a esdevenir en la «cova d’Ali Baba», en paraules del president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, de la corrupció del PP valencià.

Abans que les confessions del ionqui dels diners desvelaren l’objectiu real d’aquesta empresa quan Francisco Camps restava al capdavant del Consell, Zaplana va convertir la mercantil en el seu feu particular. Impulsada pel duet Manuel Tarancón (aleshores conseller d’Educació) – Javier Garcia Lliberós (llavors gerent de la mercantil i parella de la ex-consellera popular Alícia de Miguel), aquesta forma particular de construir col·legis va topar-se amb les primeres polèmiques pressupostàries. Si s’afegeix l’any que Esteban González Pons va estar com a conseller en substitució de Tarancón, els sobrecostos van oscil·lar entre el 8% i el 27%.

Unes xifres, però, que van incrementar-se notablement quan Màximo Caturla, un dels principals capitostos del cas Taula, va assumir les regnes de l’empresa junt amb Garcia Lliberós. Amb Caturla com a gerent de la mercantil pública van registrar-se les majors desviacions pressupostàries. Durant aquella etapa el responsable de la cartera d’Educació era l’actual membre de la Mesa de les Corts, Alejandro Font de Mora, esquitxat també al sumari de la causa. Tot i que Caturla compartia responsabilitats amb Garcia Lliberós, va governar la societat amb mà de ferro netejant qualsevol vestigi de zaplanisme, realitzant operacions dubtoses com ara la compravenda d’una nova seu al Parc Tecnològic i imposant els seus criteris siga com siga: l’ex-diputat provincial de València, Miguel Barraca, va sofrir un infart durant una discussió amb ell.

Malgrat que el percentatge de desviació dels modificats va reduir-se, l’etapa de Josep López Guardiola també va estar marcada per les sospites. Amic íntim de Camps, aquest és el marit de la sòcia de la farmàcia de l’ex-president. Al seu torn, és cosí-germà de Paula Sánchez de León. El cunyat de Guardiola, José Miguel Escrig, també va exercir tasques de control a Ciegsa.

A les ombres que planaven pels sobrecostos i els modificats recurrents, va sumar-se altres episodis ben sospitosos. L’any 2005, amb Caturla i Font de Mora al capdavant, l’empresa va patir un incendi que va cremar abundant documentació. Tot i perdre quasi dos milions d’euros de material, mai va reclamar-se la indemnització del segur. L’assalt a l’empresa amb l’alarma desconnectada va generar més suspicàcies encara.

Assetjada pels episodis rocambolescos i les casualitats dubtoses, la diputada socialista Ana Noguera va encarregar-se de recopilar contractes i factures quan l’estratègia de l’omertà reganava absolutament. Noguera, de fet, va ser víctima de la prepotència dels temps d’aclaparador domini del PP: quan va aconseguir d’una vegada per totes poder entrar a l’empresa pública, li van prohibir fotocopiar cap document. La negror aventurava tot allò que el trencament fraternal entre l’ex-president de la Diputació de València, Alfonso Rus, i l’ex-gerent d’Imelsa, Marcos Benavent, ha tret a la llum.

Gürtel i Taroncher com antecedents

Amb l’oposició vetada per a fiscalitzar l’activitat de Ciegsa pels entrebancs continus del PP, l’empresa va esdevenir en una autèntica agència de col·locació. Caturla, que comptava amb un Audi A6 i un xòfer particular a càrrec de la societat pública, va col·locar cinc treballadors a l’empresa per recomanació expressa de Rus, segons la Guàrdia Civil. Entre ells, el citat Barraca. «La seua tasca era tocar-se els collons», explica Caturla a Benavent en una de les gravacions incorporades a la causa.

Compromís, de fet, va traure a la llum una llista d’ex-càrrecs del PP que van cobrar sous VIP que no baixaven dels 80.000 euros. María José López Sánchez, regidora del PP a Elx; Pablo Carreres Gargallo, candidat del PP a València i dirigent de Noves Generacions; Silvia Ortí Gallent, qui va ser candidata del PP al Congrés dels Diputats; l’exvicepresident de la Diputació de València entre 1995 i 1999, Juan Sanchis Torres; o Antonio Gil Monteagudo, candidat en les llistes del PP de Camps en les autonòmiques del 2011, en són alguns dels noms.

Si al mandat de Font de Mora Ciegsa va esdevindre en una conselleria paral·lela amb prop de 95 persones contractades directament quan l’única activitat de la societat era realitzar adjudicacions a empreses per a construir centres educatius, les irregularitats van anar més enllà. I aquestes no fan referència només als pagaments mensuals al despatx d’advocats Broseta, tot i comptar Ciegsa amb un gabinet jurídic, o a l’increment de la despesa publicitària en època electoral. Empreses vinculades a la trama Gürtel va pescar contractes de la societat encarregada de fer col·legis. I tot, quan Guardiola i Escrig van acudir a la boda d’Álvaro Pérez El Bigotes, considerat un dels capitosos del cas.

Sedesa, mercantil vinculada a la família de l’ex-president de les Corts Valencianes, Juan Cotino, i relacionada a la causa, va aconseguir nombroses adjudicacions sempre amb preus per sobre del licitat. Un dels col·legis que va construir, l’IES d’Ondara (Marina Alta), ha estat un dels més controvertits: d’ençà de la seua inauguració en 2002, ha patit greus desperfectes, quatre inundacions i fou, fins i tot, desallotjat l’any 2008 per problemes de seguretat en l’estructura.

Piaf, altra empresa implicada a Gürtel, va rebre encàrrecs de Ciegsa. I tot, quan el president de l’empresa va fer negocis amb Víctor Campos, ex-vicepresident de la Generalitat Valenciana assenyalat a la trama capitanejada per Francisco Correa i, segons el sumari del cas Taula, un dels responsables de controlar a qui s’adjudicaven els contractes de l’empresa pública. No debades, actuava com a recaptador per al partit i també, segons les gravacions, per «al tort», que s’identificava amb l’ex-president de la Diputació de Castelló, Carlos Fabra.

La tercera empresa vinculada al cas ‘Gürtel’ que va adjudicar-se contractes polèmics de Ciegsa va ser Lubasa. Va rebre un encàrrec per 8 milions d’euros sense la celebració de cap concurs, quan la llei només permet adjudicar de forma directa segones fases d’obres -com era el cas- si no superen el milió d’euros. La promotora va guanyar aquesta concessió en aliança amb Ocide, de l’implicat a Gürtel, José Luis Ulibarri. El constructor José Miguel Pérez Taroncher, amic íntim de l’ex-dirigent popular assenyalat per corrupció a altre cas, Serafín Castellano, també va pescar treballs de Ciegsa.

Aules sense professor

Endeutada fins a les selles, Ciegsa sabia que amb l’arribada de l’esquerra al poder el seu final estava decretat. El conseller d’Educació, Vicent Marzà, davant l’acumulació de sospites va demanar una autòpsia a la Intervenció General de la Generalitat Valenciana perquè obrira de bat a bat l’empresa. Calia posar llums i taquígrafs a tanta opacitat anterior. I l’informe elaborat indicava un suspens clar a la gestió realitzada pel PP. Ciegsa s’havia gestionat com si fos una aula sense professor.

Amb un cost per als valencians de prop de 2.800 milions d’euros, el document reflectia irregularitats per totes bandes. Ningú controlava el cost real dels encàrrecs, va construir-se barracons regatejant tots els controls possibles i sense cap justificació per a recórrer a aquest tipus d’aules, no hi havia supervisió de cap tipus i les licitacions estaven plagades de mecanismes força irregulars. Aquestes, de fet, venien de naixement: «Les actuacions encomanades a Ciegsa manquen de pressupost i control per part de la conselleria, s’efectuen sobre la base d’un conveni irregular que no es va tramitar conforme a la llei, amb l’única finalitat d’obtenir finançament privat i accelerar la construcció d’infraestructures educatives que la Generalitat no podia executar», recull l’informe.

L’òrgan auditor de la Generalitat Valenciana va deixar-li una carabassa a Zaplana també. Aquest afirmava que els col·legis construïts per Ciegsa eren un 36% més cars que els edificats pel Consell, invalidant el principi per al qual s’havia creat l’empresa. El cost del metre quadrat -uns 900 euros- va fer-se a preus dels temps de la bogeria de la rajola, quan es tractava de construir instal·lacions per a prestar un servei públic fonamental.

Comissions dels pupitres

Amb la diputada d’Esquerra Unida, Rosa Pérez, denunciant i destapant una trama que va assolir unes dimensions més grans de les imaginades, l’alçament del secret de sumari del cas Taula ha desvelat com funcionava Ciegsa realment. Les confessions de Benavent i les posteriors comprovacions de la Guàrdia Civil ho han posat negre sobre blanc. I han apuntat a l’empresa pública com la principal eina dels capitostos de la trama per a recaptar diners negres que anirien, segons la investigació, a les seues butxaques o a finançar al PP valencià, siga quin siga el nivell orgànic: autonòmic o provincial.

«Conta’ls Max [Màximo Caturla]. Dos mil, tres mil, quatre mil…», és la frase de Benavent que reflecteix gràficament quin va ser l’objectiu, segons apunta l’institut armat, real per a crear Ciegsa: cobrar comissions il·legals. Si s’aplica el peatge clàssic que es cobrava del 3% sobre els 1.900 milions de deute que va acumular Ciegsa, s’haurien pogut cobrar uns 80 milions d’euros en suborns. I tot, gràcies als modificats d’obra que eren el que encarien el preu final del treball.

Lluitant els «homes de Rus» i el clan de Camps per les comissions que nodrien les cinc caixes B del PP al País Valencià, els papers estaven repartits. D’una banda, i sota els ordres de Camps, l’ex-conseller d’Economia i Hisenda i diputat al Congrés, Gerardo Camps, i Campos s’encarregaven de controlar qui s’enduia les adjudicacions. Una tasca que supervisava Font de Mora. A dalt de l’entramat hi apareixia, Camps, que manejava el repartiment de les comissions i donava instruccions a Gerardo Camps.

A l’altra banda, hi havia Caturla. Era qui gaudia del poder absolut de decisió a l’empresa. Com a recaptador de comissions també, enviava els sobres Benavent. Uns diners que repartien Rus i Emilio Llopis, ex-cap de gabinet de Rus, i que administrava Juan José Medina, ex-vice-president de la Diputació de València. La baralla per les comissions va arribar fins a un punt que Caturla va expressar-li a Benavent: «O el president marca el criteri amb el qual s’ha de funcionar, o ací hi haurà una autèntica guerra de laterals».

La Guàrdia Civil investiga a adjudicataris com ara Cleop –relacionada amb un Rus per la jugada fosca de la residència ‘model Cotino’ de Xàtiva– i Construcciones Luján,també esquitxada per la màfia de l’aigua. Els dirigents empresarials d’ambdues empreses van ser detinguts durant la macrooperació policial del cas. Aquestes mercantils també estan assenyalades a aquest cas per finançar suposadament de forma il·legal el PP valencià.

A l’espera que a comptagotes vagen apareixent nous detalls de com va realitzar-se el saqueig de Ciegsa, les sospites inicials dels partits d’esquerres que van denunciar la seua opacitat s’han confirmat. Al marge del procediment judicial, la comissió de Ciegsa que arrancarà aviat a les Cots Valencians determinarà els responsables polítics d’aquella nefasta gestió. Sembla que de l’amistat forjada mentre estudiaven dret, Francisco Camps i Gerardo Camps van aprendre a realitzar aquestes jugades suposadament il·legals de les aules que els van acollir durant anys. La corrupció ben present a classe.

Anuncios

José Antonio Abellán: “Investigaba a un golfo al frente del Madrid y destapé una trama de mil viviendas oficiales”

Tras una intensa etapa en la que hasta llegó a ser amenazado por sus investigaciones, José Antonio Abellán decidió iniciar su propia aventura en solitario al frente de Radio 4G. Fiel a su estilo no duda en señalar los excesos políticos, el drama en el periodismo español o el control que se ejerce sobre los medios de comunicación

José Antonio Abellán, en el estudio de Radio 4G, donde presenta la Jungla 4.0

Treinta y ocho años dedicados al mundo de la comunicación le han permitido constatar que intentar ejercer el periodismo en libertad no es fácil y tiene un precio.

Prueba de ello es su último gran trabajo de investigación, que le obligó a sacar a su familia de España mientras se adentraba en un largo recorrido por las cloacas de nuestro sistema.

Tras sus inicios en la SER, la COPE le vio triunfar y hoy saca adelante su propia emisora, donde cada mañana nos despierta con la Jungla 4.0, un programa adaptado a su propio carácter: irreverente, atrevido pero, sobre todo, descreído.

Y es que José Antonio Abellán es de esas personas que destacan por su naturalidad, la misma que marca su ausencia de reparos a la hora de opinar sobre la agitada situación política, el panorama de medios en España o el Real Madrid.

Para ello nos recibe en su despacho de Radio 4G, un lugar en el que se mezcla el trabajo diario con las huellas de sus triunfos pasados. Una auténtica cápsula del tiempo en la que se respira personalidad y estilo propio.

-¿Dónde hay más fauna salvaje, en la Jungla que presentas cada mañana o en el Congreso de los Diputados?
-Pues en mi programa, seguramente. No creo que en el Congreso de los Diputados haya fauna salvaje.
No les tengo en alta estima, en general. La gente que se dedica a la política creo que es porque no vale para otra cosa.

Yo siempre digo que si juntas a todos los del Congreso y a los del Senado no sumas diez que tuvieran un trabajo en una empresa privada, y por supuesto ninguno con capacidad de emprender un negocio, una empresa o una máquina de generar trabajo y empleo.

-Entonces la política está llena de mediocres…
-Sí. En el momento en que te dedicas a esto no vales para otra cosa, no sabes hacer otra cosa. Nadie te quiere para otra cosa. Hay excepciones, ¿eh? Yo hablo de la política a nivel estatal.

En la autonómica empiezo a creer, depende de los casos, y por supuesto en la municipal. Y si bajamos a los Ayuntamientos de poblaciones de menos de 10.000 habitantes, me parece que esa es la política pura.
Incluso hay gente que lo hace por amor al arte y por amor a la sociedad.

Pero es que la política, en general, es una gran mentira. El otro día me decía un amigo que si el Congreso de los Diputados lo redujésemos a once personas, uno que tenga 134 votos, otro 85… Que se reúnan ante un notario que levante acta de la reunión, ¡y ya está! ¿Para qué queremos a los otros 339 inútiles, gente a la que no quieren ni en su casa? y del Senado ni hablamos. El colmo es que hay personas de provincias a los que desprecian en su tierra y tienen que presentarse por otra.

-Te veo muy descreído…
– Hace muchos años. No he conocido a ningún político nacional (posiblemente los habrá), que haya encontrado trabajo en el sector privado de lo suyo, de lo que haya estudiado.
Sin embargo el 90% de los que conozco a los 14 años ya sabían que querían esto (dedicarse a la política): porque no se trabaja, no tienen ninguna responsabilidad y te llevas un buen sueldo.

“Las municipales de 2015 debieron ser un caos para el PP cuando se encontró una numerosa cola de personas preguntando “¿qué hay de lo mío?”

-¿Realmente no has conocido a nadie o tus críticas se deben a una mala experiencia?
-No, primero. No he conocido a ningún político capaz de trabajar en el sector privado.

Segundo, no he conocido a ninguno capaz de ser emprendedor y montar su propia compañía o negocio.

Tercero. Siempre he creído que a la política se viene de vuelta, no de ida. He tenido la oportunidad de conocer la política en Estados Unidos donde los senadores, e incluso los jueces, se incorporan tras una extensísima carrera en la vida privada y su éxito o reconocimiento es lo que le lleva a la política.

Pero un chico de 26 años, paleto, que no ha salido jamás de su casa, que no habla un sólo idioma y que no sabe hacer la ‘o’ con un canuto y que se meta a diputado…. ¿Quién es ese para manejar mis intereses?

-Alguna vez te hemos escuchado simpatizar con los nuevos partidos emergentes
-Pero sin siglas. Bienvenido todo aquél que agite todo esto con la esperanza, como dice el refrán, de que ‘para que las cosas se pongan bien antes deben ponerse muy mal’, pues ojalá cuando llegue al poder Ciudadanos o los que sean, alteren y cambien todo.

Hay que reconocer que Pablo Iglesias es el culpable de que esto esté como está, en el buen sentido: por lo menos los políticos se ven obligados a dar más explicaciones. Lo de antes te das cuenta de que han estado cuarenta años pactando entre ellos…

El PP, el PSOE, entre unos y otros tienen 70.000 empleados cada uno. Directos, indirectos y supermegaindirectos.

Las municipales de 2015 debieron ser un caos para el PP cuando se encontró una numerosa cola de personas preguntando “¿qué hay de lo mío?” Al final te das cuenta de que lo importante no era quién ganara, sino que el statu quo fuera siempre el mismo.

“Podemos ha tenido su parte revolucionaria que les ha llevado hasta donde están, pero ahora ya no tiene sentido”

-¿Pero no te da la impresión de que cuando estas nuevas fuerzas son decisivas terminan absorbidas por los partidos tradicionales?
-Absolutamente, son lo mismo. Todo Podemos que yo conozco a día de hoy es tan casta como la que denunciaron. Todo.

Me queda la esperanza de que un tío al que admiro mucho y no le conozco… No me defraudes, Errejón.
Me parece hoy uno de los cinco políticos más brillantes que hay en el Congreso, al margen del mensaje, pero sí por cómo lo dice.

Me jodería que fuera un bluf porque los demás no me interesan. En Podemos no me gusta nadie más.

-Pues Errejón mantiene un pulso interno con Pablo Iglesias por el control del partido…
Sí, Podemos ha tenido su parte revolucionaria que les ha llevado hasta donde están, pero ahora ya no tiene sentido.

Mi teoría desde hace meses es que Errejón terminará en un nuevo Partido Socialista.

“La macroinfraestructura de PP y PSOE ha puesto un rodillo en marcha de tal modo que a la persona que tiene talento y crea trabajo, se la destroza”

-¿La sociedad española quiere cambios?
-La sociedad española, sin saber lo que quiere porque no sabe explicarlo, desea que se vayan todos estos políticos. Lo que quiere es un comité de gestión profesional. Están tan desencantados con la política…

Una cosa es a nivel municipal o autonómico, pero en el nacional yo creo que no confían en nadie.
La gente se impresiona cuando un líder saca un 4,9 o un 5 en la valoración ciudadana, ¡porque es un aprobado! Si es que llevan años suspendiendo a todos, no hay un político que saque un 7, un 8 o un 9.

-Pero se vota al mal menor…
-Claro, y la macroinfraestructura de PP y PSOE ha puesto un rodillo en marcha de tal modo que a la persona que tiene talento y crea trabajo, se la destroza.

-¿Te ves votando mientras comes el turrón?
-No porque los políticos son muy cobardes y no se atreverán a celebrar elecciones el 25 de diciembre.

El otro día Rajoy aludió a los salarios públicos y las pensiones para anunciar una modificación que permita adelantar los comicios.

El 25 de diciembre, por tanto, creo que no se votará, pero no por lo que implique para el votante, sino por el desgaste y descrédito internacional.

Sería la noticia del mundo ese día. Todo ha sido un farol.

-¿Tiene el periodismo su parte de responsabilidad en esta situación?
-Absolutamente. Yo no lo recuerdo tan grave antes de la crisis de 2008, 2009. Pero es que ahora los grandes medios dependen demasiado de las instituciones.

Los ingresos dependen demasiado de las instituciones. De estar bien con las instituciones. Pero claro, ya no salen exclusivas, ya no salen investigaciones. Ya no sale nada.

El caso es que hay que estar bien con todo el mundo, cuanto más, mejor. Es una guerra de guerrillas para subsistir.

abellan_radioJosé Antonio Abellán, en el estudio de Radio 4G

-Tú destacaste por ese periodismo de investigación en el ámbito deportivo…
-Bueno, deportivo y, por extensión, en el general. Me metí buscando a un golfo en la presidencia del Real Madrid y me encontré con 1.200 pisos de protección oficial que habían regalado a tíos más golfos que el presidente. Aunque no pasa nada. ¡No pasa nada! Este país es la hostia.

-Y llegaste a sacar un libro sobre ello (Asalto al Real Madrid)
-Fue muy duro. Tuve que sacar a mis hijos de España en 48 horas. Además, por consejo, cada uno a un continente distinto. Y todo esto de un jueves a un sábado.

A partir de ahí imagínate lo que pasó porque, si te metes con la política, malo. Pero cuando te metes con determinados poderes establecidos vale todo.

Manejan las cloacas de la policía, las cloacas de la policía judicial; manejan los juzgados, la parte más baja… Manejan todo.

Este país en eso es muy triste. Cuando se ponen los que mandan a hacer el mal, no creas que les denuncia nadie.

“Sólo pasé miedo por mis hijos. A mí me llegaron a poner una pistola en la cabeza y, quizá porque soy un inconsciente, no me asusté demasiado”

-¿Pensaste en dejarlo?
-No, porque el enemigo en sí era demasiado imbécil, demasiado inútil. Era muy duro, pero no pensé en dejarlo.

Eso sí, escribiendo el libro me di cuenta de muchas cosas. Porque a la velocidad que yo vivía entonces, siete días a la semana, cuatro semanas al mes, doce meses al año y tres años que duró la investigación, no tomé dimensión de aquello.

Le pasaba a gente que trabajaba conmigo. A los más cercanos a mí les pasó eso. No tomaron dimensión hasta que terminamos y, mirando atrás, pensaron: “la de cadáveres que habremos dejado por el camino”.

-¿Tampoco pasaste miedo?
-Yo pasé miedo por mis hijos. Fíjate que a mí me llegan a poner una pistola en la cabeza en plena M30 y, no sé si es porque soy un inconsciente, pero no me asusté demasiado. Sin embargo por mis hijos, sí.
Les ves algo asustados, te asustas y luego ves hasta dónde las cloacas llegan a controlar lo que controlan…

“El Madrid acabará siendo una sociedad anónima. Creo que le queda muy poco para ello”

-¿Y en COPE, donde entonces trabajabas, nadie te dijo nunca “déjalo”?
-No, nunca. A nivel político, sí. Cuando nos pusimos a investigar salía lo que buscábamos y lo que no buscábamos. Entonces cuando aparece lo de las viviendas oficiales que, para mí es lo más gordo que ha ocurrido en la historia de España, sí. Políticos de referencia me citaron alguna vez para disuadirme, alegando que ese asunto ya tenía años.

Por entonces era 2007 y los documentos se remontaban a 2002-2003, entonces te decían que “la gente se va a confundir, van a pensar que esto es de ahora…” Los políticos, en general, nunca quieren mover nada. No quieren que agites nada.

Eso sí, empresarialmente nunca nadie me dijo nada. Todo lo contrario. La COPE fue maravillosa. Sólo me pedían que fuese con la verdad por delante. Nada más.

-¿Cómo describirías la presidencia del Real Madrid que investigaste entonces?
-Era un nido de golfos y de ladrones. Mira, aunque yo nunca he sido del Madrid deportivamente hablando, siempre he mantenido el sentido romántico de mi padre que, siendo muy del Atleti, envidiaba mucho la institución, siempre en manos de los socios.

Lo que ocurre es que los socios no tenían quien les defendiera cuando, durante años, se robaba a manos llenas con la bendición de instituciones. Como el Barcelona lo ha tenido también.

Entonces, cuando te metes en ese embolado pensando, con un sentido romántico, que vas a ayudar a que se sanee la entidad para que los mismos socios la pongan en marcha otra vez, pasan los años y todo sigue igual.

Los directivos siguen haciendo lo que quieren, sin consultar a nadie, sin encomendarse a nadie… El Madrid acabará como una sociedad anónima. Creo que le queda muy poco para ello.

-¿Hay alguna forma de revitalizar el periodismo para que actúe como contrapoder?
No se puede. En España es imposible. Te lo dice quien lleva 38 años en esto. A ningún periodista van a dejar salirse del carril. A ninguno. Y el que lo intente tendrá problemas en su medio, con su editor; o tendrá problemas corporativos con su profesión.

A mí me denunciaron asociaciones que ni conocía, de todo tipo. Pero yo siempre he dicho que no soy periodista, que soy comunicador. Yo cuento cosas. No me siento ni me identifico con el periodismo. No soy periodista.

Aún así me denunciaron 300 asociaciones que compraban estos golfos. Llegué a ganar 33 causas.
No sabéis cuántas cartas recibió el Papa y, por supuesto, el presidente de la COPE, pidiendo mi cabeza.

No dejan que el que quiere llevar a cabo su trabajo de forma honrada siga adelante. No le dejan ni la profesión, ni la competencia. Al final es un pulso porque sólo hay cuatro jefes que controlan esto.

“Antonio García Ferreras es la persona más importante de la historia moderna del Real Madrid y de España. No se concibe nada sin que él lo sepa”

-Lo que dices es muy grave y dice muy poco de cualquier democracia que se precie…
-No quiero decir que todos los periodistas sean igual, yo estoy hablando de algo que va mucho más allá. Estoy hablando de que a lo mejor son grupos de periodistas los que han formado todo este lobby con políticos.

Hace poco en El Confidencial se hacían eco de una frase mía que generó un gran escándalo. Hablando sobre el libro y preguntándome por las fuerzas ocultas del Real Madrid, por los que estaban y los que ya no están, por los que no estaban y ahora están… Salió el nombre de Antonio García Ferreras.

Bueno, es que Antonio García Ferreras es el tío más importante de la historia moderna del Real Madrid y además, desde el 12 de marzo de 2004, el tío más importante de este país, donde no se concibe nada, ni en la política, ni en la economía y en la sociedad sin que él lo sepa y autorice. Todos bailan la música que él pone. Nada que criticar, eso sí, en cuanto al Real Madrid lo único que le afeo es que haya autorizado el “fusilamiento”, primero el de su íntimo amigo Casillas, y ahora el de Raúl.

-Entonces hablamos de otra cosa…
-Pero es que Antonio es un híbrido de política y periodista… Que no es periodista. Es comunicador y empresario. Es él, el que desde su casa y en un tablero ha movido, en los últimos años, las fichas del mapa de los grupos de comunicación… Es un genio. Es el número uno. Si hace esto es porque es más listo que los demás.

Cuando los demás van él ha ido y vuelto diez veces. Lo controla todo. Es el ser más perfecto que conozco. Luego ya, cómo utilice esa perfección, ese talento y esa genialidad… El dueño de este país se llama Antonio García Ferreras.

Los ministros caen cuando Antonio quiere; los ministros sobreviven cuando Antonio quiere… que se lo pregunten a la Vicepresidenta..

-¿Cómo queda entonces el panorama de la comunicación en España?
Muy mal. Mal porque 96 de cada 100 pesetas que se facturan o que se mueven en el mundo de la publicidad la manejan dos señores. A partir de ahí…

Cuando la gente se cabrea yo digo que recen, no se vayan a cenar un día y los dos se hagan amigos de verdad con los que pacten una política de pronto pago, porque entonces se van a quedar con las cien pesetas.

¿Cómo se ha llegado a esto? Pregúntaselo a Ferreras, a Rajoy, a Zapatero, a Aznar… No tengo ni idea.

-Estamos, entonces, en manos de un duopolio…
Eso es así, pero que conste que ellos no tienen culpa, ni Mediaset ni Atresmedia. Ninguna.

-Ellos simplemente se han beneficiado…
Han hecho su política con condiciones muy favorables y les ha salido bien. Pero es que eso debería estar prohibido como lo está en todos los países del mundo. Como en Estados Unidos con la ley anti trust, donde no puedes tener la comunicación y el soporte. Si gestionas el soporte no puedes tener más de siete antenas y no puedes gestionar el contenido que corre sobre ellas. Y si tienes una jamás puedes ser extranjero.

Ahora emerger desde cero es imposible. Los que están deben estar sometidos. Si te sales un poquito del carril, imagina la avería que te pueden hacer… Y los incómodos, pues hombre, hasta que los echan. Porque no gustan.

-¿Cómo os va en Radio 4G?
Llevamos dos años. Es una travesía larga porque no es fácil. Hasta ahora hemos logrado una marca con una cobertura del 90%, quitando Cataluña. Yo creo que es mucho para dos años.

Lo más importante para mí es que hemos conseguido hacer algo distinto a todo. No sé si será bueno o malo, pero es una radio distinta, dirigida a un target muy concreto de entre 25 y 55 años.

Gente que tiene la vida hecha, encarrilada, parejas, gente con hijos. Gente a la que le gusta la política, la música o el deporte. No hay que ser excluyente. En otras radios o hay música o programación coñazo. Aquí tenemos las dos cosas.

Ahora nos queda rentabilizar la sociedad pero pinta bien. Hemos llegado a un acuerdo publicitario con Mediaset que nos permitirá sobrevivir e ir creciendo.

-Al final habéis cedido al duopolio…
No. ¡En absoluto! Yo tengo tres opciones. Crear un pequeño equipo comercial dentro, y pagarle un sueldo y un porcentaje sobre la facturación; contratar a una empresa, que las hay, que te lleve la publicidad desde fuera; o contratar a una macroempresa que te gestione la publicidad apoyada en una facturación de mil millones.

Ellos venden publicidad y se quedan con un porcentaje de lo que venden. No les hemos dado más. Únicamente la exclusividad en la gestión.

-Lo que está claro es que intentar ser libre no es fácil ni barato en España
Es imposible y una pena para lo pequeño que es este país.