Felipe González: el primer gran traidor de esta farsa llamada democracia

http://nyopuntocero.es/index.php/personajes/1130-cuerpo-a-tierra-felipe-gonzalez-asesor-de-capriles

Hay un cabreo generalizado entre tantos antiguos y fieles votantes del PSOE, entre los que me incluyo, que nace del descubrimiento del engaño al que nos sometió Felipe González durante su mandato como presidente de la nación. Hasta hace bien poco tiempo, se ha considerado entre estos a González como un buen presidente que hizo todo lo que pudo por mejorar las condiciones de vida de la clase trabajadora. Hasta que finalmente han saltado todas las alarmas y la protesta se ha generalizado.

Sencillamente porque el bipartidismo ha conducido al país a la ruina y porque, 40 años después del fallecimiento del dictador, la banca es cada día más golfa y ladrona y está siendo protegida, legislatura tras legislatura tanto por el PP como por el PSOE. Pero también porque la Iglesia no ha sido puesta en su lugar por este partido cuando ha permanecido en el gobierno de este estado pretendidamente laico, en el que gobiernan más que nunca los opusdeístas y miembros de otras sectas parecidas. Porque la especulación se ha disparado tanto con unos como con los otros. Y también porque cada día que pasa existen más diferencias entre clases sociales, más abusos, desahucios y toda clase de injusticias que claman al cielo.

Aunque en ciertos círculos era más o menos sabido que Brandt dio dinero a espuertas al PSOE para que se olvidara del socialismo de Olof Palme, de quien por cierto todavía nadie sabe quién se lo llevó por delante. Y que por supuesto la CIA fue quien organizó, diseñó y puso en práctica esto que llaman democracia y que no es otra cosa sino una carrera de relevos entre dos partidos que han venido dando unos espectáculos lamentables en materia de corrupción. O sea que Estados Unidos y Alemania tutelaron este país y lo siguen haciendo. La revelación de esta realidad ha sido una especie de hachazo para los confiados votantes de buena fe del PSOE.

Y esto que muchas personas de buena fe creyeron que era una transición de la dictadura a la democracia muy difícil y en la que se hizo justo lo que se podía hacer, era solo una película que se había montado la CIA y que para su realización esta se sirvió de la socialdemocracia alemana. Dicho de otra forma, que la CIA creó un partido de izquierdas, o remodeló al PSOE, a fin de que no hubiera una izquierda de verdad en España que llegara a alcanzar el poder.

Es por eso que despierta tanto rechazo Pedro Sánchez, nuevo secretario general del PSOE, porque se le ve sin duda como un títere del manipulador Felipe González. Porque sería de tontos volver a caer en la trampa en la que los votantes del PSOE han caído durante tantos años. Un tipo joven, atractivo, siempre sonriente, promete que su partido se ha aprendido la lección y ya no va a volver a hacer el juego al PP. Pocos se lo creen, cada vez menos. Además, hoy existen otras alternativas. El PSOE cae. Y más que lo hará de aquí a las próximas elecciones. Se lo ha ganado a pulso.

Ahora nos dicen que el viejo encantador de serpientes, es asesor de Capriles, el líder de la izquierda venezolana. Por lo que, por cierto, cobrará un pastón. Vale, a lo mejor la CIA lo ha mandado para allá para que organice una transición democrática. El consejo de un viejo e incondicional votante del PSOE es que, a nada que pueda, lo saquen del país a patadas. Antes de que se la meta doblada a quien se deje.

 

Anuncios