La mala educación

En este país de locos no son pocos los chavales que terminan la educación secundaria sin saber redactar una frase de más de seis palabras. Y atrévanse a preguntar a algún adolescente quién ganó la Segunda Guerra Mundial. Y la amplia mayoría de los jóvenes españoles que terminan Bachillerato y empiezan la universidad necesitarían sacar una calculadora para calcular 7 por 8. Podríamos continuar dando ejemplos, pero pocas víctimas de la LOGSE disponen de la capacidad de atención suficiente para leer textos de más de dos párrafos.
Por supuesto que no es todo culpa del sistema educativo, que también hace bastante daño esa lacra del franquismo que es el doblaje del cine y la televisión (se rumorea que en los paises civilizados, cuando los niños empiezan a ir al cole ya han aprendido a leer y a escribir viendo los dibujos animados).
Eso sí, cada dos por tres tenemos nuevas leyes de educación redactadas por políticos y burócratas que no parecen haber pisado una aula desde tiempos inmemoriales.

La profecía de la LOGSE, viñeta pedagógica

251. La mala educación

Anuncios