Estamos realmente podridos

Me siento muy identificado con este Teniente. Igual es que mis valores en un país como España están muy lejos del resto de ciudadanos de este vertedero, pero dudo que cambie alguna vez. Soy incapaz de aceptar que algo se haga mal. Incapaz de aceptar que alguien se enriquezca con algo que sabe que no es correcto y causa daño a otros. Incapaz de aceptar en mi trabajo que muchos compañeros simplemente estén allí para cobrar a final de mes y regalen a los alumnos notas inmerecidas que lejos de ayudarles les condenan al no haber aprendido absolutamente nada. Incapaz de aceptar que miles de personas se dediquen todos los días a jugar con las vidas de los demás en la carretera mientras el resto mira para otro lado.

“Tenía razón el general que me dijo que no intentase limpiar las Fuerzas Armadas cuando la sociedad está podrida. Gilead —farmacéutica que produce el Sovaldi— ganando miles de millones de euros mientras los enfermos de Hepatitis C mueren sin medicamentos, políticos saqueando el país sin escrúpulos mientras ciudadanos no llegan a fin de mes, periodistas mintiendo o tergiversando según las líneas editoriales mientras los ciudadanos no saben a quién creer, fiscales haciendo de abogados defensores, jueces mirando para otro lado, policías espiando para partidos políticos o dando chivatazos, comerciales convertidos en ministros (de Defensa)… ¿Y los ciudadanos? Los ciudadanos viendo el fútbol, Sálvame Delux o jugando a la PlayStation.

Sé que no es fácil, que puede parecer imposible anteponer el futuro colectivo a nuestro bien personal, pero creo que es el momento de los ciudadanos. Es el momento de que los jueces y fiscales sean implacables contra los que atentan contra el bien común, es momento de que se produzca una regeneración política de todos los corrompidos, es el momento de los periodistas se comprometan con la verdad y rompan sus líneas editoriales, es el momento de terminar con los ayuntamientos corruptos, los ministros que venden bombas de racimo o los banqueros que cada día ganan más y más desahuciando familias…

Somos muchos, casi todos, los que sabemos lo que sucede y también son muchos los que siguen priorizando su salario o el futuro de sus hijos, cuando precisamente lo que hacen es condenarlo. La responsabilidad, hoy, puede pasar por perder el trabajo y enseñar a un hijo que no todo vale, que es mejor ser periodista en el paro que mentiroso en un medio, ejecutivo despedido en una farmacéutica que millonario a base de muertes.

Hoy me dirijo a todos para que esto se termine, somos muchos los que conocemos la corrupción y los que tenemos una responsabilidad y una obligación: DENUNCIAR. Me dirijo a todos los militares que saben lo que está pasando para que denuncien de una vez por todas. No hace falta que lo hagan de forma abierta, pueden denunciar de forma anónima, pero que lo hagan… Sé que no hay muchos medios de comunicación valientes, pero los hay y ahí los tenéis. Una llamada, un correo electrónico, ¡algo!

Yo estoy de acuerdo con el general que me dijoque la sociedad estaba corrupta y podrida, de hecho todos lo hemos estado y todos somos responsables de ello, pero ahora más que nunca discrepo con él en que no merece la pena limpiar nuestra casa, porque si no arriesgamos hoy nuestro trabajo, lo que es seguro es que lo perderemos mañana, y habrá algo peor: no podremos decirles a nuestros hijos que hicimos lo correcto. “

segura2

El teniente Segura se encuentra arrestado en un centro disciplinario militar desde el pasado 15 de enero. Es su tercer arresto en menos de un año. La autoridad militar le acusa de “atentar contra la disciplina de las Fuerzas Armadas” por la publicación de su libro, Un paso al frente (Tropo Editores)   —una obra de ficción donde denuncia casos de corrupción en el Ejército—, afirmar que él no entraría en Catalunya para frenar el auge soberanista y colaborar con este y otros medios de comunicación. 

El teniente denuncia que estos arrestos suponen un ataque a su libertad de expresión, así como que el Ejército ha recrudecido sus condiciones. Continúa con las publicaciones de su blog a través de manuscritos que hace llegar a Público.es.
Más información:

“La ciudadanía no puede regalar el Ejército a los seudofascistas”

El Ejército aplica un régimen disciplinario de máxima seguridad al teniente Segura

http://blogs.publico.es/un-paso-al-frente/2015/02/20/estamos-podridos/

Anuncios