Protección Civil calcula que el 90% de los españoles pasarán la Navidad atrapados en sus familias

EL GOBIERNO ACONSEJA LIMITAR LA EXPOSICIÓN A PRIMOS Y CUÑADOS

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio de Interior ha activado esta semana la alerta naranja en todo el territorio español, donde se prevé que miles de ciudadanos queden atrapados en sus entornos familiares, especialmente los días 24 y 25.

“La familia se va a extender por toda la península afectando al conjunto de Comunidades Autónomas sin excepción. En algunos casos, estamos hablando de familias muy numerosas contra las cuales no existen protocolos de actuación realmente efectivos. Son situaciones en las que solo cabe rezar y esperar que todo acabe pronto”, admite un portavoz de este organismo.

Las autoridades ponen el acento en la población infantil, muy expuesta a pellizcos, besos en la mejilla de desconocidos y escenas en las que sus propios padres hacen el ridículo totalmente ebrios.

Las autoridades recomiendan no mirar a los ojos de la tía Pili

“Unidades especiales de la Policía Nacional están preparadas para irrumpir en hogares en los que se produzcan este tipo de situaciones, pero sin el apoyo de los vecinos es difícil proteger a los niños. Pedimos a la gente que no dude en denunciar estos casos de desamparo”, insisten desde Protección Civil.

esquema

En la página web de la institución se han facilitado algunas prácticas esenciales para minimizar los efectos de la familia en estas fechas:

– No mirar a los ojos de la gente, centrarse en el suelo mientras se piensa en cosas agradables.
– No perder nunca la calma, evitando situarse en el centro de atención.
– Responder a las preguntas de forma escueta y sin levantar la voz más de lo necesario aunque el griterío se haya apoderado de la estancia.
– Dar siempre la razón a los demás cuando se traten temas de política y, en general, polémicos. Cuando se nos pida que nos posicionemos, asegurar que todos tienen parte de razón e insistir en que “todo depende de cómo se mire”.
– Tomar Omeprazol antes de cada ágape y llevar siempre una tableta de Almax.
– Comer y beber con rapidez y vomitarlo luego en el baño en intervalos no inferiores a una hora.
– Fingir somnolencia en la sobremesa para luego no tener que bailar ni participar en ningún juego recreativo. Abstraerse simulando que se está viendo la tele siempre que sea posible.
– En caso de descontrol absoluto, privarse de oxígeno con una bolsa de plástico de la Fnac en la cabeza (maniobra del pánico) para perder la conciencia y ser trasladados a un centro hospitalario donde seremos atendidos física y psicológicamente.

Anuncios