Carta de un catalán del futuro

Enero de 2019.

Cataluña es independiente hace 4 años. Lo conseguimos a base de saltarnos todo lo que se podía saltar a nivel institucional con España, PERO ES LO QUE NOS HICIERON CREER QUE QUERÍAMOS.

Somos un Estado independiente, como Argelia o Marruecos. No pertenecemos a la Unión Europea, ya que, para ello, tenemos que solicitar formalmente la adhesión y estamos separados de España y de Francia por una frontera bien definida, controlada por aduanas, donde tenemos que pagar los correspondientes aranceles.

Como no pertenecemos a la Unión desde 2014, para conseguir cualquier mejora en nuestras relaciones con Europa tenemos que obtener el apoyo de España y eso nunca ocurre.

Nuestra moneda tiene un cambio flexible con el euro y se ha devaluado con lo que, para evitar una inflación importada, tenemos que trabajar más horas, pagar más impuestos y ser más pobres que cuando éramos España.

A los españoles que aquí residen se les trata poco más o menos como en 2014. Al estar en un país extranjero, la educación de sus hijos continúa en catalán como en 2014, y los negocios los siguen teniendo que montar en catalán, igual. Eso sí, aquí son muy bien tratados porque nos aportan su fuerte divisa, el euro.

Para poder renovar mi carnet de Identidad español, tuve que demostrar que tengo una residencia fija en España y que pago mis impuestos en España. Igual pasó con mi carnet de conducir español, la tarjeta de la Seguridad Social , etc., fue imposible.

Lo peor de todo, que cuando visito a mi familia en España, veraneo en Cullera o ski en Formigal me piden el visado en España.

España, hoy enero de 2019, se está ahorrando ya hace años el coste de nuestra Seguridad Social, pensiones, nuestro paro, vacaciones, etc. Igual pasa con lo que les costaba mantener a los inmigrantes que residen aquí, que cada vez han sido más numerosos, sobre todo los que han llegado estos últimos 15 años de países árabes.

Todos los españoles que tenían sus ahorros en entidades de aquí, lo depositaron en el Santander, o el BBVA o Caja Madrid, que al final revierte en las empresas españolas. Las empresas extranjeras han huido de aquí.

¡Cuántas tonterías hicimos¡ Y yo, en la Diada del 14 formando la V, cómo nos engañaron, nos engañaron como borregos con v.

Tenía un conocido, diputado hasta el 2014 en Madrid, que encima que despreciaba lo español, éstos, le pagaban sus viajes en primera a Madrid, sus estancias en hoteles de lujo, sus dietas, sus vacaciones, su sueldazo, su guardaespaldas, sus comilonas, etc. Le sustituyó un diputado de Albacete, español, claro. Recuerdo que exigía un traductor y se lo ponían, hablando perfectamente el castellano como el resto….

Tengo otro amigo, mosso de escuadra que le echaron por falta de dinero, jeje, resulta que eran los españoles los que le pagaban y no la Generalitat, era el Ministerio del Interior Español, como a los Policías y a los Guardias Civiles.

Ahora hay un conflicto por el agua, ya que los ríos que nacen en España quieren desviarlos los regar zonas secas de allí, además está previsto construir un buen pantano en el Ebro en la provincia de Zaragoza y convertir en regadío el desierto de los Monegros.

El 80% de la producción de cava, en 2014, se vendía en territorio español, desde entonces ha cerrado alguna que otra bodega emblemática aquí por falta de mercado, ya que con los impuestos, se vende mucho mejor el champagne francés en la zona euro, o sea, casi toda Europa.

Tenemos selección de fútbol, aunque, como pasara con Gibraltar, está vetada por España, el proceso puede durar bastantes años o toda la vida…

El BarÇa lleva 4 ligas seguidas, la última, se la disputó hasta el final con el Llagostera,aunque basado en la cantera, ya que Messi, Neymar, Busquets, Xavi, Iniesta, Pedrito, Alves, etc. ,buscaron equipos más competitivos en España o Italia, pero esto, a los catalanes de pro, no les importaba mucho, lo importante son “las señas de identidad”. Ahora destacan el Manel, Josep, Pons, Queralt y el Lluis, unos cracks catalanes…

Ahora están empezando a surgir partidos españolistas, otros pro-independencia de Lleida y Girona que piensan que en Barcelona se quedan con las pocas migajas que hay para repartir y quieren separarse del gobierno central de Barcelona, piensan que históricamente no tienen nada que ver con los de Barcelona y están empezando a hacer L (eles) de Lleida en las manifestaciones de la Diada. Estos argumentan que la Diada es una celebración de los leridanos y no de los catalanes y que estos eran los opresores.

Yo solo sé que daría lo que fuera por ir a esquiar a Formigal con mi DNI español, ganarle una liga al Madrid y comer espetos en la costa del Sol, tras disfrutar de las Fallas y de la Feria de Abril.

Hacer mi Camino de Santiago y comerme una buena mariscada en Padrón, con un poco de embutido de Jabugo y Guijuelo. Trasladarme a Teruel donde aparte de comprobar que existe, se trasladó mi equipo, el Espanyol al no estar de acuerdo con todo lo sucedido en 2014, y tras la aprobación del 99% de sus socios.

Quiero pagar mis impuestos a España y disfrutar de las ventajas de cuando éramos españoles, en cuanto a accesibilidad a todo tipo de organismos, productos e instituciones, que mis hijos disfruten de aunque sea una pésima Erasmus, pero que al fin y al cabo, estén en el mundo y no de espaldas a él.

Un saludo, por cierto, la familia Pujol domina Catalunya hoy en día gracias a sus buenas artes en los negocios. Es el seny catalán…

Anuncios