La Cataluña subvencionada y defraudadora, al rescate de Jordi Pujol

Por Albano Dante Fachin (En Twitter: @_cafeambllet)

Aquí no ha pasado nada, señores! Circulen. La Cataluña más rancia, subvencionada y defraudadora ha puesto en marcha la defensa de su líder, de la misma manera que los votantes del PP defienden a Fabra, Matas, Camps y el resto de los muchos corruptos que llenan ese partido.

Primero fue el biógrafo del ex-president, el señor Manel Cuyàs quien -en un artículo publicado por El Punt Avui- nos dice que “pondría la mano en el fuego que él [Pujol] no supo nada o lo supo muy más tarde”. Sin comentarios.

El diario El Punt Avui –propiedad de un ex-diputado de CiU– publicó un texto de Efrén Gordillo titulado“Gracias Presidente”. La última frase dice: “Por supuesto que aceptamos sus disculpas, president. Aunque no nos hacían falta. Usted es un ejemplo y un referente”. Otra vez, sin comentarios.

Hoy, 11 de agosto, el diario Ara publica esto:

 

(Traducción): Yo perdono a Jordi Pujol. La primera vez que vi a Jordi Pujol en persona fue en la plaza de Castellterçol. Yo tenía trece años. Era fiesta mayor y Pujol vino y presenció el Baile del Cirio, una danza típica del pueblo. o vi de lejos, rodeado de gente. Hablaba y saludaba a todo el mundo y la gente se le acercaba y lo miraba con admiración. Él se interesaba por los campesinos, por el pueblo, por la fiesta. Tengo grabada su imagen. Recuerdo a un hombre comprometido y emotivo, un hombre auténtico. Veinticuatro años más tarde, le envié un ejemplar de mi libro “Mil millones de mejillones”, sátira económica ilustrada por Toni Batllori, protagonizada por muchos políticos, incluido Pujol. La editorial envió el libro a algunos políticos como cortesía. Pujol respondió amablemente con una nota manuscrita en la que decía que seguramente aprendería economía leyéndolo. Todo un detalle. Fue el único político que contestó. Ésta es toda la relación que he tenido con él. Mucha gente está ahora decepcionada. Normal. Pero yo perdono a Pujol. Lo perdono si el dinero en el extranjero venia de su padre. El impuesto de sucesiones es un impuesto injusto que mucha gente a intentado, en el pasado, ahorrarse. Y lo perdono porque aún pienso que no se dedicó a la política para lucrarse. No ha tenido lujos: mansiones, yates, caprichos… Ha llevado una vida sencilla. Ha hecho mucho por Catalunya. Hay un antes y un después del país en gran medida gracias a él. Todos cometemos errores en la vida. Todos nos equivocamos. Dejó de pagar unos impuestos, de acuerdo, pero si dice la verdad y no ha robado dinero público, me parece injusto crucificarlo. Por eso, ya que ha confesado, es muy importante que diga toda la verdad. Toda. Y si verdaderamente no hay más que lo que ha explicado, por mi parte, está perdonado. Pero si se trata de una mentira para ocultar mentiras más graves, nadie lo perdonará nunca”

Entiendo que el texto habla por sí mismo y cada uno es lo suficientemente mayorcito para extraer sus conclusiones. Sin embargo, hay algunos datos que creo que pueden contribuir a entender con más profundidad la bajeza del texto del señor Trias De Bes.

1) Habla Trias de Bes del “injusto impuesto de sucesiones”. Aparte de las consideraciones de política fiscal, lo que es “injusto” es que en estos 34 años miles de catalanes hayan pagado el impuesto de sucesiones y Jordi Pujol, no. Como siempre, la red fiscal atrapa los peces pequeños y suelta los grandes, que terminan en Andorra. El señor Trias de Bes y su gran familia forma parte de esta gran burguesía que –ay, las!– siempre encuentra injustos los impuestos que deberían pagar los ricos. Esta burguesía donde es normal tener filialesen los paraísos fiscales y defraudar impuestos.

2) Dice el autor: “Dejó de pagar unos impuestos, de acuerdo, pero si dice la verdad y no ha robado dinero público, me parece injusto crucificarlo”. ¿De verdad? ¿No pagar impuestos no es robar dinero público? ¡Que listos! ¡Para qué robar dinero público si podemos robarlo antes de que lo sea! Nos toman por tontos.

3) El autor del artículo “perdona” a Jordi Pujol. Nos informa el periodista Marc Font que, curiosamente, el abuelo del autor del artículo –Federico Trias de Bes y Giró– figura en el mismo BOE de evasores fiscales que el padre de Jordi Pujol! Parece que hace años que estas familias encuentran “injusto” pagar impuestos!

 

 

4) Es curioso: el artículo de Fernando Trias de Bes defendiendo a un defraudador lo podemos leer en el diario Ara, impulsado por la familia Carulla, una estirpe de defraudadores que parece que también encuentran “injusto” pagar los impuestos que les corresponden.

5) Ni a Trias de Bes ni a los Carulla les gusta pagar impuestos. “Cada uno que se pague lo suyo” deben pensar. Pero –oh, sorpresa!– el diario de los Carulla donde Trias de Bes “perdona” el fraude fiscal de Pujol, recibe millones de euros en subvenciones públicas pagadas con el dinero de los que si pagan impuestos.Resumiendo: Señor rico (Trias de Bes) perdona a señor rico y defraudador (Jordi Pujol) a través de un artículo publicado en el diario de unos señores ricos y defraudadores (los Carulla). El diario Ara, tan subvencionado como el diario El Punt Avui, donde se publican los artículos de Cuyàs y Gordillo.

¡Qué poca vergüenza tienen estos defraudadores y estos subvencionados!

El señor Trias de Bes perdona a Pujol en las páginas del Ara. ¿Pero quien perdona a los que han pagado el impuesto de sucesiones mientras Pujol no lo hacía? ¿Quien perdona a los desahuciados? ¿Quien perdona a la gente que sufre dolor en las listas de espera?

¿Quiénperdonará al sinvergüenza de Fernando Trias de Bes? Yo no.

NOTA 1: Sígueme en Twitter: @_cafeambllet. No vamos a callar! ;-)

NOTA2: [VÍDEO FUERTE]: Cuando el capo se paseaba dando lecciones a los habitantes de los barrios pobres:

 

Aquí se ve como en Catalunya también existe el clientelismo, igual que en Valencia, Madrid o Andalucía. Toda España es un estercolero en el que difícilmente alguna vez lucirá la luz del sol, porque sus habitantes son exactamente igual que sus representantes políticos.

Anuncios