Ser "normal"

En un cementerio, un hombre chino colocaba un cuenco de arroz sobre la tumba de su mujer. Un occidental que le vio, se echó a reír y le dijo:

– De verdad cree que su muerto vendrá a comerse el arroz?

A lo que el chino respondió:

– Tanto como usted cree que el suyo vendrá a oler sus flores?”

“Lo normal” es uno de los conceptos que más odio. Cualquier persona que utiliza esa expresión como positiva, ignora que no existen cosas normales y cosas raras, sólo hay cosas que vemos habitualmente y normalizamos y cosas que no. Como decía Hannibal Lecter: “Uno se enamora de aquello que ve cada día” Menos los no-normales, que nos enamoramos de lo que el día a día no nos deja ver.

La expresión “friki” viene un poco de eso, es la forma que tienen los “normales” de recordarnos que nuestra afición no es la que la sociedad aprueba. Hemos suavizado la expresión original “freak” (monstruo) pero sigue siendo una forma de llamarnos diferentes, raros, los que hacen cosas no-normales.

Lo que pasa es que, cuando quiero hacer esfuerzos para ser normal, me pongo a mirar lo que hacen y, desde fuera, son ellos los que me parecen los no-normales y se me pasa enseguida:

Es normal hablar durante horas de la vida de Rosa Benito.

No es normal hacerlo de El Señor De los Anillos. Aunque sea también una obra de ficción.

Es normal que alguien tenga en casa imágenes o figuras de su religión, equipo o ideología. política.

No es normal tener figuritas de personajes que te han hecho muy feliz.

Es normal ver a gente quejarse de que la cultura es muy cara aunque hay libros de todos los precios.

No es normal quejarse de que te cobren tanto por una copa de alcohol que sabemos que vale mucho menos

Es normal ver gente discutir por una idea política hasta la violencia, aunque los políticos cada día se muestren más corruptos

No es normal que te guste estar horas hablando de películas, cómics o videojuegos que te han dado entretenimiento, felicidad y conocimientos que no tenías

Es normal saberse todos los jugadores de la liga.

No es normal saberse los miembros de la Liga de La Justicia.

Por eso no me gustan “Los normales” , porque miran en una única dirección, porque no quieren saber lo que hay detrás de la esquina, porque prefieren aceptar a preguntar.

http://arturoparroquia.com/2014/05/15/ser-normal/

Anuncios