Cómo perder dinero trabajando

Trabajos basura siempre han existido. En los buenos tiempos, por definir de alguna forma los días en que veíamos con buenos ojos tasas de paro cercanas al 10%, las ETT podían suministrarnos unos cuantos.

Pero incluso estos trabajos (operarios de fábrica para días sueltos, reponedor a tiempo parcial…) escasean en la actualidad y no faltan unos cuantos centenares de candidatos para cubrir el puesto. Así pues, mucha gente se ve obligada a bajar un escalón más, que aunque parezca complicado, es posible. Pasamos a los empleos en los que a poco que te descuides, pagas por trabajar. Mucha gente acepta este tipo de trabajo por desconocimiento, ya que normalmente las condiciones están muy mal explicadas en los portales de empleo y en las propias entrevistas, y apuradas por conseguir un empleo, se meten en un trabajo que poco se parece a la película que le han explicado.

Habrán personas a las que le vaya bien en este tipo de trabajos, pero mi experiencia personal, de mis conocidos y de decenas de horas dedicadas a informarme sobre ciertas ofertas de trabajo y sus condiciones, me hacen pensar que son excepciones.

Veamos el caso de captador de socios para ONG:

Lo que se explica a continuación, es válido para la práctica totalidad de las ofertas de este tipo que actualmente encontramos en los portales de empleo. La diferencia radica en el sueldo fijo y por supuesto en la ONG. Pero las condiciones son tristemente muy similares. En contra de lo que muchos sospechan, no son voluntarios (hay excepciones como ahora veremos). No se trabaja directamente para la ONG, sino para empresas intermediarias. Los trabajadores van en pequeños grupos por una zona asignada e intentan parar a los viandantes para convencerles de que se hagan socios.

Una vez nos inscribimos en la oferta, no es complicado que nos citen para una entrevista que a poco que sepamos hablar de una forma correcta, no tendrá mayor dificultad. Posteriormente, se nos citará para una sesión de formación (de muy escasa duración) que puede incluir un role playing (simularemos con un compañero una conversación con un posible socio) y en ocasiones se nos invitará a acercarnos a ver cómo trabajan.

Hasta no hace tanto tiempo, en la mayoría de los casos se trabajaba como autónomo o freelance como les gusta decir a los “empleadores” y la fórmula de retribución estaba basada únicamente en comisiones. Si se cumplían ciertos objetivos de captación, ofrecían un contrato laboral. Esta fórmula está ya prácticamente desaparecida y ahora ofrecen contrato laboral y sueldo fijo de 400-900 euros según la ONG (aunque hay casos puntuales en los que sólo se ofrece la comisión).

¿Cuál es el problema si buscamos un trabajo para cubrir gastos básicos? Básicamente que tienes todas las papeletas para durar pocos días en el trabajo si no cumples los objetivos que te marcan, en muchos casos, un socio por día. Puede parecer poco, pero la realidad es que hacer un socio al día en tiempos de crisis es complicado, a los que hay que unir el hastío de que te paren día tras día los captadores y el conocimiento cada vez más profundo de los posibles socios y la desconfianza sobre el funcionamiento de este negocio.

Pero la miga de este trabajo está en el periodo de prueba, que puede ser de un día hasta cuatro. En el caso que yo conozco, durante 4 días se debía hacer 4 socios y cerrarlos completamente (tener todo amarrado vamos, con el número de cuenta y todo). Si esos 4 días no llegabas al objetivo, puerta. Si llegabas, continuabas y los socios te contaban para el objetivo del mes.

¿Qué pasa si no llegas? Te vas a tu casa y la empresa se queda con los socios que hayas podido hacer. Pero tranquilos, si durante el periodo de prueba o una vez contratado (obviamente se continua trabajando bajo la condición de que se cumplan objetivos semanalmente) te ves apurado, siempre puedes intentar conseguir los objetivos trabajando más horas bajo la figura de voluntario, es decir, sin cotizar. Esto es posible porque el trabajo es a tiempo parcial, por la mañana o tarde.

Hay casos peores, por supuesto. Está el de captador de socios pero a puerta fría, jornada completa y cobrando únicamente a comisión. Por todos estos motivos es por lo abundan estas ofertas en los portales. Ves que se pone una oferta, con 10-15 vacantes. Y a las dos semanas aparece una nueva oferta con otras 15 vacantes o directamente la anterior oferta la dejan abierta durante meses. Por supuesto, se debe a la altísima rotación en el trabajo. La gente, salvo excepciones, dura días y muchos de ellos ni una semana.

Por eso hay que pensar siquiera el empezar a “trabajar” en estos casos. Si sólo es un día de prueba y a lo que se aspira es a reunir un dinero para pagar alguna factura, se puede intentar. Teniendo en cuenta que en el mejor de los casos, que nos contraten, tendremos un trabajo duro, siempre bajo presión, de baja remuneración y que al día siguiente puedes estar en la calle. Pero si te tienes que desplazar varios días sin tener una remuneración segura, con toda seguridad acabarás poniendo dinero para trabajar.

Desgraciadamente quedan más ejemplos de este tipo de trabajos (comerciales a puerta fria sin sueldo fijo, falsos autónomos, empleados con contratos de prácticas…), algunos bordeando la estafa. Como el caso de los captadores de socios ha sido extenso, veremos el resto en la próxima entrada.

http://mientrastantoesperando.blogspot.com.es/2013/07/trabajobasura.html?m=0

Anuncios