Nueva campaña de difamación y descrédito del colectivo docente con vistas a miles de despidos de interinos

El gobierno de la Comunidad de Madrid (PP) de nuevo insulta y difama a los docentes a través de los medios de comunicación para justificar la ruptura unilateral del acuerdo de acceso a la función pública docente y el ordenamiento de listas de interinos que supondrá el despido de miles de maestros y profesores con años de servicios prestados.

En pleno periodo de matriculación la Consejería de Educación ha orquestado una nueva campaña de descrédito hacia los maestros de la pública que ha aparecido hoy en diversos medios de comunicación.
La presunta noticia toma como referencia supuestas respuestas de aspirantes a maestros en la convocatoria en 2011 de oposiciones a ese cuerpo, que la Consejería aprovecha ahora para arremeter de nuevo contra todo el colectivo docente y poner su profesionalidad, capacidad y conocimientos en entredicho.

Aquí en Telemadrid:

Aquí en El PAÍS: Maestros suspensos en primaria
Aquí en Público:
Cuando Albacete es provincia andaluza, el gato un “astuto” y “escrúpulo” significa “la salida del sol”
Aquí en el Diario de Alcalá:
El Duero pasa por Madrid y el gato es un ‘astuto’
Aquí en ABC: Algunos opositores a maestros de Madrid creen que la gallina es un mamífero

No nos dicen cuántos de los maestros y maestras que se presentaron a las oposiciones cometieron alguno de esos errores. ¿Fueron 2, 3, 5, 10 personas de las más de 14.000 que realizaron los exámenes? No nos dicen tampoco que el número de plazas convocadas era de 489 y que el número de suspensos no se relaciona con que los aspirantes obtuvieran malas calificaciones ni tuvieran escasos conocimientos, sino con que solo había plazas para una ínfima parte de los opositores. Tampoco explican que, por tanto, además de quienes perpetraron esos supuestos disparates quedaron fuera maestros con muy buenas calificaciones. Ni siquiera sabemos si esos presuntos disparates que les atribuye la prensa son ciertos, pues nadie los ha documentado. Lo que sí sabemos es que la responsable de estas informaciones y única fuente es la Consejería de Educación madrileña, con Lucía Figar al frente. La misma Consejería de Educación que ha reducido el profesorado de la Comunidad de Madrid en casi 7.000 profesores desde 2009 (un 14%) para un 17,18% más de alumnos. La misma Consejería que ha recortado 26 millones de euros en becas de libros de texto y comedor provocando que a día de hoy haya escolares en la Comunidad de Madrid que pasan hambre. La misma Consejería que está cerrando y desmantelando decenas de centros educativos públicos mientras alaba sin pudor la escuela religiosa, concertada y segregadora, no solo subvencionada sino también construida en suelo público y para la que sus docentes, elegidos a dedo, no pasan ninguna prueba objetiva pese a cobrar sueldos pagados con dinero de todos.

Porque esta barbaridad sí está documentada: el 100% de los maestros de la escuela concertada no pasa ningún tipo de oposición. Y a ningún responsable de educación parece interesarle si existe rigor alguno en su proceso de selección.
¿Es pues esta una campaña para mejorar la formación y el acceso a la profesión docente o una forma de desprestigiar de forma orquestada a los maestros de de la escuela pública?

¿A quién le interesa desacreditar de esta manera al profesorado de la pública y con qué fin?

El cambio de modelo de acceso es solo un instrumento para precarizar aún más el empleo docente, facilitar los despidos de miles de maestros y profesores interinos que llevan años prestando servicios con demostrada profesionalidad y un modo muy rastrero de menoscabar el prestigio del profesorado y de la propia escuela pública en plena campaña de matriculación promoviendo el trasvase de alumnado a la concertada de repago, modelo por el que el gobierno del Partido Popular apuesta claramente.

Nadie evalúa los conocimientos de los responsables de estas nefastas políticas educativas y ningún medio de comunicación revela su manifiesta incompetencia. ¿Qué nota sacarían Lucía Figar o José Ignacio Wert en una oposición docente a cuyos aspirantes se toman tanto trabajo en difamar?

De lo que también tenemos la certeza y la prueba documental es de que la presidenta de la Comisión de Educación en la Asamblea de Madrid, Dª María del Carmen Martínez Irañeta (Partido Popular) no aprobaría.

http://asambleaiesarturosoria.blogspot.com.es/2013/03/nueva-campana-de-difamacion-y.html

Anuncios